Saltar a: navegación, buscar

Estación de Pruebas de Máquinas Agrícolas

Estación de Pruebas de Máquinas Agrícolas
Información sobre la plantilla
Cheylamecanizacion.JPG
Concepto:Centro para la prueba de máquinas agrícolas antes de su introducción masiva.
Estación de Pruebas de Máquinas Agrícolas. Centro o dependencia encargado de evaluar en condiciones reales de producción o de laboratorio todas las máquinas de interés para su compra o fabricación en función social o comercial. En base a los resultados que se obtienen de las pruebas se recomienda o no su introducción o se dan los criterios para su mejoramiento.

Pruebas y validación de la maquinaria

Las Estaciones de Pruebas de máquinas agrícolas son a veces una entidad comercial (Nebraska, EE.UU.), o forma parte de una Universidad (Chapingo, México), o una dependencia estatal (CENEEMA, Francia). Lo importante es que en cada caso la estación tiene un determinado grado de autonomía para emitir su criterio sin que primen intereses comerciales, estatales o de otro tipo. No deben incluirse en esta clasificación los centros de prueba de los grandes fabricantes de maquinaria que utilizan sus resultados para su propio desarrollo, sino las entidades que dan criterios para intereses estatales o regionales.

Las empresas fabricantes están interesadas en que su maquinaria sea evaluada por una Estación de Pruebas de prestigio reconocido y emitido un certificado que garantice su calidad, lo cual representa un aval para su venta. Las fábricas de maquinaria también someten a prueba sus nuevos desarrollos para que le sean señalados objetivamente los defectos o ventajas que presentan. A las entidades compradoras les interesa que sean evaluadas las máquinas para así tener criterio comparativo entre diferentes opciones.

La ejecución de pruebas a las máquinas agrícolas permite realizar una evaluación objetiva de la calidad constructiva, tecnológica y de explotación y determinar su correcta agregación en correspondencia con la actividad específica que realiza, independientemente del tipo o modelo de cada máquina en cuestión.

La Estación de Pruebas de Cuba

Tras el Triunfo de la Revolución en 1959, comenzaron a introducirse en Cuba grandes cantidades de máquinas agrícolas e implementos para contribuir al desarrollo agropecuario. Estos equipos, producidos en la URSS y en otros países, por lo regular no se correspondían con los marcos de siembra, cultivos predominantes, condiciones y características de los suelos y agresividad del clima, por lo que era necesario evaluarlas previamente y dar criterios para su mejoramiento.

En 1964 comenzó a organizarse una Estación de Pruebas de Máquinas Agrícolas (EPMA), adscripta a la Dirección de Desarrollo de la Dirección Nacional de Mecanización del INRA, la cual desde entonces ha tenido bajo su responsabilidad la prueba en condiciones de Cuba de toda la maquinaria nacional o extranjera con posibilidades de ser introducida en la agricultura.

El comandante Ernesto Che Guevara fue uno de los impulsores de las pruebas de máquinas en Cuba. En la foto que encabeza este trabajo aparece probando uno de los primeros prototipos de máquinas cortadoras de caña construidos en Cuba.

El Instituto de Investigaciones de Mecanización Agropecuaria (IIMA), fundado en 1974, inicialmente como Centro de Mecanización Agropecuaria, se formó de la integración de las tareas de la Dirección de Desarrollo y la Estación de Pruebas, aunque ésta última ha continuado con su carácter de único centro de pruebas estatales de toda la maquinaria agrícola con perspectivas de ser introducidas en Cuba.

Actualmente la Estación de Pruebas de máquinas agrícolas de Cuba es una dependencia del Instituto de Investigaciones de Ingeniería Agrícola (IAgric), dentro de la Unidad Científico Tecnológica de Base (UCTB) de Pruebas de Tecnologías Agropecuarias y Servicios Científico Técnicos.

Normas y métodos de prueba

La prueba de una máquina es determinar el grado de cumplimiento por ésta de la Tarea Técnica que se emitió para su adquisición, verificando la correspondencia de sus parámetros constructivos y explotativos con las exigencias técnicas y agrotécnicas previamente establecidas. Para ello se utilizan las metodologías correspondientes para cada caso.

