Saltar a: navegación, buscar

El Caribe Florenciano

El Caribe
Información sobre la plantilla
Error al crear miniatura: Falta archivo

Periódico Local
Director(ar):Manuel Fernández Gómez
Fecha de Fundaciónabril de 1955; Cierre: julio de 1955.
PaísBandera de Cuba Cuba
El Caribe florenciano. Peródico local que surge en abril de 1955 en Florencia, municipio pertenenciente a Ciego de Ávila, (Cuba), con el propósito de denunciar la cruda realidad de la sociedad cubana y defender los más genuinos derechos del pueblo.

Introducción

Florencia en la década de 1950 fue uno de los poblados de la antigua provincia de Camagüey, contaba con pequeña industrias, se sustentaba en la parte agropecuaria fundamentalmente en el cultivo del tabaco, tomates, frutos menores y ganadería vacuna, dentro de la parte agrícola, el cultivo del tabaco constituía el renglon fundamental abarcando un área de 152 caballerías; en la zona exístía 11 escogidas de tabaco y 3 tabaquerías, dos en Florencia y una en Tamarindo, en las que empleaban alrededor de 700 obreros, las mismas funcionaban en los meses de junio a octubre, independientemente que muchos cosecheros beneficiaban su propio tabaco.

Contaban además con dos fábricas para la elaboración y procesamineto del tomate Sansó Ribot y Cia y la compañía conservera de Florencia, se cultivaban alrededor de 20 caballerías y contaban con la materia prima necesaria para mantener en funcionamiento la fábrica que sólo producía tres meses al año, se había introducido nuevas tecnologías lo que propició el desempleo de varios trabajadores.

La población crecía y decrecía en lugares de la región propiciada por la búsqueda de empleo; la atención educacional en la parte rural y urbana era muy escasa, las escuelas públicas llegaron  a considerarse con un carácter eminentemente clasista y la tasa de analfabetismo era muy alta. La salud era otro problema social que golpeaba a las masas. Florencia que era el territorio más poblado solo contaba con tres médicos, dos gabinetes dentales y tres farmacias.

El racismo también predominó en esta etapa a pesar que eran pocos los negros, que no sobrepasaban los 50 en descriminados en fiestas públicas, instituciones sociales e incluso en muchas escuelas. La cultura continuaba olvidada, esta se limitaba a bailes y verbenas populares con carácter racista, predominaban las parrandas campesinas que se caracterizaban por el predominio de tonadas propias de la época.

Desarrollo

A pesar de los males existentes en aquella época y la difícil situación que vivían los florencianos tanbién habían jóvenes con ideales progresistas que querían que Florencia no fuera un olvidado pueblecito y estaban cansados de escuchar las mismas que hacían los políticos para ganar su campaña año tras año y como no estaban afiliados a ningún partido revolucionario por la situación política, fue que un pequeño grupo de jóvenes decididos y audaces quisieron revivir una publicación que ya había tenido una primera etapa con doble propósito: que Florencia contara con un periódico pues ya Chambas y Morón lo tenían y otro para denunciar la difícil situación que vivían los florencianos además de hechos transcendentes de la localidad.

Cliche.jpg
Había decidido continuar con el mismo nombre EL CARIBE pues contaba con el cliché utilizado en la primera etapa por una señora llamada Carmen la misma era esposa de Manolo Marcel el cual apoyó monetariamente a los jóvenes pues provenía de una familia rica y ansiaba el lanzamineto del periódico. En entrevista realizada al administrador espresa que la idea de varios compañerosque además de progresistas tenían ideas revolucionarias pues ya escuchaban hablar de un joven que estaba preparando la lucha en México nombrado Fidel Castro Ruz y necesitaba el apoyo del pueblo cubano.

Ralizaron las orientaciones pertinentes, tenían que buscar un periodista titulado para director, inscribirse en el Ministerio de Comunicaciones y costear dicho periódico, el equipo entusiasmado con la idea conversaron con un periodista de morón de nombre Manuel Fernández Gómez y el mismo gustosamnete accedió. Ya los colaboradores para escribir estaban preparados entre ellos se encontraban:

  • Rodolfo oquendo.
  • José Sanchez Vargas.
  • Julio Cruz Agramonte.
  • Cándico L. Fallas Calabuch.
  • Subdirector: Humberto Braceras.
  • Administrador: José Negrín Sangil.

Radicaba en la calle Martí no 29, es válido resaltar que el administrador además de sus funciones también escribía.

