Saltar a: navegación, buscar

El Pacto de Caracas

Pacto de Caracas
Información sobre la plantilla
Firma del pacto.jpg
El texto del documento firmado por Fidel Castro en nombre del movimiento 26 de julio y otras fuerzas de oposición, llamó a la insurrección popular armada y al cese del apoyo norteamericano al dictador Fugencio Batista.
Fecha:20 de julio de 1958
Lugar:Caracas , Bandera de la República Bolivariana de Venezuela Venezuela
Organizaciones involucradas:
Movimiento 26 de Julio
Directorio Revolucionario
Partido de la Revolución Cubana
Partido del Pueblo Libre
Grupo de los ortodoxos y otras organizaciones que se oponían a la dictadura de Batista.


El Pacto de Caracas. Amplio Frente Cívico Revolucionario cuyos firmantes fueron casi todas las organizaciones que se oponían a la dictadura de Batista, en este documento, se encontraban incluidos el Movimiento 26 de Julio, el Directorio Revolucionario, el Partido de la Revolución Cubana, el Partido del Pueblo Libre, grupo de los Ortodoxos encabezados por Manuel Bisbé), la Organización de los Auténticos, los Demócratas-Abstencionistas, el Grupo de los Antiguos Militares, el Grupo de Montecristi, la Federación Estudiantil Universitaria, el 26 Obrero y el Movimiento de Resistencia Cívica.

Inicio

El 20 de julio de 1958 en Caracas, la capital de Venezuela, 11 partidos y organizaciones políticas firmaron el llamamiento Al pueblo de Cuba, más conocido como Pacto de Caracas. Se hizo un llamado a todas las fuerzas de oposición del país para unir sus esfuerzos en un Frente Cívico Revolucionario con el fin de derrocar la dictadura.

Declaración de unidad

Como bases para la unidad se dieron tres puntos:

  • Primero: "Estrategia común de lucha para derrocar la tiranía mediante la insurrección armada, reforzando en un plazo mínimo a todos los frentes de combate, armando a los miles de cubanos que están dispuestos a combatir por la libertad. Movilización popular de todas las fuerzas obreras, cívicas, profesionales, económicas para culminar el esfuerzo cívico en una gran huelga general, y el bélico en una acción armada conjuntamente con todo el país. De este empeño común, Cubasurgirá libre y se evitará nueva y dolorosa efusión de sangre de las mejores reservas de la Patria. La victoria será posible siempre, pero más tardía de no coordinarse las actividades de las fuerzas oposicionistas."
  • Segundo: "Conducir al país, a la caída del tirano, mediante un breve gobierno provisional, a su normalidad, encauzándolo por el procedimiento constitucional del pueblo cubano."
  • Tercero: "Programa mínimo de gobierno que garantice el castigo a los culpables, el orden, la paz, la libertad y el progreso económico, social e institucional del pueblo cubano."

En el documento firmado estaba contenido un llamado al gobierno de Estados Unidos para que suspendiera la ayuda militar y de cualquier otro tipo al dictador.
Finalmente, los autores del Pacto de Caracas exhortaron a todas las fuerzas revolucionarias, cívicas y políticas del país a que suscriban esta declaración de unidad y posteriormente, tan pronto las circunstancias lo permitan, celebraremos una reunión de delegados de todos los sectores, sin exclusión alguna, para discutir y aprobar las bases de la unidad.

Con la firma del Pacto de Caracas se sacó la conclusión de que el acuerdo práctico de la unidad de acción del Frente Cívico Revolucionario, debía ser elaborado por los representantes de los partidos y organizaciones correspondientes en la Sierra Maestra.

Liderazgo

En un segundo momento (11 de agosto de 1958), los firmantes del “Pacto de Caracas” se reunieron en Miami, ocasión en que fue designado por unanimidad José Miró Cardona como Coordinador del Frente Cívico Revolucionario, y mayoritariamente fue aceptada la propuesta del MR 26-7 de que Manuel Urrutia Lleó fuera el candidato a la presidencia provisional después del triunfo. He aquí una evidencia del reconocimiento al liderazgo del MR 26-7.

Y para tributar a la necesaria unidad para el triunfo de la lucha contra Batista desde la base --con los trabajadores, según el pensamiento fidelista--, dos meses después se creaba el Frente Obrero Nacional Unido (FONU), una muestra de acción coordinada de las representaciones sindicales de las organizaciones que se oponían a la dictadura

Su importancia revolucionaria.

La importancia del Pacto de Caracas consistió, ante todo, en el reconocimiento real del papel dirigente del Ejército Rebelde comandado por Fidel Castro en la lucha de liberación. Amplió el frente de las fuerzas que estaban en contra de la dictadura y de hecho abrió por primera vez, las puertas a los comunistas para su entrada formal en él, pues subrayó la necesidad de unir, sin excepción a todos los partidos y organizaciones de la oposición. El pacto paralizó en gran medida las maniobras de aquellos politiqueros oposicionistas que continuaban buscando un arreglo con Batista a espaldas del pueblo y contra el movimiento revolucionario.
Además, el Pacto de Caracas fue por su esencia un documento declaratorio. Los líderes de los partidos burgueses de la oposición no se apresuraron en cumplir el convenio para elaborar su programa de acción concreto. Sólo el PSP, cuyo representante no tuvo acceso al encuentro de Caracas, después de hacer una declaración sobre su adhesión al Pacto, envió a Carlos Rafael Rodríguez a la Sierra Maestra. Al campamento del Ejército Rebelde llegaron también los delegados de la FEU. De esta forma, se ratificaba una vez más que sólo el Movimiento 26 de Julio, el PSP y el movimiento estudiantil estaban dispuestos a colaborar estrecha y realmente en la lucha contra la dictadura.

Fuente