Saltar a: navegación, buscar

Escribir

Habilidad comunicativa. Escribir
Información sobre la plantilla
Quijotethumbnail.aspx.jpg
Concepto:Escribir significa saber comunicarse correctamente por escrito, lo cual supone exponer con claridad, coherencia, cohesión, utilizando un vocabulario adecuado y tener, muy especialmente, competencias caligráficas y ortográficas.

Habilidad comunicativa. Escribir. Habilidad para elaborar discursos coherentes y cohesivos, para exponer con propiedad y claridad las ideas, para desarrollar las ideas sobre la base de diversas asociaciones temáticas acorde con las reglas ortográficas, semánticas y sintácticas del castellano, entre otras.

Conocimientos necesarios

La construcción de textos escritos es un proceso personal con proyección social, en la medida en que se emplea para satisfacer necesidades e intereses individuales y sociales. Como habilidad requiere del dominio de un complejo sistema de acciones psíquicas y prácticas necesarias para la regulación racional de la actividad con ayuda de los conocimientos y hábitos que la persona posee.

No se adquiere en forma natural sino a partir de una decisión personal y social que implementa metodologías para su adquisición y desarrollo, y que solo se domina a través de un ejercicio o práctica continuada. En este proceso se pone en función el conocimiento del que escribe, es decir, la suma de todas sus posibilidades lingüísticas. De ello se infiere que para que este proceso sea efectivo, el que escribe necesita de:

  • El conocimiento del plano de la escritura: integra el sistema de conocimientos acumulados o sistematizados por el individuo en etapas precedentes, y que deben ser recuperados, almacenados y ejecutados por la memoria a largo plazo. Entre ellos pudieran señalarse los siguientes: el párrafo, cualidades, formas elocutivas y sus características, tipología textual, estrategias para describir, narrar, exponer, dialogar; características de la carta y los documentos oficiales, así como los relacionados con el dominio de la lengua como instrumento de la comunicación en el que el conocimiento gramatical y ortográfico ocupan un lugar importante.
  • El conocimiento del tema: para lograr establecer la comunicación es necesario tener dominio del objeto concretamente designado, llamado referente. Alude a conocimientos convencionales compuestos por pedazos de información generales, a la disposición de la mayoría de los usuarios de la lengua: conocimiento del papel social y el status, conocimiento de la ubicación temporal y espacial, conocimiento del medio o instrumento, selección apropiada del tema, conocimiento de la lengua, etc.
  • El dominio de los procedimientos generales para la redacción: para la construcción de textos escritos, partiendo de la caracterización de las habilidades comunicativas como un proceso complejo y recursivo que requiere de la reflexión constante sobre el proceso seguido y sobre el producto que se va obteniendo, debe atenderse de manera consciente al sistema de operaciones para llegar a su automatización y sistematización.

Por tanto, para que se efectúe una verdadera comunicación escrita, es necesario el dominio sobre la estructura textual, el contenido del mensaje y el contexto social de la comunicación.

Acciones fundamentales

La redacción como actividad se realiza a través de tres acciones fundamentales: generación de ideas, elaboración de la redacción y autorrevisión de la redacción. La generación de ideas se sustenta en la recopilación de la mayor cantidad de información sobre el referente o los referentes que se van a tratar; la elaboración de la redacción se compone de tres procesos básicos: hacer planes, redactar y revisar, y de un mecanismo de control, que se encarga de regularlos y de decidir en qué momento se trabaja cada uno de ellos. La autorrevisión de la redacción precisa del desarrollo de dos subprocesos: lectura previa y reconstrucción posterior del texto.

Operaciones del proceso de la escritura

La habilidad, en tanto sistema complejo de operaciones necesarias para la regulación de la actividad, precisa para su formación del dominio de un sistema de operaciones por parte del individuo. De manera que constituyen operaciones del proceso de escribir las siguientes:

Generación de ideas

  • Recopilación de datos sobre el referente o los referentes que se van a tratar a través de la lectura y/o la actividad creadora.
  • Seleccionar, analizar, clasificar, sintetizar, interpretar y adaptar la información de otros textos y/o comunicaciones orales.
  • Aprovechar la experiencia y los conocimientos personales para seleccionar la información sugerente y relacionarla con otras ideas.
  • Relacionar conocimientos procedentes de la lectura o la enseñanza, con la experiencia personal.
  • Sintetizar y combinar datos conjuntamente: hacer resúmenes, esquemas, clasificaciones, caracterizaciones, cotejos, etc.
  • Organizar la información mediante planes con el propósito de redactar.

Elaboración de la redacción

  • Selección del tipo de texto según las necesidades del sujeto, la intención y la finalidad comunicativa.
  • Controlar el proceso de trabajo: primero generar ideas, dejar la corrección gramatical para el final, etc.
  • Aplicar conocimientos léxicos y semánticos: poder transferir ideas a palabras.
  • Aplicar las reglas y convenciones discursivas adecuadas al tipo de texto elegido: variedad y registro.
  • Aplicar las convenciones ortográficas de puntuación, tipográficas etc.
  • Aplicar conocimientos morfosintácticos: construir oraciones y conectarlas con procedimientos de cohesión.
  • Escribir varios borradores o versiones, alterar los planes iniciales, etc.

Autorrevisión de la redacción

  • Jerarquizar la lectura de revisión para dirigir la atención hacia diversos aspectos en orden de prioridad.
  • Comparar el texto redactado con los requerimientos básicos del plano de la escritura.
  • Determinar si se ajusta estructuralmente al tipo de discurso.
  • Precisar si cumple con la finalidad comunicativa asignada.
  • Valorar el contenido del texto redactado atendiendo a ajuste al tema, calidad y suficiencia de las ideas, transición correcta y fluida entre las ideas expresadas en los párrafos o dentro de un párrafo, originalidad, signos de puntuación.
  • Valorar el uso de la estructuración gramatical: concordancia, estructuración y conexión de oraciones, uso de preposiciones y conjunciones, uso del gerundio, etc.
  • Analizar la ortografía.
  • Reconstruir el texto.

Véase también

Fuentes

  • Salellas Brínguez, Madelaine. Modelo pedagógico para el diagnóstico de las habilidades comunicativas básicas. CD-ROM Memorias del Evento Nacional de Comunicación, 2010.
  • Francés Racet, Olga. La expresión escrita: una propuesta metodológica para la redacción de textos en la enseñanza técnica y profesional. Tesis en opción al título de Máster en Investigación Educativa.