G. K. Chesterton

(Redirigido desde «Gilbert Keith Chesterton»)
G. K. Chesterton
Información sobre la plantilla
Gil.jpeg
NombreGilbert Keith Chesterton
Nacimiento29 de mayo de 1874
Londres, Bandera de Inglaterra Inglaterra
Fallecimiento14 de junio de 1936
Beaconsfield
NacionalidadInglesa
OcupaciónCrítico, novelista y poeta
CónyugeFrances Blogg
Obras destacadasRobert Browing (1903), The Napoleon of Nothing Hill (1904)

Gilbert Keith Chesterton. Crítico, novelista y poeta inglés, cuya obra de ficción lo califica entre los narradores más brillantes e ingeniosos de la literatura de lengua inglesa.

Síntesis biográfica

Nació en Campden Hill, Londres, Inglaterra, el 29 de mayo de 1874, en el seno de una familia de clase media. Hijo de Marie-Louise Chesterton y de Edward Chesterton, quien trabajaba en la sala de subastas Kensington.

Su contextura física era desproporcionadamente grande, por lo que algunos lo comparan con el "buey mudo" (Tomás de Aquino). Además del enorme físico y la inteligencia punzante, lo caracterizaban el buen humor y la risa franca y contagiosa. Solía bromear con expresiones como: Por lo que respecta a mi peso, nadie lo ha calculado aún.

Estudios

Su educación se inicia en la preparatoria Colet Court, en 1881; su enseñanza en aquel lugar dura hasta 1886, y en enero de 1887 ingresa a un colegio privado de nombre St Paul en Hammersmith Road.

Luego estudia dibujo y pintura en la Slade School of Art (1893-1896), donde se vuelve diestro como dibujante y más adelante llega a contribuir con ilustraciones tanto para sus propias obras, como es el caso de Barbagrís en escena.

Luego de un período de autodescubrimiento, se retira de la universidad sin alcanzar un título y comienza a trabajar en diferentes periódicos. Trabaja como editor de literatura espiritista y teosofía, asistiendo a reuniones de ambos campos.

Alrededor de 1893 sufre una crisis de escepticismo y decepción, para entonces experimenta con la tabla ouija y queda fascinado con el demonismo.

Con el paso del tiempo, Chesterton fue alejándose del ocultismo y renueva su fe cristiana (por entonces anglicana).

En 1900 conoce al joven historiador Hilaire Belloc, con el que funda un diario para exponer sus ideas.

Vida privada

En 1901 contrae matrimonio con Frances Blogg, una joven y bella cristiana practicante, a quien conoce durante el otoño de 1896 y de quien se enamora a primera vista.

Muerte

Habiendo publicado en vida cerca de cien libros, muere el 14 de junio de 1936, en su casa de Beaconsfield. Notificado de su muerte, el Papa Pío XI le otorga el título de Defensor Fidei, y el filósofo rumano Mircea Eliade, a los pocos días del deceso, dijo:

"...La literatura inglesa ha perdido al ensayista contemporáneo más importante, y el mundo cristiano a uno de sus más preciosos apologistas. Inglaterra está más triste y confusa después de la desaparición de G.K Chesterton..."

.

Fue uno de los autores más admirados por el escritor argentino Jorge Luis Borges. El mismo año de su fallecimiento, acaecido cuanto tenía 62 años, apareció su Autobiografía (1936).

Publicaciones

En 1900 publica la primera colección de poemas, bajo el título de Greybeards at play, Robert Browning (1903) y Charles Dickens (1906) fueron biografías literarias. The Napoleon of Notting Hill (1904) fue su primera novela, una fantasía política y en El hombre que fue jueves (1908) mostró la decadencia de fin de siglo.

En 1907 conoce al padre O'Connor, un sacerdote católico que igualaba a Chesterton en inteligencia y simpatía. Se sorprende al comprobar que éste había sondeado los abismos del mal con mucha mayor profundidad que él.

El padre O'Connor conocía los horrores del mundo y no se escandalizaba, pues su pertenencia a la iglesia católica le hacía depositario de un gran tesoro: "la misericordia".

En la figura del padre O’Connor se inspiraría Chesterton para crear al Padre Brown, el personaje principal de una exquisita serie de cuentos policiales cuya recopilación más famosa se titula El candor del padre Brown.

En 1908 publica Ortodoxia, una apasionada defensa de la visión cristiana de la vida. Al año siguiente deja Londres para radicarse junto a su esposa en Beaconsfield, localidad ubicada a 40 kilómetros al oeste de la capital inglesa. Y un año después publica la novela La esfera y la cruz. Continúa escribiendo y viajando para dar conferencias. Entre 1913 y 1914 contribuye regularmente con el Daily Herald.

