Saltar a: navegación, buscar

Carlos VII de Francia

(Redirigido desde «Carlos VII»)
Para otros usos de este término, véase Carlos VII (desambiguación).
Carlos VII
Información sobre la plantilla
Rey de Francia
Carlos vii.jpg

Rey de Francia
17 de julio de 14292 de julio de 1461
Predecesor Carlos VI de Francia
Sucesor Luis XI de Francia
Reinado 1429 - 1461
Nombre real Carlos VII de Bandera de Francia Francia
Otros títulos Delfín de Francia
Nacimiento 22 de febrero de 1403
Paris, Bandera de Francia Francia
Fallecimiento 22 de julio de 1461
Heredero Luis XI
Cónyuge/s María de Anjou
Dinastía Dinastía Valois
Padre Carlos VI de Francia
Madre Isabel de Baviera

Carlos VII de Francia. Hijo y sucesor de Carlos VI, ascendió al trono francés en el momento de mayor intensidad de la segunda fase de la Guerra de los Cien Años. Enrique VI de Inglaterra y sus tropas se habían extendido por la mayor parte de Francia, dominando casi todo el país. Carlos será reconocido como rey por los armañacs, contando con el apoyo de los Estados generales y el pueblo. Gracias a los medios económicos y militares aportados por ambas instituciones, el rey podrá hacer frente al invasor, aunque su indeterminación no sea una buena aliada. La participación en el conflicto de Juana de Arco y su toma de Poitiers provocarán que Carlos VII sea coronado en Reims en 1429, insuflando ánimos en el monarca, a pesar de que abandonara a la heroína, que acabó sus días en la hoguera.

Síntesis biográfica

Primeros años

Nació el 22 de febrero de 1403 en París, Francia, hijo Carlos VI de Francia e Isabel de Baviera, fue el quinto hijo, sus cuatro hermanos mayores, Carlos (1386), Carlos (1392-1401), Luis (1397-1415) y Juan (1398-1417), cada uno ostentó el título de Delfín de Francia, heredero al trono francés, sin embargo, todos murieron siendo niños.

En su adolescencia, Carlos fue caracterizado por su bravura y estilo de liderazgo: en cierta ocasión tras convertirse en Delfín, lideró un ejército contra los ingleses, vestido de rojo, blanco y azul, colores que representaban a Francia, su escudo heráldico era un enmallado puño sosteniendo una espada desnuda. Sin embargo, dos eventos en 1421 rompieron su confianza: fue forzado, muy a su pesar, a retirarse de la batalla contra Enrique V de Inglaterra; y sus padres le repudiaron como el heredero legítimo de Francia, otorgando la herencia a Enrique VI de Inglaterra. Humillado y temiendo por su vida el Delfín se refugió en la protección de Yolanda de Aragón, la Reina de los Cuatro Reinos, en el sur de Francia, donde fue protegido por la poderosa y orgullosa Reina Yolanda, y se desposó con su hija, María.

Sucesión al trono

Tras la muerte de su padre Carlos VI, la sucesión fue puesta en duda: si el Delfín era legítimo, entonces era el heredero al trono. Si no, entonces el heredero era el Duque de Orléans, en cautiverio inglés. Además, el Tratado de Troyes, firmado por Carlos VI en 1420, indicaba que el trono pasaría a Enrique VI de Inglaterra, el hijo de Enrique V y Catalina de Valois.

Ninguno de los tres candidatos podía reclamar con toda certeza el trono francés; de cualquier manera los ingleses, que dominaban toda la parte norte de Francia, incluyendo París , podían forzar su reclamo al trono en aquellas partes Francesas que ocupaban. El norte de Francia fue gobernado por un regente inglés Juan de Lancaster, Duque de Bedford establecido en Normandía, mientras el joven Enrique VI alcanzaba la edad requerida para ser coronado.

Carlos reclamó el título de Rey de Francia para sí mismo, como era de esperarse; sin embargo, debido a la indecisión y desesperanza, no hizo ningún intento por echar a los ingleses de Francia. En lugar de eso, permaneció al sur del Río Loira,que era hasta donde su esfera de influencia llegaba, manteniendo una corte que se desplazaba por todo el Valle del Loira y se estableció en castillos como Chinon o Bourges, por lo cual fue llamado Rey de Bourges. Posteriormente, consideró huir a la Península Ibérica, permitiendo a los ingleses avanzar en el poder. Pero no lo hizo. Juana de Arco se presentó ante el Delfín Carlos y lo convenció de que le permitiera apoyar, ayudar y socorrer a Orleans. Juana de Arco tuvo muchos éxitos, y en el año 1429 fue oficialmente coronado el regente con el nombre de Carlos VII de Francia en la Catedral de Reims.

