Dinastía merovingia

La Dinastía Merovingia
Información  sobre la plantilla
de Galia
Dinastía merovingia .jpg
Gobierno
:Meroveo
País:Plantilla:Geodatos Galia
Período:siglos V y VIII

Dinastía Merovingia. Familia de estirpe germánica que gobernó la actual Francia, Bélgica, una parte de Alemania y de Suiza entre los siglos V y VIII. Eran descendientes de Meroveo, un jefe militar franco. Este era el fundador de la dinastía y también le dio su nombre. El primer representante histórico de la dinastía merovingia, Childerico I, hijo de Meroveo, dominó la antigua provincia romana de Bélgica Segunda que comprendía los territorios de Ciuitas Remorum, Ciuitas Suessionum, Ciuitas Veromanduorum, Ciuitas Atrebatium, Ciuitas Silvanectum, Ciuitas Bellovacorum, Ciuitas Ambianensium, también conocida como Ambianorum, Ciuitas Morinorum, Ciuitas Camaracensium, antigua C. Nerviorum, Ciuitas Catalaunorum y Ciuitas Bononensium.

Meroveo

Meroveo (Mérovée) fue Rey de los Francos Salios. Era hijo de Clodion, Duque de de los Francos del Este y de Basina, Princesa de los Turingios. Nacio en el año 415 y murió en el 457/458. Meroveo se caso con Vérica, entre otras muchas, porque los Merovingios eran polígamos. Poco se conoce de la vida de Meroveo, el cual es citado por Gregorio de Tours en le Historia de los Francos y su nombre da origen a la estirpe de los Merovingios.

Tomo parte en la Batalla de los Campos Cataláunicos (451), luchando en el lado de Ætius y rey visigodo Teodorico I, alcanzando la victoria frente al ejército Huno de Atila. Meroveo, inicio un plan expansionista que le permitió incorporar la actual Bélgica y Alemania.

Historia

La polémica actual los sitúa, como descendientes de María Magdalena. La dinastía Merovingia, procede de las tribus de los sicambros, situados en territorios germánicos y que pronto empezaron a denominarse francos, cuando se desplazaron hasta la zona norte de la actual Francia. En el siglo V, la invasión de los hunos, contra el Imperio Romano, provoca un vacio de poder, que aprovechan los sicambros, y se desplacen hacia Francia y Belgica, concretamente las regiones de la Ardenas y Lorena, creando el reino de Australasia.

Leyendas y Símbolos de los Merovingios

El oso, era el símbolo totémico de los Merovingios. Es curioso que el Rey Arturo (Arthur) contemporáneo de los Merovingios, responda a las iniciales de : ARTH UR. en Galo ARTH= oso , en Latin URSUS= oso Las abejas, eran un símbolo sagrado. Se han encontrado en las tumbas de Childerico. Es curioso, que Napoleón, las usara para su Coronación, cosidas al manto.

Reyes o Sacerdotes

Los Merovingios, eran considerados la personificación y encarnación de de la Gracia de Dios. Una figura similar a la de Jesús y quizás por ello, siempre alentaron la búsqueda y creación de vínculos que los emparenté, usando como vinculo a Maria Magdalena. En esta época se inicia la Leyenda del Santo Grial.

A los descendientes de los merovingios, se les consideraban Reyes, sin necesidad de Ceremonia de Coronación, cuando cumplían 12 años. Los Merovingios, eran Reyes que reinaban, pero no Gobernaba, eran realmente Reyes sacerdotes. Por ello fuero considerados Reyes Vagos y se les acuso de dedicarse a las artes esotéricas, lo que les valió el sobrenombre de Reyes Brujos o Taumaturgos.

Eran Reyes Melenudos, pues creían, que su poder residía en el pelo y eran reacios a cortárselo. También se decía, que llevaban una mancha a la altura del corazón, que les diferenciaba del resto de los mortales. Los Merovingios eran polígamos y tenían harenes de grandes proporciones, aun cuando, el imperio merovingio, se convirtió al cristianismo, ellos continuaron con esa prerrogativa con el consentimiento de la Iglesia.

Características

Dinastía germánica reinante en Francia entre los siglos V y VIII. Debe su nombre a Meroveo, caudillo de una tribu de francos salios de las que penetraron en el norte de la Galia romana en el siglo V. Su hijo Childerico I (h. 457-81) combatió hasta crear un pequeño reino alrededor de Tournai. Pero el verdadero fundador del reino franco fue su hijo Clodoveo I (466-511), quien unificó a los francos y los asentó en la mayor parte de la Galia; extendió su territorio venciendo al duque galorromano Siagrio, a los alamanes, los burgundios y los visigodos. Estableció su capital en París y se convirtió al catolicismo.

Siguiendo la costumbre del derecho privado, al morir dividió el reino entre sus cuatro hijos, que continuaron la expansión de los dominios francos a expensas de turingios y burgundios: Teodeberto, Clodomiro, Childeberto I y Clotario I (h. 497-561). Este último sobrevivió a sus hermanos y reunificó temporalmente el reino en el 558. El particularismo nobiliario determinó que, a su muerte, el reino quedara de nuevo dividido en tres estados: Austrasia, Neustria y Borgoña. Tras una larga lucha, el rey de Neustria Clotario II (584-629), nieto de Clotario I, conquistó Austrasia en el 613 y consiguió la reunificación formal del reino franco, al obtener el vasallaje de la nobleza borgoñona. A cambio, hubo de ceder una gran autonomía a la nobleza terrateniente, asegurándole el monopolio de los cargos de la Monarquía.

En consecuencia, a partir de su hijo Dagoberto I (? - 639) comenzó el declive del poder de la dinastía. Él fue el último rey Merovingio que ejerció personalmente el poder. Bajo sus descendientes, la nobleza acrecentó su independencia, al tiempo que el poder monárquico quedaba en manos de los mayordomos de palacio. Uno de ellos, Pipino de Herstal, dio origen a la dinastía Carolingia, que habría de arrebatar el poder a los merovingios. El último monarca Merovingio, Childerico III (? - 755), fue destronado formalmente por uno de estos mayordomos carolingios, Pipino el Breve, en el 751.

Investigaciones

En algunas novelas y ensayos de esoterismo se ha postulado que los merovingios son descendientes de una supuesta relación entre Jesús de Nazaret y María Magdalena, quienes habrían tenido una hija, Sara o Sara la Negra, que migró desde Judea al sur de Francia, desde donde se habría desarrollado un linaje cuya estirpe llegó al poder del reino franco con los merovingios.

Entre estas obras destacan el best seller esotérico El enigma sagrado, escrito por Michael Baigent, Richard Leigh y Henry Lincoln, sobre todo, por la novela esotérica de Dan Brown, El código Da Vinci. También el eminente medievalista Umberto Eco menciona esta teoría con el fin de ridiculizarla, por pseudo-científica, en su novela El péndulo de Foucault.

Por otra parte, a nivel de estudios genéticos en el año 2006, el programa televisivo Buscando la verdad (Digging for the Truth) del canal The History Channel realizó un análisis genético de Aragunde (Arnegonda), quinta esposa del rey de linaje merovingio Clotario I. El resultado del análisis concluyó que el ADN de Aragunde «no tenía los marcadores que podrían esperarse de la población de Medio Oriente; en cambio, su ADN mostraba que provenía de Europa».

Fuentes