Durante la Segunda Guerra Mundial muere su único y amado hermano Cecil. Terminada la guerra, Chesterton lidera el movimiento distributista, que propiciaba la división de la propiedad en partes pequeñas y su distribución pareja entre todas las personas.

En 1922 deja la iglesia anglicana para unirse a la católica. Al año siguiente publicó una biografía de San Francisco de Asís y, en 1925, El hombre eterno, que presenta la concepción cristiana de la historia. A pedido de los editores de la biografía de San Francisco, escribe diez años después una biografía de Santo Tomás de Aquino: "...el mejor libro que se ha escrito jamás sobre Santo Tomás...", según palabras de Étienne Gilson.

Distinciones

A lo largo de su vida fue distinguido por diferentes instituciones:

  • Recibió grados Honoris Causa de las universidades de Edimburgo, Dublín y Notre Dame
  • Fue hecho Caballero de la Orden de San Gregorio el Grande.

Obras de este autor

  • Ballad of the white horse
  • Defensa del desatino
  • Doce hombres
  • El candor del padre Brown
  • El club de los incomprendidos
  • El club de los negocios raros
  • El dios de los gongs
  • El escándalo del padre Brown
  • El funcionario loco
  • El hombre común
  • El hombre invisible
  • El hombre que fue jueves
  • El hombre que sabia demasiado
  • El jardín secreto
  • El Napoleon De Notting Hill
  • El poeta y los lunáticos
  • El regreso de Don Quijote
  • La ausencia del señor Glass
  • La cólera de las rosas
  • La cruz azul y otros cuentos
  • La ensalada del coronel Cray
  • La incredulidad del padre Brown
  • La pesadilla
  • La sabiduría del padre Brown
  • La taberna errante
  • La tienda de los fantasmas
  • Las muertes de los Pendragon
  • Las paradojas de Mr. Pond
  • Lo que está mal en el mundo
  • Los tres jinetes del apocalipsis
  • Ortodoxia
  • Pequeña historia de Inglaterra
  • Quotes
  • Robert Louis Stevenson
  • San Francisco de Asís
  • The absence of Mr. Glass
  • The actor and the alibi
  • The arrow of heaven
  • The ball and the cross
  • The complete father Brown
  • The hammer of god
  • The mistake of the machine
  • Tolstoy
  • Un trozo de tiza
  • Una anécdota más bien improbable
  • Una defensa de las novelitas de A Penique

Adaptaciones cinematográficas

Las aventuras detectivescas del famoso Padre Brown en esta película estadounidense dirigida por Edward Sedgwick y protagonizada por Walter Connolly. Acompañando a Connolly se halla a Gertrude Michael, Una O’Connor, Paul Lukas y Robert Loraine.

Estupenda adaptación británica de una intriga del Padre Brown con Alec Guinness protagonizando al inteligente sacerdote que intenta averigurar el paradero de un valioso objeto que le han robado. Dirige Robert Hamer, autor de la comedia de la Ealing Ocho sentencias de muerte.

Ahora es una producción alemana la encargada de trasladar las andanzas del Padre Brown al cine. El actor Heinz Rühmann es el principal protagonista.

Serie de televisión británica de trece episodios con Kenneth More en la piel del Padre Brown.

Frases

  • La aventura podrá ser loca, pero el aventurero ha de ser cuerdo.
  • En todo aquello que vale la pena de tener, incluso en el placer, hay un punto de dolor o de tedio que ha de ser sobrevivido para que el placer pueda revivir y resistir.
  • El optimista cree en los demás y el pesimista sólo cree en sí mismo.
  • El lugar donde nacen los niños y mueren los hombres, donde la libertad y el amor florecen, no es una oficina ni un comercio ni una fábrica. Ahí veo yo la importancia de la familia.
  • Admiramos las cosas por motivos, pero las amamos sin motivos.
  • ¿Es usted un demonio? Soy un hombre. Y por lo tanto tengo dentro de mí todos los demonios.
  • Todos los educadores son absolutamente dogmáticos y autoritarios. No puede existir la educación libre, porque si dejáis a un niño libre no le educaréis.
  • Siempre se ha creído que existe algo que se llama destino, pero siempre se ha creído también que hay otra cosa que se llama albedrío. Lo que califica al hombre es el equilibrio de esa contradicción.
  • Hay algo que da esplendor a cuanto existe, y es la ilusión de encontrar algo a la vuelta de la esquina.
  • Lo maravilloso de la infancia es que cualquier cosa es en ella una maravilla.

Referencias

Enlace externo

Fuentes