Dedo en gatillo

Dedo en gatillo
Información sobre la plantilla
Dedo en gatillo.jpg
Concepto:Irritación del revestimiento de los tendones flexores, lo que a veces causa que el tendón se flexione en forma de gatillo.

Dedo en gatillo. Dificultad dolorosa para extender los dedos de las manos, lo cual se conoce como tenosinovitis estenosante, una especie de trabalenguas que el ingenio popular acuñó ejemplarmente como "dedo en gatillo".

Frecuencia y causas de este padecimiento

Se plantea que un elevado porcentaje de la población puede llegar a padecerlo en algún momento de la vida, sobre todo hacia la quinta y sexta décadas. Afecta con mayor frecuencia al sexo femenino con una proporción aproximada de dos a seis veces mayor que en los hombres.

Aunque aún se discute sobre el posible origen de ese atrapamiento del tendón, ciertos factores epidemiológicos son evidentes. Por ejemplo, la mayor incidencia en pacientes que han padecido otros procesos similares como tendinitis, bursitis, epicondilitis o el síndrome del túnel carpiano. También se citan como predisponentes las enfermedades degenerativas articulares no reumáticas. Vale aclarar que el término "atrapamiento" está referido en Medicina a la compresión de un órgano o parte de él —en este caso un tendón— entre superficies vecinas.

Factores de riesgo y enfermedades asociadas

Varios estudios apuntan a una relación entre las actividades que requieren ejercer presión sobre la palma de la mano, mientras se realiza una prensión con fuerza o flexión repetitiva de los dedos, como el uso de cizallas pesadas o el trabajo constante con herramientas de mano. De aquí se desprende la elevada incidencia en trabajadores manuales y en la mano dominante.

Existe un grupo de enfermedades que se caracterizan por la incapacidad del organismo de metabolizar ciertas sustancias de desecho, por lo cual estas se acumulan en los huesos y tejidos blandos, incluidas las vainas tendinosas. Este es el caso, entre otras, de afecciones como la gota, la seudogota, la diabetes mellitus y la artritis reumatoidea. Esta última es una de las que más se relaciona con la afección que nos ocupa. Entre un 64 y 95% de los pacientes que padecen de artritis reumatoidea presentan tenosinovitis estenosante.

Dedos que se afectan, síntomas y signos de alarma

Puede ser uno o varios los dedos interesados. El dedo que con mayor frecuencia se afecta es el pulgar, seguido del dedo anular, luego el medio, el meñique y por último el índice.

El primer síntoma es el dolor localizado en la zona distal (la más cercana a los dedos) de la palma de la mano que aumenta al realizar un agarre fuerte. Luego aparece sensación de atrapamiento o verdadero chasquido cuando se flexiona o extiende el dedo. En sus estadios más avanzados el dedo queda atrapado en flexión y requiere de manipulación por parte del paciente para lograr la extensión completa. El examen clínico es suficiente para su diagnóstico.

Evolución de esta dolencia y tipo de tratamiento indicado

Se puede prever su comportamiento. De forma general si el paciente no es tratado adecuadamente y a tiempo, la enfermedad evolucionará invariablemente hacia el bloqueo digital completo.

Las medidas iniciales, y en relación con el grado de atrapamiento tendinoso, pueden estar encaminadas a una terapéutica farmacológica y fisioterapéutica adecuada. Solo ante el fracaso de estos tratamientos estaría justificada la cirugía.

Proceso operatorio y post operatorio

En la apertura de la vaina dentro de la cual se encuentra atrapado el tendón. Esta cirugía se puede llevar a cabo, incluso, sin necesidad de realizar una incisión en la piel.

Si la enfermedad data de largo tiempo de evolución, existirán rigideces articulares que requerirán un tratamiento fisioterapéutico enérgico para lograr un arco de movimiento apropiado del dedo.

Fuente