Saltar a: navegación, buscar

Ejército de Salvación

Ejército de Salvación
Información  sobre la plantilla
Ejercito S.jpg
Fundador(es)William Booth, Catherine Booth
Fundaciónjulio de 1865
Londres,Inglaterra
SedeEn 101 de Queen Victoria Street, Londres, Inglaterra.
Territorio principalBandera de Inglaterra
CalendarioSemana del Ejército de Salvación, mitad de mayo.
Ejército de Salvación: Denominación Cristiana de origen protestante dedicada a llevar el evangelio de salvación, principalmente a personas que eran previamente alcohólicos, drogadictos, prostitutas o algún otro tipo de indeseable social.

Ejército de Salvación

Nació en Inglaterra durante la segunda mitad del siglo XIX como consecuencia de la situación socioeconómica acarreada al país y al mundo por la Revolución industrial, su fundador fue William Booth y su esposa Catherine Booth, los esposos Booth decidieron entregar sus vidas al apostolado entre gentes desamparadas de la gran urbe. "Esta noche, dijo William a su esposa, al pasar por delante de una taberna, he oído una voz que me decía: ¿dónde vas a encontrar gentes más paganas o más necesitadas de ayuda que aquí? En el mismo momento me he ofrecido a Dios, te he ofrecido a ti y a nuestros hijos para esta gran tarea. Éstos serán en adelante nuestros hijos y nosotros trabajaremos para que nuestro Dios sea también el de ellos".

Pronto se le unieron colaboradores y la reciente empresa recibió el nombre de Misión Cristiana, dedicada a llevar el evangelio de la salvación por el cambio de vidas a las masas abandonadas. La obra alcanzó pronto enorme popularidad. En 1870 Booth reunía a los suyos en asamblea, redactaba constituciones y fundaba nuevos centros en diversas partes de la nación. Al año siguiente su revista Grito de Guerra anunciaba a sus lectores el nacimiento de un Ejército de Salvación, destinado a llevar al mundo de los pobres "la Sangre de Cristo y el Fuego del Espíritu Santo". El anglicanismo hizo su esfuerzo para englobar el movimiento dentro de alguno de sus organismos apostólicos, pero sin resultado: la teología de la conversión brusca, la técnica de su propaganda, la eliminación de la vida sacramental y litúrgica de Booth eran incompatibles con las doctrinas y la vida de la iglesia establecida.

El Ejercito d Salvación avanzó rápidamente por Inglaterra y el resto de Europa. En 1880 sus enviados llegaron a los Estados Unidos haciendo del movimiento una gran fuerza religiosa del país. Atravesando el Río Grande, los discípulos de Booth pasaron a Iberoamérica, donde trabajan en todas sus repúblicas. Han acompañado a los misioneros protestantes en sus empresas ultramarinas y funcionan en todas las grandes urbes de Asía, África y Australia. El fundador muere el 12 agosto. 1912, a los 82 años, después de haber sido objeto de las más altas distinciones honoríficas.

Booth y aquellos que se unieron a él adoptaron una estructura militar en cuanto a la organización del ministerio. En su declaración de misión se describían a sí mismos como un ejército de salvación. El nombre se quedó y resonó con el propósito del grupo en la comunidad. Booth decía que a las personas se les hacía difícil ponerle atención al evangelio si se estaban muriendo del hambre o del frio. Así que El Ejército de Salvación ponía gran esfuerzo en proveer servicios sociales para los más necesitados. Para el 1900 esta iglesia ya tenía soldados, o pastores, en 36 países. Establecieron algunos 3000 puntos de servicios en Europa durante la Segunda Guerra Mundial, ofreciendo servicios médicos y otros tipos de ayuda para víctimas de guerra y para los soldados. La misión del Ejército de Salvación continúa hoy en más de 120 países.

Doctrinas y creencias del Ejército de Salvación

  • La salvación es por la gracia de Dios, a través de la fe en Cristo.
  • Al morir, los justos pasaran inmediatamente a la presencia de Dios, los injustos serán condenados al infierno.
  • La Biblia, compuesta por las escrituras canónicas del Antiguo y Nuevo Testamento, es la palabra de Dios, inspirada por el Espíritu Santo.
  • La santificación del creyente es una obra del Espíritu Santo.
  • Los salvacioncitas no participan en la Santa Comunión ni en el bautismo de agua.

Estructura del Ejército de Salvación

El Ejército de Salvación usa una estructura militar que ha facilitado la organización y la movilización de esta iglesia alrededor del mundo. Por ejemplo, cada iglesia es referida como un cuerpo y es dirigida por un oficial, quien es el ministro. Dependiendo del tiempo que este oficial tenga en el ministerio, su título es de cadete, capitán o mayor. El general es quien preside al nivel internacional desde las oficinas principales en Londres. Cada oficial es un ministro ordenado del y usa uniformes azules con camisas blancas. Los miembros de la iglesia (o cuerpo) que han pasado por una formación, o clases de discipulado, son llamados soldados y también usan uniformes al dirigir servicios.

Un centro de servicio es establecido en cada ciudad o pueblo donde el Ejército de Salvación tenga presencia. Usualmente miembros de la comunidad en necesidad de algún tipo de ayuda básica como lo es la comida o simplemente un abrigo para el invierno, puede conseguirla en un cuerpo o agencia dirigida por la organización. Alrededor del mundo el Ejercito de Salvación opera clínicas, escuelas, programas de rehabilitación, hogares de refugios, programas de asistencia de comida, y ayuda después de desastres entre muchas otras cosas.

Labor filantrópica

Es variada y se concentra en los sectores más necesitados de la población. Incluye refugios para pobres, vagabundos y borrachos; cocinas económicas; albergues a precios módicos para trabajadores de ambos sexos; oficinas de información y de búsqueda de trabajo para los desempleados; casas de maternidad para mujeres no casadas; albergues para presos, encomendados a modo de prueba, por la justicia a su cuidado, hasta que puedan hallar empleo; casas de refugio para mujeres de vida pública; instituciones juveniles para muchachos delincuentes; orfanotrofios; campings para niños y jóvenes, etc. Llevan también a cabo una sistemática labor de visita y ayuda material.

Método apostólico

La labor filantrópica se completa, cuando es posible, con la predicación en las calles y plazas públicas o en sus propias capillas. Para lograr la conversión de sus oyentes echan mano de la lectura de aquellos pasajes bíblicos en que se habla de la misericordia de Dios, de abundantes ejemplos patéticos sobre los males acarreados, incluso en la presente vida, por los vicios en que viven sumidos, de exhortaciones ardientes a salir de ellos y empezar una vida de paz para sí mismos y los suyos, etc. Son famosos los bancos de penitentes de sus capillas de los que salen hacia el altar aquellos que, arrepentidos, desean obtener su perdón. No todas las confesiones protestantes miran con simpatía el método, pero los salvacionistas insisten en su eficacia para la conversión patética que buscan, la única que puede impresionar a las gentes con que tratan. La conversión no es fin en sí sino etapa enderezada a hacer de los convertidos apóstoles para la conversión de los demás. No hay estadísticas que prueben cuántos de esos convertidos pasan luego a engrosar las filas de los propagandistas activos. Pero sí es cierto que los casi 110.000 miembros suyos empleados en un centenar de países abrigan esos ideales y los ponen en práctica en sus trabajos.

Fuentes

  • Disponible en: Cristianos.[1]
  • Disponible en: El Teólogo Responde.[2]
  • Disponible en: Cristianos y Crencias.[3]