Hunos

Hunos
Información sobre la plantilla
Hunos (2).jpg

Los Hunos fueron una confederación de tribus Euroasiática, unidos por una aristocracia que hablaba una lengua túrquica. Eran nómadas y vivían en chozas temporales, la ganadería, con la vaca, y la cacería eran más importante en su economía que la agricultura, pero donde sí sobresalían era en el arte de la guerra, ya que eran excelentes jinetes, veloces y decididos, de táctica impredecible.

Origen

El origen de los hunos se remonta a Asia Central. Esta era por entonces una "confederación" de pueblos nómadas que basaban su vida en el cuidado del ganado. Estos pueblos se dividen en dos ramas: los hunos blancos (conocidos también por el nombre de heftalíes) y otra rama que, a finales del siglo IV d.C., descendieron por los valles del Volga (actual Rusia), la primera descendía por los valles del río Oxus (nombre en griego del río Amu Daria que atraviesa gran parte de los países de Asia Central).

Los hunos encontraron tierras que les convenían en la llanura húngara de Europa oriental y allí se establecieron, ubicando su sede central en la ciudad de Szeged, a orillas del río Tisza. Necesitaban grandes extensiones de pastos para proporcionar forraje a sus caballos y otros animales. Desde esta llanura, controlaron mediante alianzas o conquistas un imperio que acabó por extenderse desde los montes Urales de Rusia hasta la orilla del Rin en Francia.

Cultura

Se cree que la lengua de los hunos debió ser del tronco altaico. La hipótesis de que su lengua fuera en realidad de la familia irania, basada en las inscripciones de monedas halladas en tumbas hunas procedentes del actual Afganistán y algunas ex repúblicas soviéticas, ha sido rechazada hoy en día, pues se ha demostrado que tales monedas sólo repetían el mismo patrón que las persas de zonas limítrofes.

Durante la Edad Media, quedaron registradas numerosas gestas y leyendas, entre las cuales se halla la de Hunor y Magor, cuya versión más antigua data del siglo XIII en Hungría. En ésta se narra cómo estos dos hermanos dan nombre a las naciones huna y húngara, hallándose así ambas emparentadas. Hasta ahora no se ha logrado establecer ningún parentesco étnico entre ambas, pero se estima que, después de la llegada de los húngaros de Asia en 905, se acabaron mezclando con los restos de la civilización huna que aún vivía en el territorio de Panonia en aquel entonces.

De su religión es muy poco conocida, llamada Tengrianismo.Tenían un tipo de adoración al caballo (los cuales consideraban figuras sagradas). Fuentes romanas suelen referirse a los hunos como individuos subhumanos carentes de cualquier clase de dios y moral, sin creencia en otra vida aparte de la terrenal, aunque se sabe que tenían algo parecido a chamanes o brujos en su tribu (que creían en la existencia de abominaciones subterráneas infernales), especializados en la adivinación a partir del examen de restos y huesos de animales. Cremaban a sus muertos, aunque más adelante comenzaron a inhumarlos. Practicaban tanto la poliandria como la poliginia.

Historia

El pueblo Chino construyó la muralla china en el siglo III para defenderse de los antepasados de los hunos. La dinastía Hang los debió de expulsar, y a lo largo del siglo IV estuvieron por las estepas rusas hasta llegar a las orillas del Danubio, el borde de la civilización Occidental. Encontrando un Imperio Romano dividido en Oriente y Occidente.

Luego de ser expulsados por el Imperio Chino se mezclaron con otros grupos que vivían en las estepas rusas y una rama de los Hunos (se cree que llamados Kidaritas) se dirigió hacia el norte, asentándose en las estepas próximas al mar Caspio, pero por condiciones climáticas se vieron obligados a desocupar el lugar en siglo III y avanzar mas hacia occidente.

Con la llegada de los Hunos, terribles jinetes de origen mongol, siembran el terror y asolan la civilización occidental, el Imperio Romano esta siendo asediado por los Bárbaros. Eran violentos invasores que aparecen en el este de Europa, maestros en estrategia militar, (aparecen, destruyen, arrasan y se marchan) inspiran pánico al enemigo, pasaban la vida a caballo, eran los mejores jinetes del mundo antiguo, y su tipo de arco que les permitía disparar flechas sin desmontar del caballo, les daba una cierta ventaja militar.

Es en el siglo IV, con el rey huno Balamber, cuando atacan a los Alanos, pueblo asentado en las “limes” del Imperio romano, entre los ríos Volga y Don, derrotándolos y obligándoles a huir hacia el suroeste. Luego avanzan hacia la cuenca del Dnieper, donde derrotaron a los Ostrogodos en el año 370, gran parte de este pueblo se refugio en las tierras de sus vecinos los Visigodos. Por ultimo los Hunos cruzan el Dniéster en el año 376, derrotando a los Visigodos, estos piden asilo, instalándose en La Mesia (Bulgaria) tras pactar en calidad de foederati con el Emperador Valente, como campesinos, sometidos a las leyes romanas y servir con sus armas al ejercito del Imperio Romano de Oriente. Las tierras en poder de los Hunos se extendían ya desde el Caspio al Danubio.

