Saltar a: navegación, buscar

Fray Tomás de Berlanga

Fray Tomás de Berlanga
Información sobre la plantilla
11112.jpg
NombreTomás Martínez Gómez
Nacimiento1487
Berlanga de Duero (Soria), España
Fallecimiento8 de agosto de 1551
Berlanga de Duero (Soria), España
OcupaciónFray
TítuloObispo

Fray Tomás de Berlanga. Fray español, viaja al Nuevo Mundo y forma parte del grupo de expedicionarios que descubre las Islas Galápago, nombre dado por dicho fray.

Síntesis biográfica

Nace en la villa de Berlanga de Duero, en España en el año 1487, el nombre dado por sus padres al nacer fue Tomás Martínez Gómez, hijo de una familia numerosa dedicada a la agricultura.

Estudios

Durante sus primeros estudios ya se perfilaba como aplicado, ingenioso y virtuoso. Más tarde pasó a estudiar a Burgo de Osma, para seguir los pasos de Santo Domingo de Guzmán.

Continúa sus estudió en el convento de San Esteban en Salamanca, y ya una vez preparado para enfrentarse a las tareas de la Orden Dominica, en 1508 profesó y continúa su preparación humanística además de instruirse en temas geográficos, náuticos y de ciencias naturales

Viajes al Nuevo Mundo

Los estudios realizados le sirvieron posteriormente, con veinte años, formando ya parte de la Orden de Santo Domingo, partió para el Nuevo Mundo en la cual desarrolló una extraordinaria labor.

Era un hecho habitual entre el clero regular acudir a esa parte del mundo para evangelizar. En el año 1510 embarca para la isla La Española formando parte de la segunda expedición dominica, y algún tiempo después fray Tomás es elegido como prior del convento de Santo Domingo en el año 1517.

Tanto fray Tomás como otros, entre los que se encontraba fray Bartolomé de las Casas, además de cumplir su misión principal de evangelización, se vieran obligados a posicionarse, antes los abusos que se cometían, a declarar a favor de los nativos y en contra de los encomenderos, dirigiéndose reiteradamente al rey o a la reina gobernadora (Isabel, la mujer de Carlos V), denunciando esos abusos.

En 1513, además de la Casa de Santo Domingo, tuvieran otra, levantada por Tomás con otros seis dominicos, en Santiago de los Caballeros, donde los comerciantes esclavistas tenían su centro de poder.

Para el año 1528, el fray viene a España, junto con otro fraile de su Orden, para hablar directamente con el rey y explicarle lo que estaba sucediendo en sus tierras del Nuevo Mundo, dejando los hechos por escrito con los nombres y apellidos de los españoles que infligían los abusos contra los nativos.

El fray Tomás se convierte en el primer prior provincial en el año 1530 en misma fecha se funda la primera provincia dominica del Nuevo Mundo, la de Santa Cruz, convirtiéndose. Dos años más tarde era obispo de Castilla del Oro, con sede en Panamá, cargo que juró en 1534.

Posteriormente viaja a Panamá donde desde el año 1531 hasta 1545 se hizo cargo del obispado de Panamá y antes de su nombramiento había sido enviado a México como Viceprovincial de su Orden. Para el año 1533 era nombrado consejero de la Corona española y en 1535, y como legado regio, viajaba hasta Lima para mediar sobre las disputas que sostenían Diego de Almagro y Francisco Pizarro sobre los límites de sus respectivas gobernaciones.

Galápagos

El 23 de febrero de 1535, se embarcó en un viaje hacia el sur de Perú, con vientos muy favorables. En un viaje oficial que le llevó hasta Lima, Pero en el octavo día una corriente les alejó del continente y la nave deriva sin control a alta mar y le llevaron hasta un archipiélago que el fray bautizó como “Islas Galápagos”, por la cantidad de grandes quelonios que habitaban dichas islas. Este arribo fue el el 14 de marzo de 1535.

Este descubrimiento y descripción de estas islas, fueron comunicado por fray Tomas al emperador Carlos I de España, desde la ciudad ecuatoriana de Portoviejo, que un año antes había sido fundada por Francisco Pacheco, por orden de Diego de Almagro. En 1537, Tomás de Berlanga se retiró de la Diócesis, y regresó a España para fundar un convento dominico en su ciudad natal.

Sus últimos años

A los 50 años renunciaba al obispado de Panamá y regresaba a su pueblo natal. De todas formas no se apartó del trajín, ya que en 1543 fundaba un convento de su Orden en Medina de Rioseco y celebraba la primera misa en aquel sagrado recinto. Fundó también en Berlanga de Duero varias capellanías y señalaba rentas para dotar a huérfanas desamparadas.

Muerte

Muere el 8 de agosto de 1551, en su ciudad natal y fue enterrado en la capilla mayor de la colegiata de Berlanga, del lado de la epístola.

Fuentes