Nace el Periódico

Caribe1.jpg
Cuando lanzaron el primer número de abril de 1955 tuvo una gran aceptación, al pueblo les gustó mucho, fue una tirada de cerca 50 ejemplares, aunque presentaban algunos errores de imprenta y de formato la aceptación fue increíble. Los pobladores se entusiasmaron tanto que fueron a inscribirse varias personas para la sección Tipos populares y cada día aparecían más anuncios y propagandas, según testimonio de José Negrín Sangil a La Habana llegó el periódico.

En la primera edición el administrador escribe en la primera plana: "Los jóvenes que integramos el staff EL CARIBE estamos animados en el más vehemente propósito de luchar porque nuestro pueblo sea atendido hasta en sus mínimas necesidades . Para protestar por los engaños que se nos hacen, por las promesas que no se cumplen y para que no nos defraude más por ningún motivo, bajo ninguna consideración ya sea de resentimiento, de temor o de estrategia política.

Sirva pues esta declaración de principios como la norma en que estaremos enfrascados que por amor a nuestra patria chica inspirados en el amor a nuestra patria grande y única nos hemos comprometido de librar desde nuestras columnas EL CARIBE nuestras más valientes y cívicas campañas en defensa de los intereses generales de nuesro querido pueblo; que desean incorporarse al progreso que hoy alcanza a muchos pueblos de menos importancia que este nuestro que se destaca por la fertilidad de sus tierras, por sus industrias y comercio que tendrán en EL CARIBE su órgano defensor."

Error al crear miniatura: Falta archivo
Caribe2.jpg
En la segunda edición el director escribe sobre los campesinos y su situación reclamando el lugar que debían de ocupar donde los cataloga como El gran Arquitecto del universo. Otras de las páginas la ocupó escribiendo Juan Hernández Brito, presidente de la Asociación de Cosecheros del Tabaco en el municipio de Morón y miembro del ejecutivo nacional donde pide apoyo oficial más efectivo a la industria tabacalera y revela la situación real que afrontaban los tabacaleros del territorio.

En este número se destaca en primera plana un anuncio en el borde superior títulado HASTA CUANDO SEÑORES GOBERNANTES. En la sección lo que dicen en la calle apareció el anuncio que puso fin al periódico sobre un rumor que había en la calle un cemento dado por el alcalde de Morón a sus subalternos del poblado para la reparación del puente de San Felipe y se habían perdido algunos saquitos, aunque hay quienes decían que con los sacos perdidos le echaron el piso de algunos encargados de dicho cemento.

Caribe3.jpg

En el tercer ofrecen disculpas a las personas que se sintieron ofendidas si ellos habían introducido el delicado y rogaban el perdón aclarando que solo se limitaron a publicar lo que eran la comidilla de los choferes de alquiler. Esto propició habladurías y comentarios entre los pobladores y en testimonio ofrecido por Armando Pérez López expresa que en la calle se comentaba una frase muy bulgar y desagradable que era " Me cago en EL CARIBE y en el animal que lo escribe" Ya en el tercer y cuarto número le habían aumentado una página, por la aceptación y se mantenían los elogios en las calles al colectivo que laboraba en la redacción y cada día se inscribían más personas, venían de muchos lugares fuera del territorio.

Ya en este último número se había mandado a imprimir a Caibarién, cuandos unos inspectores realizaron la visita a la redacción y mandaron a eliminar el periódico les dijeron que ni un periodiquito más porque si no las cosas se iban a poner malas, este último número nunca se fue a buscar a la imprenta . El pueblo protestó y mumuraban que se publicara el periódico pero ya el staff de trabajadores estaban advertido y no querían problema con la justicia y así terminó el CARIBE que solo pudo revivir tres meses.

Años más tarde, al triunfar la revolución, fueron donados al museo los tres ejemplares y el cliché como símbolos de valores para el patrimonio del municipio. En los años noventa el museo municipal trató de rememorar el periódico y creó boletines promocionando las actividades y realizando reseñas históricas y biográficas de mártires de la localidads se publicaron varios boletines y se intercambiaban con escuelas e instituciones, por la situación del período especial y el déficit de materia prima se hizo imposible su tirada pero todavía se cuenta con algunos ejemplares.

Secciones del periódico

Crearon varias secciones:

  • Lo que otros opinan
  • Lo que dicen en la calle.
  • Tipos populares
  • Sociales
  • Fraternales
  • Nuestro subdirector opina
  • Crónica social
  • Pensando en los que abren surcos
  • Nota editorial
  • Tome nota
  • Vibraciones humanas
  • De todo un poco
  • Por un apoyo oficial a la industria tabacalera
  • Cabillazos

Fuentes

  • Museo municipal Florencia.
  • Obra Científica del municipio.