Saltar a: navegación, buscar

La Española

Información   sobre la plantilla
Nombre oficial: La Española
ISLA LA ESPAÑOLA.jpg
Mapa o ubicación de

isla Española, Hispaniola o isla de Santo Domingo, es una isla situada en el Archipiélago de las Antillas Mayores. Sus límites geográficos son: al norte, el Océano Atlántico; al sur, el mar Caribe o de las Antillas; al este, el Canal de la Mona; y al oeste, el Paso de los Vientos, que la separa de Cuba, y el Canal de Jamaica, que la separa de la isla homónima de Jamaica.

Tiene una longitud de 650 km y una anchura máxima de 241km, con una superficie de 76.000km², siendo la segunda isla mayor del Caribe, después de Cuba.

Políticamente está dividida en dos países: la República Dominicana, que ocupa la mayor parte de la isla, y la República de Haití, que ocupa un tercio restante, al occidente.

País Densidad de población Área Población
  (hab./km²) (km²) (aprox 2009)
República Dominicana 179 48.730 10.090.000
Haití 255 27.750 9.776.206

Historia

Cristóbal Colón bautizó la isla como La Española tras desembarcar en ella el 5 de diciembre de 1492, durante su primer viaje, y la halló poblada por cinco naciones, mandadas por cinco Caciques, de la etnia taína. Días después, en su costa norte, construyó con los restos del naufragio de la nao Santa María y la colaboración del cacique Guacanagaríx el Fuerte Navidad, primer emplazamiento europeo en el Nuevo Mundo.

Al año siguiente, tras la destrucción por los nativos de aquel establecimiento, Colón fundó, decenas de kilómetros más al este, la primera ciudad europea en América, en el asentamiento al que llamó La Isabela.

Antes de la Colonización, La Española era habitada por los Taínos, quienes fueron sometidos a trabajos intensos y forzosos, y además, con las nuevas enfermedades traídas de Europa, mermó la población hasta casi su desaparición. En 1519, y hasta 1533, algunos grupos de Indígenas liderados por el valeroso cacique Enriquillo (Guarocuya) llegaron a rebelarse consiguiendo un estatus del que no disfrutaban anteriormente y creando un inicio hacia la liberación del pueblo indígena en la isla.

Los españoles, después de esto, no tuvieron suficientes esclavos para realizar los trabajos, lo que los llevó a importarlos desde África, para continuar con la construcción de la colonia.

La primera etapa colonial estuvo centrada en la explotación de los yacimientos de Oro, y luego en la producción azucarera, la cual cayó en el Siglo XVII. Así, los Colonos comenzaron la producción de Tabaco, Jengibre, Café y Ganado.

La ciudad de Santo Domingo es la ciudad más vieja del nuevo mundo fundada por europeos. Bartolomé Colón la fundó en 1496. Sus construcciones datan de finales de los siglos XV y XVI, como la Catedral de Santa María la Menor (1530), El Alcázar de Colón (1505), El Palacio de los Gobernadores y Generales (1508), El Hospital de San Nicolás (1503), El Convento de Santa Clara (1553), la Academia Gorgon (1558), La Universidad de Santo Domingo (1530), el Monasterio de Santo Domingo (1510), la Ermita del Rosario (1496) y La Muralla de Santo Domingo (1540).

En 1606 fueron destruidas las ciudades de Puerto Plata, Motecristi, Bayaja y Yaguana, consideradas como focos de contrabando con Países Bajos e Inglaterra, siguiendo órdenes de Felipe III. Este suceso se conoce como las devastaciones de Osorio. Con las poblaciones de Bayaja y Yaguana se fundó Bayaguana, y con Puerto Plata y Montecristi se fundó Monte Plata.

Las devastaciones de Osorio produjeron una parálisis económica tal, debido al abandono de la agricultura y ganadería, que a partir de 1604 fue necesario el «situado», dinero que la Corona Española otorgó a partir del Tesoro de la Nueva España, y que era destinado a pagar los sueldos de los Funcionarios en La Española y en Puerto Rico.

La unión entre europeos y africanos de la colonia dio origen al Mulato; los hijos de los europeos blancos se denominaron Criollos.

La Española, con su inmejorable posición geográfica, fue motivo de disputa entre las potencias europeas. Después de las devastaciones de Osorio, se produjo el asentamiento francés en la isla, proclamado oficialmente en el tratado de Rijswijk y luego en el Tratado de Basilea, que resultó ser el definitivo.

Fuente