Saltar a: navegación, buscar

Combate de Ojo de Agua

Combate de Ojo de Agua
Información sobre la plantilla
Tames03.jpg
Fecha:29 de marzo de 1880
Lugar:Ojo de Agua, municipio de El Salvador, Guantánamo
Descripción:
Batalla desarrollada en Ojo de Agua, municipio de El Salvador, Guantánamo, Cuba entre una tropa española y fuerzas mambisas.
Resultado:
Derrota de los insurrectos
País(es) involucrado(s)
Bandera de Cuba Cuba
Líderes:
Españoles: Luís Tejeiro. Mambises: José Maceo.

Combate de Ojo de Agua. Batalla desarrollada en Ojo de Agua, municipio de El Salvador, Guantánamo, Cuba entre una tropa española y fuerzas mambisas. Demostró una vez más los ansias de lucha por parte de los cubanos, la valentía, el coraje, el amor a la Patria que los caracterizó en todo momento, con un solo objetivo, luchar contra las tropas enemigas para alcanzar la independencia.


Historia

El 24 de agosto de 1879, en los campos cubanos volvieron a escucharse los disparos redentores, que pretendía conquistar la verdadera paz con independencia y abolición de la esclavitud, que se había frustrado en el oprobioso Pacto del Zanjón. Comenzaba la Guerra Chiquita, una nueva etapa liberadora del pueblo cubano. Este fue un movimiento armado que no llegó a alcanzar carácter nacional y en la práctica, constituyó la suma de varios alzamientos en determinadas zonas de Oriente y Las Villas, sin un plan único ni vínculos entre sí, y fue liderado por Calixto García.

La Guerra Chiquita concluyó en diciembre de 1880, pero sin duda el último gran combate realizado, en [[Ojo de Agua (El Salvador)|Ojo de Agua] en el mes de marzo demostraba la escasa oportunidad de lograr la independencia por la falta de unidad de mando, recursos y principales líderes, pese a su corta duración, constituyó un momento imprescindible de la historia cubana, pues demostró la validez del ideal independentista y la inquebrantable decisión del pueblo cubano de obtener su emancipación.

Desarrollo del combate

Acampados José Maceo, Quintín Bandera y Arcid Duvergel en Ojo de Agua, Luís Tejeiro general español se encontraba en San Antonio de Río Seco junto con el Coronel Manuel Puyon, donde le fué informado de la presencia cercana de los mambises, lo que Tejeiro ordenó a Puyon salir en marcha forzada para que persiguieran a los insurrectos apoyados por las tropas de los batallones Isabel II y la Marina, quien pretendió sorprender a los cubanos, pero al cruzar por Vega Grande,especificamente en Los Quemados cayó en una emboscada.

El régimen, al mando del Coronel Manuel Puyon era una tropa especial, caracterizada por su valor y destreza. Las fuerzas mambisas dirigidas por José Maceo y; un grupo de hombres, dirigidos por jefes aguerridos como Luís Bonne, Silverio Sánchez Figueras, Arcid Duvergel, Rafael Maceo (Cholon), Tomas Padrón Griñan, José Mejías (Cartagena) y muchos otros todos veteranos de la Guerra Grande.

Al amanecer el 29 de marzo, la columna enemiga entraba en la zona de Vega Grande, rumbo a Ojo de Agua. Al llegar a este último punto, José Maceo hizo atrincherar a sus hombres en ambos lados de las alturas, descargando un fuego mortal desde todos los ángulos. Una compañía de infantería trató de cruzar el arroyo para desalojar a los cubanos, pero fue diezmada, muriendo su jefe. El Coronel Puyon y su tropa en obstinado coraje, trabajaban en ganar posiciones ventajosas para desde las alturas poder desplazar los mambises, inferiores en número, pero decididos a no retroceder.

Entrada la noche Puyon ordenó la retirada, pero José Maceo lo había previsto situando a sus mejores tiradores en el desfiladero donde debía pasar el enemigo. Al arribar a la “Loma de la Doncella”, en las horas de las madrugadas, un nutrido fuego detuvo la marcha de la columna española. Desde Vega Grande, Puyon logró enviar un mensaje al jefe español de operaciones en Oriente, general Camilo Polavieja, el cual  había situado un cuartel general en Guantánamo, en el mensaje, se pedía refuerzo y auxilio por parte de las tropas del coronel Puyon

Al recibir Polavieja este parte, convocó a todos los jefes de brigadas para que de inmediato organizaran una columna bajo el mando del general de brigada Luís M. de Pando que acudiría en auxilio de los sitiados. Al llegar a la “Loma de la Dondecella” la fuerza enemiga, es abierto el cerco por órdenes de; José Maceo, tomando en consideración la superioridad de la tropa española y que; los cubanos casi estaban agotados.

Resultados

Debido a la escasez de recursos, falta de unidad de mando y la ausencia de los generales como Antonio Maceo y Calixto García en el campo de batalla los insurrectos se vieron obligados a deponer las armas. Este combate a pesar de su fracaso demostró una vez más la firmeza de los cubanos por alcanzar la independencia.

En total se presentaron unos 160 hombres insurrectos de ellos resultaron muertos 2 y 4 heridos, por su parte los españoles sufrieron 56 bajas entre ellos 17 muertos y 39 heridos, lo que demuestra una vez más el ímpetu de los cubanos.

Fuentes

  • Reseña histórica de Guantánamo, Sección de Historia, Comité Provincial del PCC.
  • Guantánamo Editorial Oriente 1985 Pág. 57.
  • Periódico Venceremos, Ojo de Agua, ultimo combate de la Guerra Chiquita, Marzo89 autor Félix Jorge Guerrero Vega.
  • Archivo Nacional de Cuba, Fondo, Donativos y Remisiones. DEG, 287No.33.
  • Sitio Cultura Guantanamo.