Saltar a: navegación, buscar

Diego Evelino de Compostela

Diego Evelino de Compostela
Información sobre la plantilla
Obispo de La Habana
Diego Evelino de Compostela.JPG
ArquidiócesisLa Habana
SucesorJerónimo Valdés
Información personal
Nombre secularDiego Evelino Hurtado Vélez
Nombre religiosoObispo de Compostela.
Nacimiento1638
Santiago de Compostela Bandera de España España
Fallecimiento29 de agosto de 1704
La HabanaBandera de Cuba Cuba

Diego Evelino de Compostela. Conocido como el Obispo de Compostela, llamado “de Compostela” por ser originario de esa famosa ciudad gallega donde se venera la tumba del Santiago Apóstol.

Síntesis biográfica

Nació en Santiago de Compostela, España en 1638. Se le conoce como el Obispo de Compostela. Fue elegido obispo de Santiago de Cuba el 4 de junio de 1685. Religioso de la Trinidad en 1686.

Diego Evelino llegó a La Habana el 17 de noviembre de 1687. Con él comenzaba un período floreciente para la iglesia de Cuba que continuará con su ilustre sucesor el Obispo Jerónimo Valdés.

Labor eclesiástica

Diego Evelino de Compostela llegó a La Habana el 17 de noviembre de 1687. Con él empezaba un período floreciente para la Iglesia en Cuba que continuará con su ilustre sucesor: el Obispo Jerónimo Valdés. Con el la iglesia, también la Vuelta Abajo se adelantaba al estado hasta en la administración de justicia porque el Obispo Diego Evelino por medio de misiones religiosas había puesto en práctica la división de todo el territorio de esta comarca en cuatro puntos de avanzada civilización, comenzando a existir en aquel entonces un gobierno, si bien puramente patriarcal y teocrático.

Compostela era sin duda alguna un verdadero pastor que, sobre todo por su ejemplo de vida, logró reformar el clero. Andaba siempre a pie, comía frugalmente y repartía sus ingresos en limosna y con su majestuosa y somera voz siempre llena de dulzura y cortesía, conmovía desde el púlpito a los más fríos.

Resulta asombroso el número de parroquias urbanas y rurales que logró fundar. Para quedarnos sólo a las primeras parroquias pinareñas, vale la pena recordar que en 1688 erigía las de San Rosendo en Pinar del Río, Consolación del Norte y Santa Cruz de los Pinos. También en el 1688 funda en La Habana el Colegio para Niñas San Francisco de Sales, y en el 1689 el colegio y Seminario de San Ambrosio. En ese mismo año, al resumir su primer bienio de obispado cubano, informó a la Corte de España que, prácticamente desde el inicio había cursado avisos para que se hiciese exacta relación de los lugares a Sotavento y Barlovento de La Habana.

Creó el curato por auto el 20 de marzo de 1690 y para finales de mes, el poblado contaba con los oficios del primer cura, Juan Ribero de Araus. La Iglesia del Santo Ángel Custodio es una centenaria iglesia ubicada en La Habana creada en 1690 por Diego Evelino de Compostela. En ella fueron bautizados Félix Varela y José Martí, era una ermita consagrada al Santo Ángel Custodio. Su construcción había estado a cargo del Obispo Diego Evelino de Compostela, quien la declaró auxiliar de la Parroquial Mayor de La Habana en 1693, elevándola a la condición de parroquia en 1703. También en 1690 erigía en parroquia la ermita de San Basilio el Magno de Las Pozas en Cacarajícara y Nuestra Señora de la Camdelaria de Consolación del Sur.

En el año 1693 en la misa oficiada por él bendijo la primera piedra del futuro templo cristiano y la intervención del Gobernador Interino Severino de Manzaneda, el cual proclamó oficialmente la constitución de la nueva urbe española en Cuba que llevó por nombre San Carlos, por el Rey Carlos II de Inglaterra, y San Severino, por el Gobernador Interino de Matanzas. En 1695 creaba la de San Hilarión Abad de Guanajay; otras decenas de parroquias fueron por él erigidas en el resto de la isla y 17 sólo en La Habana.

En los comienzos de la obra religiosa de Compostela la tarea de un sacerdote era ardua en Vuelta Abajo. Los pocos moradores diseminados a lo largo y ancho de la dilatada región habían vivido casi siempre sin auxilio espiritual alguno. Ahora un clérigo investido de diversas facultades, así para lo humano como para lo divino, iba recorriendo las comarcas del poniente. Se detenía cada vez que encontraba un grupo de personas, indagaba el estado civil de los mayores, casaba y bautizaba, entre otras de sus labores como sacerdote.

Muerte

En sus últimos años el dinámico Obispo de Compostela, ya enfermo y agotado, pidió a Roma que nombrara un obispo auxiliar, propuso para ello al habanero Dionisio Rezino. Falleció en La Habana a los 69 años de edad, el 29 de agosto de 1704, no sin haber dejado las huellas de su celo pastoral.

Fuentes