Las Estaciones o Centros de Pruebas que se forman para evaluar estas tecnologías, se rigen por un sistema de normas en los cuales se exponen los procedimientos y métodos de evaluación en cada caso, los parámetros a medir en cada tipo de pruebas, las características de las máquinas que se someten a dichas pruebas. Las normas serán ajustadas para cada caso específico, basándose en las normas internacionales (Normas ISO), que rigen las pruebas de máquinas agropecuarias.

En Cuba se han implantado las Normas Cubanas de pruebas y evaluaciones de máquinas agrícolas, elaboradas tomando como base las Normas ISO correspondientes.

Programas de pruebas

Las máquinas agrícolas, se pueden someter a pruebas por un programa completo, o por un programa incompleto o parcial.

Programa completo. Cuando la prueba requiere que se ejecuten todas las evaluaciones fundamentales establecidas, e incluyen pruebas especiales. En este caso se le denomina comúnmente Prueba estatal.

Programa incompleto o parcial. Cuando la prueba requiere que se ejecuten solo una parte de las evaluaciones establecidas e incluso solo una parte de una de las evaluaciones establecidas. En este caso se le denomina Evaluación o Prueba Parcial.

Tipos de pruebas

Existen muchos tipos y procedimientos de prueba de maquinaria agrícola entre las que se distinguen las siguientes:

Pruebas de prototipos. Son las evaluaciones de maquetas experimentales, prototipos, máquinas o componentes en desarrollo.

Pruebas de serie cero. Se hacen a un grupo de maquinas que se producen antes de la producción masiva.

Pruebas de control. Se realizan a las máquinas que se producen masivamente, para evaluar si cumplen con los parámetros de funcionamiento y constructivos previstos.

Prueba comparativa. Son pruebas simultáneas a que se someten la máquina nueva y la máquina similar ya introducida, y que sirve para comparar sus características.

Fases de las pruebas

Las actividades de pruebas de las máquinas agropecuarias las podemos dividir en tres fases fundamentales:

Fase metodológico-organizativa. Se inicia con la etapa de recepción de la máquina, y se procede al estudio de la documentación técnica y el análisis de las exigencias tecnológicas y agrotécnicas que debe cumplir. Se procede entonces a la elaboración, discusión y aprobación del programa metodológico de pruebas que se le efectuará a cada máquina, en dependencia de tipo o modelo de que se trate. Se elabora el formato del expediente de pruebas de la máquina.

Pruebas en laboratorio. Se inician con el peritaje técnico de la máquina recibida y se ejecutan todas las comprobaciones teóricas y prácticas a las máquinas o sus componentes, utilizando bancos de ensayos y laboratorios en las condiciones de trabajo establecidas. Estos ensayos se plasman en anotaciones que se toman como comparación con las pruebas de campo que se ejecuten.

Pruebas en el campo. En estas pruebas las evaluaciones se realizan en condiciones reales o controladas de explotación de las máquinas, después de su periodo de asentamiento cuando se trate de máquinas autopropulsadas. Es de suma importancia que durante las pruebas y evaluaciones de campo se anoten de forma estricta todas las incidencias que se presentan durante el período de pruebas, así como las condiciones técnico-explotativas de las máquinas, las características de la parcela en que esta se realiza, según se establece en las distintas normas y metodologías de pruebas.

Tipos de evaluaciones

Los parámetros fundamentales que se deben medir a cada máquina que se someta a pruebas son los siguientes

Peritaje técnico. Durante el peritaje técnico inicial se tienen en cuenta los siguientes parámetros: Completamiento de la máquina (se relacionan los mecanismos que la componen); Ensamblaje de la máquina (arme total de la misma); Documentación técnica (manuales técnicos y de explotación); Determinación de características técnicas; Descripción técnica de la máquina; y Puesta en marcha en vacío (asentamiento de no menos de 10 h). El peritaje explotativo comprende las mediciones y observaciones que se realizan durante el período de explotación. En el peritaje técnico final se evalúa el estado técnico final de la máquina al terminar las pruebas.

