Saltar a: navegación, buscar

El Diablo Cojuelo

El Diablo Cojuelo
Información sobre la plantilla
Diablo-cojuelo.jpg
Publicación impresa en La Habana, donde aparecen notas sobre la prensa y acontecimientos de la época.
Director(ar):Fermín Valdés Domínguez
ImprentaEl Iris
Cantidad de números1
Fecha de Fundación19 de enero de 1869
PaísBandera de Cuba Cuba
El Diablo Cojuelo. Publicación editada en La Habana a raíz de la libertad de imprenta decretada el 9 de enero de 1869. Su único número fue publicado por José Martí y Fermín Valdés Domínguez el 19 de enero de 1869. En sus cuatro páginas aparecieron un editorial y varias notas satíricas sobre la prensa y acontecimientos de la época. Fue el primer trabajo periodístico de corte político de Martí.

¿Qué era El Diablo Cojuelo?

Especie de volante impreso el 19 de enero de 1869 en La Habana por José Martí y Fermín Valdés Domínguez en un momento en que el Capitán General, entonces Domingo Dulce, había decretado un período de libertad de prensa.

El artículo de fondo era de Martí y alguno de los sueltos también.

Se imprimió en la Imprenta y Librería El Iris, Obispo 20 y 22, La Habana.

Su título fue tomado de la novela homónima de Luis Vélez de Guevara, escritor español del siglo XVI, posiblemente por ser esta obra, según se dice en el prefacio de la edición publicada en la Colección Universal, en 1919, "una visión rápida de la vida y sociedad de aquel tiempo, chispeante de ingenio...".

Valores

El Diablo... tenía tanto valor patriótico como literario o periodístico; se ha dicho de ese único ejemplar que son marcas martianas de sus "primeras manifestaciones en prosa contra el régimen colonial y a favor de la independencia de Cuba".

En la portada dejaba claro:

Nunca supe yo lo que era público, ni lo que era escribir para él, mas a fe de diablo honrado, aseguro que ahora como antes, nunca tuve tampoco miedo a hacerlo. Poco me importa que un tonto murmure, que un necio zahiera, que un estúpido me idolatre y un sensato me deteste. Figúrese usted, público amigo, que nadie sabe quién soy: ¿qué me importa que digan o que no digan?

Reflexiones de Martí

En otra parte de sus reflexiones Martí advertía:
esta dichosa libertad de prensa, que por lo esperada y negada y ahora concedida, llueve sobre mojado, permite que hable usted por los codos de cuanto se le antoje, menos de lo que pica; pero también permite que vaya usted al Juzgado o a la Fiscalía, y de la Fiscalía o el Juzgado lo zambullan a usted en el Morro, por lo que dijo o quiso decir.
Al final del artículo el maestro proclamaba:
¡Conque al periódico, público amigo!, ¡al periódico, buen diablo!, ¡al periódico lector discreto!, ¡y lluevan pesetas como llueven diabluras!.

En el pequeño impreso aparecían algunas escenas mínimas, no carentes de agudo humor y trasfondo crítico, reflejo del acontecer sociopolítico más candente del año:

― ¿Señor Castañón?

― ¿Qué hay? ― Aquí lo busca a usted la señorita Cuba, que viene a reclamar su voz, que según dice, ha tomado usted sin su licencia. ― ¡Ay, cierra, cierra, amigo! Di que me he ido al infierno, que...que qué sé yo...en fin...mira...como te atosigue mucho, le dices de mi parte, que pienso mudar de voz, ¿eh? Pero pronto, ¡pronto!

No sabemos a estas horas si la señorita Cuba entró o no entró.

A tiempo avisaremos este fausto acontecimiento

Cuando salió a la luz El Diablo Cojuelo faltábale a Martí nueve días para cumplir los 16.

Fuentes

  • Biblioteca Nacional Jose Martí
  • Revistas Bohemia
  • Fernández Retamar, Roberto. Vida y obra de José Martí. Editado el 10 de Octubre de 1968 en el centenario de esta gloriosa fecha.
  • La Jiribilla
  • Portal de José Martí