Reinado

Descendiente de la dinastía Valois. Se convirtió en heredero al trono y en Delfín de Francia en 1417, coronándose como rey de Francia el 17 de julio de 1429 título que ostentó hasta su muerte en 1461, a pesar de que al inicio de su vida tuvo que disputarse el trono con Enrique VI de Inglaterra, cuyo regente, el Duque de Bedford dominaba gran parte del Reino de Francia, incluyendo la capital, París. Carlos estableció su corte más al sur, en el Valle del Loira. En el verano de 1418, el Delfín estaba muy ocupado consolidando sus dominios en un reino gobernado por la disensión y las lealtades dudosas.

Una de las acciones clave para esta consolidación de su poder fue el asedio a la ciudad de Tours (agosto-septiembre 1418, que en aquellos días estaba bajo control del Duque de Borgoña. Como parte de esta política para reposicionarse en Francia, contrató a muchos mercenarios y nobles de otras naciones vecinas, como Castilla, Escocia, Lombardía, Génova y Suiza. La cantidad de capitanes extranjeros en Francia registrados por esta época es enorme comparada con otras épocas.

Toma de Tours

Al año siguiente, tras la toma de Tours, Carlos intentó llegar a una reconciliación con el Duque, citándose con él en un puente en Pouilly, cerca de Melún, en julio de 1419. La reunión salió como lo acordado, pero en afán de seguir estrechando los lazos, los dos señores se vieron nuevamente el 10 de septiembre en el puente de Montereau. El Duque, a pesar de los eventos anteriores, confió en la buena voluntad de su joven primo y, asumiendo que la reunión sería enteramente pacífica y diplomática, llevó consigo sólo una pequeña escolta; entre los hombres del rey se encontraba Tanneguy du Chastel, quien interpretó cierto gesto de Juan Sin Miedo como un intento de ataque y, blandiendo su hacha, se la clavó entre el cuello y el hombro provocando la muerte del Duque.

Aún hoy se desconoce el nivel de culpabilidad de Carlos en el evento: a pesar de que el Delfín dijo haber estado inadvertido sobre las intenciones de sus hombres, esto fue considerado poco probable por quienes oyeron acerca del asesinato y profundizó la enemistad entre la rama Valois de Francia y la rama Valois de Borgoña.

Apoyo militar

En 1419, el Delfín envió varias embajadas a Castilla, Escocia y Génova para pedir apoyo militar, pues el ejército francés seguía debilitado por la aplastante derrota de Agincourt. El embajador enviado a Escocia, Sieur de Plusquallec, consiguió un gran ejército de escoceses que llegó a las costas Francesas de Burdeos a finales del año. París y Normandía siguieron todavía bajo el control y el poder de Inglaterra. En el año de 1435, el duque Felipe III de Borgoña, se alió y unió a Carlos VII, que era primo suyo. Y poco tiempo después fueron expulsados de París los invasores ingleses. Carlos VII, asumió una enérgica, actitud y posición. Despedazó con grandes victorias el movimiento revolucionario y sedicioso de los nobles denominada “La Praguería”.

La Pragmática Sanción de Bourges

Formó un ejército de línea y, entre el año de 1444 y el año de 1453, logró liberar y rescatar a su país de los ingleses. El 7 de julio de 1438 proclamó la Pragmática Sanción de Bourges, según la cual dio autonomía a la Iglesia de Francia, haciéndola independiente de las intromisiones de Roma en cuanto a nombramiento de obispos y cardenales, y en cuanto a la paga de impuestos a Roma.

Carlos VII, tuvo mucho talento, cabe destacar también un hecho importante, que este monarca siempre supo escoger consejeros y asesores hábiles e idóneos, muchos de los cuales eran de la clase media.

Muerte

Carlos VII falleció el 22 de julio de 1461 producto de una enfermedad bucal y fue sepultado en la Basílica de Saint-Denis, donde actualmente, sólo se conserva su busto, debido a la profanación de 1793. A su muerte las posesiones inglesas estaban reducidas a Calais. Le sucedió en el trono francés su hijo Luis, como Luis XI de Francia.

Fuentes