Dogma

Dogma
Información sobre la plantilla
Concepto:Una preposición que se asienta por firme y cierta y como principio innegable de una ciencia.

Dogma (del latín dogma, y este del griego δόγμα)[1]. Una preposición que se asienta por firme y cierta y como principio innegable de una ciencia. Esta palabra es utilizada en muchas ocasiones en los escritos de los autores clásicos antiguos, para significar una opinión o lo que parece verdadero a una persona; otras veces, para señalar una doctrina o posición filosófica, especialmente si se trata de las peculiares doctrinas de una escuela particular de filósofos (Cfr. Cic. Ac. II,9). A veces también se refiere a un decreto u ordenanza pública, un dogma poieisthai.

En la Sagrada Escritura se usa, en algunos casos, con el sentido de decreto o edicto de la autoridad civil, como en Lc 2,1:

Sucedió que por aquellos días salió un edicto [edictum, dogma] de César Augusto.
Cfr, Hch 17,7; Est 3,3.

En otros, con sentido de norma de la ley mosaica, como es el caso de Ef 2,15:

Anulando en la carne la Ley de los mandamientos con sus preceptos (dogmasin).

Este concepto también se aplica a los decretos u órdenes del Concilio Apostólico de Jerusalén:

Conforme iban pasando por las ciudades, les iban entregando, para que las observasen, las decisiones (dogmata) tomadas por los apóstoles y presbíteros en Jerusalén
(Hech 16,4).

Entre los Padres más antiguos se acostumbraba nombrar dogmas a las doctrinas y preceptos morales enseñados o promulgados en la religión cristiana por el propio Jesucristo o por los Apóstoles. Y en ocasiones se hacía una distinción entre dogmas divinos, apostólicos y eclesiásticos, según que la doctrina en cuestión hubiese sido enseñada por Cristo o los Apóstoles, o que hubiese sido transmitida a los fieles por la Iglesia Católica Romana.

Referencias