La rebelión provocada por los Visigodos contra los romanos en el año 378, en la que se saquearon varias ciudades, derrotando al emperador Valente en Adrianópolis, logran extenderse por los Balcanes, el caos existente es aprovechado por el rey de los Hunos, Rua, que cruzó el Danubio y atacó a los romanos con tanta fuerza que el Emperador Teodosio II, pactó la entrega de 160 Kg. de oro anuales para conseguir la paz. Al morir el rey de los Hunos, Rua, éste dejó el trono a sus sobrinos Bleda y Atila, hijos de su hermano Mundzuk, ellos reanudaron la paz a cambio de duplicar el tributo anual.

Prisco de Panio, que conoció a Atila, lo describe como bajo, robusto, de gran cabeza, ojos hundidos, nariz chata, barba rala y de costumbres austeras.

Se dirigen al Este reduciendo al polvo casi toda Europa, desde el Mar Negro hasta el Mediterráneo, con una política más agresiva, atacando varias ciudades situadas en el Danubio Oriental, derroto a los romanos en todas las batallas y cercando la capital imperial, al no poder tomarla con sus arqueros, puso rumbo a Galípolis, donde estaban refugiadas las ultimas tropas imperiales y las deshizo. Se pactó una paz donde se incluía el pago de los atrasos y de su mora de unos 1800 Kg. de oro y un tributo anual de otros 650 Kg.

Atila

Atila

Atila se coronó rey único luego de la muerte de su hermano durante una cacería en el año 445, probablemente asesinado por él mismo. Los siguientes años devastó los Balcanes y Grecia hasta las Termópilas, manteniendo una hostilidad latente entre Atila y Teodosio II.

En el 450, al morir Teodosio, el nuevo emperador Marciano se niega a pagar a los hunos el tributo anual para forzar la guerra, aunque Atila se abstiene y entra en escena Honoria, la hermana del Emperador de Occidente Valentiniano, que tras quedar embarazada de un criado, es obligada a un compromiso sin amor, tal fue su despecho, y lo desafío, mandándole una carta proponiéndole matrimonio. Atila aprovecha esta situación y reclama a Honoria como esposa y pide la Galia como dote.

Se da cuenta de que la parte Occidental del Imperio es bastante más vulnerable que la de Oriente, con mejores expectativas, dirige sus ataques al centro de la Galia, aparentemente contra los visigodos. Los romanos, con Aecio, al frente y la alianza de Teodorico I pactan una actuación conjunta contra los Hunos, aunque Atila ya contaba con un gran ejército compuesto por una gran variedad de pueblos y en sus filas se encontraban tanto romanos como germanos.

Año 451, ambos ejércitos se enfrentan en los Campos Cataláunicos (según otras fuentes, Locus Mauriacus) donde el rey Visigodo Teodorico murió, pero Atila fue vencido por primera y única vez, el general romano, Aecio permite su retirada pero un año mas tarde Atila vuelve atacando, esta vez el norte de Italia, sin que Aecio pudiera detenerlo, parece ser que lo que detuvo a este temible ejercito fue una epidemia de peste y la posterior hambruna, aunque se achaca también al Pontífice León I el que Atila no avanzara hacia Roma.

En el año 453, Atila muere en un banquete, parece ser por los excesos. Le sucede su hijo Ellak, que tuvo que hacer frente a la sublevación de sus hermanos y a varios de los pueblos sometidos, siendo derrotado en la batalla de Nedao, quedando desunidos y fundiéndose con otros pueblos bárbaros, en el 455, los Hunos terminan como potencia.

Con la llegada de los Hunos provoca los mayores movimientos de población. Derrotando a todos los pueblos que se encontraban como a los Alanos y a los Godos, obligándoles a buscar refugio masivo dentro del Imperio, surgiendo enfrentamientos entre ellos y con el estado romano, hasta el punto que, como decíamos anteriormente, los Visigodos en el 378 derrotan al emperador Valente en Adrianapolis y se extienden por los Balcanes. Años más tarde, tras saquear Roma en el 410, se instalan en el sur de la Galia como federados, es decir con permiso de Roma, para ocupar después Hispania. En el año 406, Suevos, Vándalos y Alanos cruzaron el Rhin, saquearon las Galias y en el 409 se instalan en zonas de Hispania. Por otra parte Anglos, Jutos y Sajones pasaron a las Islas Británicas; los Burgundios ocuparon la cuenca del Ródano, y los Francos la parte norte de la Galia.

Tras el asentamiento de estos pueblos germánicos dentro del imperio de Occidente y debido a la crisis que se arrastraba ya desde el siglo III, es en el año 476 cuando el germano Odoacro depuso a su último emperador, Rómulo Augústulo, y con ello llegaba el fin del Imperio de Occidente. La parte Oriental, mejor gobernada y defendida militarmente, consiguió resistir la oleada germánica y desplazarla hacia Occidente.

Fuentes