Saltar a: navegación, buscar

Fusil Estriado

Fusil Estriado
Información sobre la plantilla
Fusil estriado.JPG
Fusil en cuya ánima se ha grabado un rayado helicoidal en el que se incrustan las paredes del proyectil

Calibre19 mm
Alcance efectivo80 m
Alcance máximo200 m
Fusil Estriado. Fusil en cuya ánima se ha grabado un rayado helicoidal en el que se incrustan las paredes del proyectil, minimizando el escape de los gases de la pólvora, con lo que aumenta la velocidad inicial del proyectil. Asimismo, el estriado imprime a los proyectiles cilíndricos un movimiento rotatorio que estabiliza su vuelo.

Antecedentes

El estriado se conocía desde 1525, con los primeros modelos de armas de fuego, pero el forzamiento del proyectil a lo largo del estriado requiere tal presión de los gases que exigía cañones más sólidos y que resultaban más difíciles de cargar por la boca.

Por eso no fue sino hasta la Guerra de los 30 Años, cuando las estrías aparecieron en algunas piezas de artillería. No obstante, los fusiles estriados eran más precisos y tenían mayor alcance que los mosquetes de ánima lisa.

Hacia 1710 la Pennsylvania Dutch alemana diseñó el fusil Pennsylvania. El mosquete estriado o rifle (de rifled, estriado) era principalmente un arma alemana y su diseño se copió de los fusiles de caza. Por lo tanto, el concepto de “tácticas de rifle” fue desarrollado por las tropas de cazadores alemanas Jäger (de caza). La mayoría de los ejércitos alemanes tenían formaciones Jäger y también muchos independentistas norteamericanos estaban armados con mosquetes estriados.

Los británicos comenzaron a usar esas formaciones después de ver lo que mercenarios alemanes podían hacer con sus armas y de sufrir el fuego de precisión de los colonos durante la Guerra de Independencia de los Estados Unidos.

Características

El fusil Pennsylvania tenía un alcance del doble al triple que el mosquete y mucha mayor precisión. Mientras los soldados armados con mosquetes debían mantener una formación lineal y disparar por salvas en dirección al enemigo, pero al bulto, esperando que los proyectiles dieran en el blanco, si los soldados que tenían enfrente iban armados de fusiles (que tenían el ánima con estriado helicoidal), estos últimos podían batirlos con precisión desde un orden abierto. Una ventaja del mosquete estriado era que normalmente tenía un cañón más corto que el de ánima lisa. Eso permitió a los fusileros cargar y disparar el arma rodilla en tierra o tendidos, y a la vez, combatir en guerrillas.

El combate en guerrillas consistía en mandar unidades, normalmente compañías, en orden abierto; es decir, no en líneas compactas. Los fusileros, en parejas, avanzaban libremente aprovechando toda cubierta posible, en busca del enemigo. Al hallarlo, mientras uno disparaba, el otro le protegía y le señalaba blancos importantes, preferentemente oficiales. De este modo moviéndose fuera del alcance del enemigo podían disparar con mortal precisión sin recibir respuesta de consideración. Eso no sólo hostigaba y desconcertaba al enemigo, sino que ayudaba a proteger la línea principal de las tropas que avanzaban o se defendían detrás de estas guerrillas.

El más famoso de los mosquetes rayados usados durante el período napoleónico fue el británico Baker, conocido como Brown Bess, aparecido después de 1802, del cual se fabricaron más de 30.000. Con ese mismo nombre fueron conocidos todos los mosquetes fabricados en Inglaterra entre 1720 y 1840. Estos mosquetes eran de calibre 19 mm, tenían un alcance efectivo de 80 m y máximo de 200 m, y requerían ser limpiados cada 30 disparos. Un tirador bien entrenado podía hacer un disparo cada 15 segundos.

En la actualidad, todos los fusiles y ametralladoras tienen el ánima estriada.

Fuente