Saltar a: navegación, buscar

Gregorio de Laferrère

(Redirigido desde «Gregorio de Laferrére»)
Gregorio de Laferrère
Información sobre la plantilla
Laferrere.jpg
Comediógrafo argentino
Nacimiento1924
Buenos Aires, Argentina, Bandera de Argentina
Causa de la muerteBreve periodo de enfermedad
ResidenciaBandera de Argentina Argentina
NacionalidadArgentina
CiudadaníaArgentino
OcupaciónPeriodista y dramaturgo

Gregorio de Laferrère. Comediógrafo argentino que reflejó en su obra los triunfos y derrotas, los miedos y vicios de la sociedad ríoplatense de principios del siglo XX, con toda su carga de incertidumbre y esperanza. Hijo de padre francés y madre argentina, pertenecía a una familia acomodada. No cursó estudios universitarios, pero se educó en Francia, adonde lo llevó la familia en su juventud.

Síntesis biográfica

Infancia

Su madre era Mercedes Pereda, argentina descendiente de una distinguida familia argentina y su padre fue Alfonso de Laferrère, un hacendado francés de sólida fortuna. Creció con sus tres hermanos en un hogar que estaba ligado con las más prestigiosas familias del país. Cursó sus estudios secundarios en el Colegio Nacional Buenos Aires, sin destacarse como alumno pero mostrándose interesado por la lectura.

Trayectoria laboral

Laferrère fue un periodista y político que cultivó el teatro por afición, sin pretensiones profesionales ni ambiciones literarias. Diputado provincial en 1893 y diputado nacional de 1898 a 1908. Cuando ya contaba más de treinta y cinco años, se le ocurrió escribir y estrenar una comedia que tituló ¡Jettatore! (1904). Basada parcialmente en un relato del escritor francés T. Gautier, se trataba de una sátira de la superstición sobre la mala suerte. Fue estrenada por la compañía de Jerónimo Podestá y alcanzó un gran éxito. Animado por la buena fortuna de su obra, el acomodado y elegante Laferrère siguió escribiendo comedias urbanas, de carácter costumbrista, con fino sentido del humor y con timidez al profundizar. Locos de verano (1905) resultó un nuevo éxito. Tras esta comedia se inclinó por el drama, con resultados menos felices: prefirió retirar de cartel Bajo la garra (1906) para evitar las suspicacias que había creado, pues, al satirizar ciertas prácticas de las clases altas, se le tomó como una obra en clave.

El cuarto de hora o los dos derechos (1906) es una comedia en un acto sin mayor trascendencia, así como otros monólogos y entremeses escritos para actores amigos. Las de Barranco (1908), comedia urbana que refleja las situaciones de una familia de clase media en decadencia, está considerada su mejor pieza.

Su última obra, Los invisibles (1911), es una sátira sobre el espiritismo; con ella regresó al tono jocoso de sus primeras comedias. Gregorio de Laferrère murió de forma súbita a los 46 años de edad. En 1907 había fundado el Conservatorio Lavardén, que aún sigue en actividad y que sostuvo económicamente él mismo, contratando profesores europeos y organizando concursos de autores.

La obra de Laferrère, junto con la de autores como Roberto Payró y Florencio Sánchez, señala el declive de la dramaturgia gauchesca y la progresiva urbanización del teatro argentino. En Laferrère se advierte la influencia de sus contemporáneos españoles, los Álvarez Quintero y Benavente en particular. Pero, muy argentino en la pintura del medio social, sus comedias son las que mejor reflejan algunos aspectos de la vida bonaerense durante la primera década del siglo XX. A diferencia de Florencio Sánchez, que imprimió a sus piezas un fuerte contenido dramático (influido por el realismo teatral europeo de la época y por el verismo italiano), Laferrère hizo gala de sus dotes de comediógrafo, y pese a que el conflicto básico de sus argumentos es más bien amargo, lo expresa con máscaras idiculizantes y festivas.

Trayectoria revolucionaria

En 1891 fue elegido como primer intendente de la comuna de Morón (hasta entonces el cargo se denominaba Presidente de la Municipalidad), donde residía entonces. Para asumir el cargo, que ejerció durante algunos meses, sin ser interceptado por sus adversarios políticos, no vaciló en disfrazarse de «grave señor con luengas barbas, lentes ahumados, negra levita ceñida al cuerpo y lustroso y alto sombrero de copa» (Martínez Cuitiño) y atravesar así los grupos opositores y, despojándose del disfraz, firmar tranquilamente el acta de asunción.

Un año más tarde, en 1892 se acercó al radicalismo de Hipólito Yrigoyen, sin enrolarse en el movimiento, en busca de una depuración del viciado clima político de la época.

Muerte

Gregorio de Laferrère falleció en Buenos Aires el 30 de noviembre de 1913, luego de un breve período de enfermedad.

Novelas escritas

Algunas de sus novelas más importantes son:

  • Los invisibles
  • ¡Jettatore!
  • Locos de verano
  • Bajo la garra

Fuentes