Saltar a: navegación, buscar

Georges Charles Pire

(Redirigido desde «Dominique Pire»)
Dominique Pire
Información sobre la plantilla
Sacerdote de la Iglesia católica
Dominique Pire.jpg
Ordenación1934
Información personal
Nombre secularGeorges Charles Clement Ghislain Pire
Nombre religiosoDominique Pire
TítulosPremio NobelNobel de la Paz 1958
Nacimiento10 de febrero de 1910
Dinant, Bandera de Bélgica Bélgica
Fallecimiento30 de enero de 1969
Lovania, Bandera de Bélgica Bélgica
Estudiospresbítero en 1934 y doctor en teología en 1936
PadresGeorges Pire y Berthe Ravet
Alma máterUniversidad del Angelicum de Roma

Georges Charles Pire. También conocido Dominique Pire, nombre adoptado al ingresar a la orden religiosa. Religioso belga, clérigo de la orden de los dominicos, doctor en teología y ciencias políticas. Desarrolló una intensa labor humanitaria en favor de los desplazados por la Segunda Guerra Mundial y se consagró por entero a la asistencia a los refugiados y en favor de la paz. En reconocimiento a su obra extraordinaria, recibió el Premio Nobel de la Paz en 1958 y el Premio Sonning de Dinamarca en 1964.

Síntesis biográfica

Primeros años

Georges Charles Clement Ghislain Pire, nació el 10 de febrero de 1910 en Dinant, Bélgica. Era el hijo mayor de Georges Pire y Berthe Ravet. Al estallar la Primera Guerra Mundial en 1914, conoció en su propia carne la experiencia del exilio, de Bélgica a Francia, huyendo en una barca, antes de que llegaran a su país las tropas alemanas. Con el armisticio de 1918, la familia regresa a Dinant, su ciudad natal, que estaba en ruinas.

Formación religiosa

A los dieciocho años de edad, Georges Pire ingresa a la Orden de Predicadores, el 14 de septiembre de 1928, en el Convento de la Sarte en Huy, desde ese día pasa a llamarse fr. Henri Dominique Pire op.

Terminada su formación inicial en filosofía, prosiguió estudios de teología durante cuatro años en la Universidad del Angelicum de Roma, donde se ordenó como presbítero en 1934 y obtuvo el doctorado en teología en 1936.

Su recia formación universitaria no degenera en vano intelectualismo porque
«vivió muy cerca de la realidad humana y en contacto con la hiriente miseria de los hombres».
(F. Bláquez)[1]

Labor humanitaria

Ya en 1938 funda el Servicio de ayuda familiar, campamento abierto, al aire libre, por donde pasan unos 18.000 niños pobres de las ciudades situadas alrededor de la cuenca industrial y minera de Bélgica. Capellán del ejército y agente secreto de los servicios de información y acción, participó activamente en la filtración de pilotos aliados que regresaban de contrabando de sus campañas, recibe por ello el premio «la cruz de la guerra».

Cuando, después de la tragedia de la guerra, cada país trataba de recomponerse desde sus cimientos, alguien advirtió que alrededor de 4 millones de desplazados que no servían ni como mano de obra; heridos muchos, enloquecidos otros, vagaban por Europa. Ese alguien fue este dominico belga, «pequeño, moreno, de ojos penetrantes, trabajador incansable y de un entusiasmo contagioso», (F. Blázquez). Solo, sin medios ni organización, se lanzó a la tarea desesperada y hermosa de dar amor y cobijo a millones de desgraciados.

Comenzó a interesarse por el problema de los refugiados de guerra en 1949, tras escuchar el testimonio de un conferenciante invitado a sus círculos teológicos, que les habló de la experiencia de miles de refugiados de guerra, abandonados de las instituciones oficiales de emigración. Urgido por ese motivo, visitó pocos días después, veinticuatro campos de refugiados, dos sanatorios, una casa hogar para niños y otra para ancianos en Austria. Y su vida cambió.

De regreso a Bélgica, profundamente impresionado por lo que había visto en Austria, multiplicó sus conferencias, sus intervenciones en radio, sus campañas de prensa, fundó una organización Aide aux Personnes Déplacées – Ayuda a las Personas Desplazadas, aun en funcionamiento-, con el fin de poder ayudar a miles de refugiados que se sentían completamente olvidados y escribió un libro sobre esta realidad que llevó por título Du Rhin au Danube avec 60,000 D. P., -Del Rhin al Danubio con 60.000 D.P- .intentando denunciar esta situación.

