Colapso traqueal canino

Colapso traqueal
Información sobre la plantilla
Clasificación:Enfermedad degenerativa
Forma de propagación:Congénita y transmisible

Colapso traqueal. Es una enfermedad degenerativa que aparece con mayor frecuencia en ciertas razas caninas como Yorkshire terrier, Caniche miniatura, Chihuahua y otras razas pequeño tamaño ( los Pequineses, los Pinscher, los Yorkshire, entre otras razas, están predispuestos al padecimiento de esta enfermedad).

Síntomas

Esta alteración produce tos seca. En ocasiones puede parecer que el perro tose porque tiene algo clavado en la garganta e intenta expulsarlo, a veces, incluso vomitan. Esta tos es típica de problemas en la tráquea (no sólo de colapso traqueal, otras enfermedades como la traqueítis también pueden cursar con este tipo de tos seca). Otras veces los perros con este problema sólo tosen cuando se ponen nerviosos o contentos. Es muy frecuente que los dueños con perros con colapso traqueal comenten que su perro tose cuando le saluda al volver a casa después de estar algunas horas fuera, cuando van a salir a la calle, cuando ven a alguien que no les gusta o cuando ven a otro perro que tampoco les gusta. También, y como consecuencia de la menor entrada de aire hacia los pulmones, podemos observar que estos perros jadean demasiado o incluso tienen ataques de asfixia, que pueden cursar con pérdida de conocimiento. Otras veces, se puede oír un estridor (es el ruido que produce el aire al pasar por una vía aérea estrechada) cuando el perro inspira. El problema fundamental es que llega una cantidad de aire insuficiente a los pulmones. Desafortunadamente, esta enfermedad es progresiva y evoluciona poco a poco a peor. El colapso traqueal puede ocasionar, con el tiempo, una alteración pulmonar que se conoce como hipertensión pulmonar y que, a su vez, podría afectar al corazón y dar lugar a una insuficiencia cardíaca. A pesar de que es una enfermedad evolutiva, la velocidad de evolución no se puede predecir. La mayoría de los perros con colapso traqueal presentan esta enfermedad durante toda su vida pero pueden vivir mucho tiempo con una calidad de vida aceptable e incluso pueden morir por otras causas diferentes. En otros pacientes, por el contrario, la enfermedad evoluciona de forma rápida y el desenlace puede ser fatal.

Medidas

Evitar cualquier presión sobre el cuello. De este modo, es preferible llevar sujeto a nuestro perro con un arnés en lugar de emplear un collar. Es conveniente no someter al perro a ambientes mal ventilados o con un exceso de humo, polvo u otros irritantes para el sistema respiratorio. Estas situaciones dificultan la capacidad respiratoria que en estos pacientes está ya muy disminuida. Puede ser útil la colocación de un humidificador en la habitación donde nuestro perro pase la mayor parte del tiempo. De este modo, se logra que las secreciones respiratorias estén bien fluidificadas, facilitaremos su eliminación y, por tanto, mejorará la capacidad respiratoria. Al padecer un problema degenerativo traqueal, estos perros son muy susceptibles al padecimiento de patologías traqueales infecciosas (traqueítis) o incluso bronquitis y/o bronconeumonías. En estos casos, si el perro está en tratamiento médico pero comienza a presentar síntomas respiratorios más acusados (tos más frecuente, estornudos, mocos, etc), debemos acudir al veterinario para que revise al paciente y descarte la presencia de estas enfermedades. Una medida muy conveniente es que los perros con colapso traqueal no ganen peso y si ya presentan sobrepeso o incluso obesidad, debemos intentar que pierdan peso. Un exceso de peso ocasiona una mayor dificultad respiratoria y debemos evitar cualquier situación que altere la ya escasa capacidad respiratoria de nuestro perro. En estos casos es más importante cuidar que la dieta no tenga un exceso en calorías que intentar aumentar el ejercicio físico puesto que muchos de estos pacientes rehúsan caminar.

Fuente