Evaluación funcional. Durante la evaluación funcional se adiestra el personal que trabajará con la máquina. La duración de este adiestramiento dependerá de la complejidad de cada una de las máquinas, no se realizarán otras evaluaciones hasta que el operador esté completamente adiestrado y la máquina haya pasado el período de asentamiento necesario establecido para cada caso, en este tiempo se determinarán previamente las condiciones en que se desarrollará la prueba.

Evaluación agrotécnica. Esta evaluación se efectuará durante el período agrotécnico establecido de cada cultivo y en la misma se determinarán los siguientes parámetros: Selección de la parcela y determinación de las condiciones de la prueba; Selección de los regímenes de trabajo durante el periodo de prueba; Características de la parcela; Características del cultivo; Calidad de trabajo en el período de prueba.

Evaluación de la seguridad del trabajo. Se evalúan, entre otros, los siguientes indicadores: Estabilidad longitudinal y transversal de la máquina autopropulsada; Dimensiones de estribos y pasamanos; Dimensiones y comodidad de la cabina; Visibilidad desde la cabina; Microclima en la cabina; Gases tóxicos en la cabina; Ruidos; Vibraciones.

Evaluación energética. A todos los tractores y motores que se vayan a someter a pruebas técnico-explota­tivas, se le debe de efectuar el balance de potencia efectiva del motor (kW), para tener en cuenta la formación del agregado correctamente, la cual comprende la Potencia de tracción; Potencia en el ATF; Potencia en los órganos motrices; Potencia perdida por partes mecánicas; Potencia consumida en auto locomoción; Potencia perdida por patinaje; Potencia consumida por el sistema hidráulico; Potencia consumida en vencer las pendientes.

Evaluación tecnológico-explotativa. Durante el peritaje técnico explotativo se controla minuciosamente la vida técnica de la máquina anotando cada fallo técnico, causa que lo originó y la producción acumulada hasta el momento del fallo, se anotará también, la fecha, el nombre del operador y el técnico que está a cargo de la prueba. Esta evaluación incluye todo el desarrollo de control del proceso técnico explotativo que se efectuó con la máquina en el tiempo de prueba como: Condiciones generales de prueba (características del desarrollo de evaluación de la máquina); Índices agrotécnicos fundamentales en el procesa de prueba; volumen de trabajo realizado por la máquina durante el proceso de prueba; Productividad de trabajo de la máquina durante la prueba; Consumo de combustible durante la prueba; Gastos de materiales fundamentales y complementarios de la prueba; Evaluación económica de la prueba.

Evaluación económica. Consiste en la determinación de la efectividad económica del agregado máquina-tractor, e incluye los gastos incurridos durante la explotación, especialmente en combustible, lubricantes, piezas de repuesto, mano de obra, etc.

Informes de pruebas

El Informe de Pruebas de una máquina es el documento que contiene todos los resultados de la prueba, o sea, de todas las evaluaciones realizadas con los datos numéricos y explicativos de los resultados obtenidos, generalmente en comparación con una máquina ya utilizada anteriormente, que sirve de base comparativa.

Las recomendaciones finales incluyen el criterio de la entidad evaluadora sobre si resulta conveniente o no desde el punto de vista técnico la introducción de ese tractor, implemento, cosechadora, medio de transporte u otra máquina, y las limitaciones para ello, o las modificaciones a introducir ante de su compra masiva.

Se incluyen las fotos, esquemas y gráficos que se considere necesario, especialmente vistas lateral, frontal y trasera de los agregados, de las roturas y defectos, etc. También las tablas que recojan las características técnicas, exigencias técnicas, agrotécnicas y de explotación, condiciones de pruebas, los resultados cuantitativos de las mediciones, observaciones, etc.

Fuentes

  • Arcadio Ríos. La agricultura en Cuba. Apuntes históricos. Segunda Edición. (En proceso de impresión). Editorial INFOIIMA, La Habana, 2015. 260 p.
  • Arcadio Ríos. La ingeniería agrícola del productor cubano. (Libro en edición). Instituto de Investigaciones de Ingeniería Agrícola. La Habana, 2015. 250 p.