Existían ya organismos para atender los desplazados, pero no se ocupaban de los «inservibles» para la reconstrucción de Europa; a ellos se dirige la atención del P. Pire. Descubre el drama en Trieste, 1949, con ocasión de la visita a un campo de refugiados. Profundamente conmovido por su miseria material y, sobre todo, moral funda la Asociación Ayuda a las personas sin patria (personnes déplacées) con el objetivo de «asegurar a los refugiados sin patria, cualquiera que sea su nacionalidad o religión, una ayuda material o moral, bajo todas sus formas, (...) y forjar alrededor del problema de los refugiados sin Patria una cadena de buenas voluntades bajo la forma de una Europe du Coeur (Europa del Corazón)».

Al mismo tiempo, entre 1950 y 1954, creó cuatro hogares para personas mayores, fundó entre 1956 y 1962 siete Villages Europeennes -Pueblos Europeos-, cuyo objetivo era reunir un cierto número de familias que buscaban reinsertarse socio-económicamente, en la nueva Europa. Para ello llego a movilizar a miles de personas, dando nacimiento a lo que se llamó la «Europe du Coeur», acción por la que recibió el Premio Nobel de la Paz en 1958.

La tarea que esta organización desempeñó -Aide aux Personnes Déplacées-, fue en primer lugar un servicio de apadrinamiento de refugiados, a través de cartas, en las que los padrinos intentaban animar a los refugiados que vivían en los campos ante su difícil situación, de la que nadie parecía ni interesarse, ni acordarse. En 1959 el número de apadrinamientos, llego a 15.000.

Últimos años

Después de recibir el Premio Nobel, la asociación «Europa del corazón» fundada por él para promover la solidaridad entre los europeos se internacionaliza y se transforma en la «Europa del corazón al servicio del mundo» cuyo objetivo es promover la solidaridad de Europa con todos los necesitados del mundo; con el mismo fin suscita la asociación «Amistades mundiales». En 1963 funda la Isla de la paz en Pakistán oriental estableciendo en tierra musulmana granjas agrícolas para fomentar el progreso de los campesinos.

La empresa más original de la última década de su vida es la creación de Universidad de la Paz en Huy (Bélgica). Con ella trata de responder a los centenares de jóvenes que se le ofrecen para «contribuir con lo mejor de sí mismos a servir a la humanidad, en el camino de la paz».

Lo que comenzó el 10 de abril de 1960 como una reunión de 29 jóvenes, chicos y chicas, una especie de albergue de juventud, se convierte pronto en la Universidad internacional, por la que pasaron, antes de morir su fundador, 15.000 jóvenes estudiantes de diversas ideologías y religiones, venidos de veinte países. La enseñanza de la Universidad tenía un solo tema: la paz positiva y el diálogo fraterno como camino para alcanzar la paz.

El P. Pire trabajaba con las mismas convicciones que sus admirados Gandhi, Martin Luther King y su amigo A. Schweitzer, y su pensamiento y acción vino a confluir admirablemente con el espíritu de Juan XXIII y del Concilio Vaticano II. Se proponía «no solo salvar de la miseria material a cada individuo aislado sino devolver la confianza en sí misma a cada una de esas personas, confianza que habían perdido en el curso de los años pasados de manera embrutedecedora en los campos de concentración». Muchas personas se beneficiaron de su acción solidaria pero lo que cuenta más, decía Gunnar Jahn, es «el espíritu que ha animado la obra del P. Pire, lo que ha sembrado en el alma de los hombres y que, esperamos, el porvenir verá germinar bajo la forma de trabajo desinteresado en favor de nuestros semejantes hundidos en la miseria».

Al referirse a lo que entendía como «Paz» expresó:[2]

Existe una tentación extremadamente sutil y peligrosa de confundir la paz con la simple ausencia de guerra, como estar tentados de confundir la salud con la ausencia de enfermedad, o la libertad con el no estar preso. La terminología es a veces engañosa. Por ejemplo, la expresión «coexistencia pacífica» significa ausencia de guerra y no verdadera paz.

Dominique Pire murió, producto de de complicaciones postoperatorias, el 30 de enero de 1969.

Referencias

  1. BLAZQUEZ, Feliciano. La dignidad del hombre, (Sígueme, Salamanca, 1976) p. 91-94, tomado de http://www.dominicos.org
  2. Frases de Dominique Pire. En Provervia.net, consultado el 10 de febrero de 2012.

Fuentes