Saltar a: navegación, buscar

Buenos Aires

Para otros usos de este término, véase Buenos Aires (desambiguación).
Ciudad de Buenos Aires
Información sobre la plantilla
Ciudad Autónoma de Argentina
<span/>
Bandera de Buenos Aires
Bandera

Escudo de Buenos Aires
Escudo

Otros nombres: Ciudad Autónoma de Buenos Aires
EntidadCiudad Autónoma
 • PaísBandera de Argentina Argentina
 • Fundación1536 y 1580
Población (2010) 
 • Total2,891,082 hab.
GentilicioPorteño/a
Buenos Aires.JPG

Buenos Aires en Cubadebate

Ciudad de Buenos Aires. Conocida por la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, capital de la República Argentina. Es una ciudad de unos tres millones de habitantes, que integra un aglomerado urbano mucho mayor llamado Gran Buenos Aires, que totaliza casi 13 millones de habitantes, el mayor del país.

La Ciudad de Buenos Aires, está situada en la región centro-este del país, sobre la orilla occidental del Río de la Plata, en plena llanura pampeana. Limita al sur, oeste y norte con la provincia de Buenos Aires y al este con el río. Oficialmente la ciudad se encuentra dividida en 48 barrios que derivan de las antiguas parroquias establecidas en el siglo XIX.

Historia

Primera fundación

La primera fundación fue realizada por el adelantado Pedro de Mendoza, en el año 1536, que llegó desde España buscando un camino que condujese a riquezas en oro y plata. La población se asienta en forma precaria debido a la carencia de materiales para construcción, a la escasez de alimentos del lugar y a la mala relación con los aborígenes que sitian la ciudad provocando hambrunas a los españoles, que llegaron a cometer antropofagia. De esta misma expedición partieron los exploradores que remontaron río arriba y en 1537 fundaron Asunción, que prontamente demostró mejores condiciones. En 1541 se decidió por fin levantar la población y los escasos residentes de Buenos Aires se trasladaron a Asunción.

Segunda fundación

En 1580 se realizó la segunda y definitiva fundación, por Juan de Garay. En este caso ya no se buscaba riqueza puesto que ya se conocía lo que deparaba esta geografía fluvial, lo que se quería era ocupar el territorio, de gran importancia estratégica ya que significaba una importante salida al atlántico sur (nótese que más adelante, cuando se materializan las ocupaciones de la América del Sur por españoles y portugueses, este será el único puerto del Atlántico Sur de España).

Primeros años y virreinato

La nueva población se desarrolló muy lentamente durante los dos primeros siglos, ya que se hallaba en una zona totalmente periférica de la colonia, sin ningún interés por parte de los españoles más que preservarlo por su valor estratégico. Su población practicaba una economía de subsistencia, basada en la explotación agrícola, sin producir excedentes, por la escasa mano de obra, debido a la poca cantidad de indígenas de la zona.

Hacia 1680 la población rondaba los 5000 habitantes. La economía de subsistencia fue evolucionado lentamente, gracias al capital invertido surgido del comercio, y se comenzó a explotar la producción de cueros y en menor medida de sebo y cecina (carne seca) que se obtenía del ganado cimarrón, que en esa época se movía libremente y sin dueño por los campos y era cazado en incursiones llamadas vaquerías. Otro motivo que acrecentó la importancia de la ciudad son las diversas confrontaciones limítrofes con los portugueses. En el año 1680 estos fundan Nova Colonia do Sacramento en la margen opuesta del Río de la Plata, frente a Buenos Aires. Esta ciudad que pasara de manos varias veces en los próximos siglos, contribuyó a desarrollar aún más el contrabando y significó una amenaza a la ocupación española de la región.

La región del Río de la Plata cobra gran importancia como salida directa al Atlántico Sur ya entrado el siglo XVIII, por su accesibilidad, por su posición estratégica en el conflicto territorial con Portugal y en el acceso del Cabo de Hornos, ruta al Pacífico que comenzaba a despertar gran interés en las Potencias Europeas. Es así como en 1776 se crea el Virreinato del Río de la Plata, con capital en Buenos Aires, incluyéndose dentro de su jurisdicción grandes territorios, hasta la misma Potosí, que antes estaba vinculada a Lima. En esta época se comienzan a operar grandes cambios en la ciudad, iniciándose la construcción de nuevos edificios. Es también en esta época cuando el desarrollo industrial de Inglaterra comienza a presionar para la ubicación de sus manufacturas y para la obtención de materias primas, comenzando a perfilarse el carácter agroexportador, que luego se perfeccionaría, en la región rioplatense.

Independencia

En 1806 Inglaterra decide ocupar el área del Plata, en parte para paliar la pérdida de sus colonias de Norteamérica que le proporcionaban materias primas y mercados para sus manufacturas. Con un ejército poco importante ocupan Buenos Aires. Contra sus predicciones, los porteños se oponen a esta ocupación y al poco tiempo un ejército armado por criollos, al mando de Santiago de Liniers, recupera la ciudad.

Los ingleses preparan más tropas y en 1807 intentan retomarla, ya con un ejército superior pero esta vez se encuentran con una ciudad preparada y son derrotados. Esta victoria de los porteños es sumamente significativa, ya que fue lograda por sus propios medios, sin intervención de la Corona. En 1808, Napoleón ocupa España, produciendo un cese de autoridad sobre las Colonias.

En 1814 es restaurado el orden monárquico en España, por lo que se envían tropas a América, reconquistando todas las ciudades para 1816 con la excepción de Buenos Aires, que mantuvo su independencia desde 1810, y que envía sucesivos ejércitos hacia el interior del ex Virreinato, para asegurar la independencia de sus territorios, consumiendo gran parte de sus recursos durante los próximos 10 años, obra que se termina recién en 1824, cuando las gestas libertadoras de José de San Martín, partiendo de Argentina, y Bolívar, partiendo de Venezuela, expulsan definitivamente a los españoles de Sudamérica.

Actualidad

Hacia fines del siglo XIX y principios del siglo XX la ciudad sufrió una transformación importante; la prosperidad económica que atravesaba el país sumada a las preparaciones para el I Centenario que se celebraría en 1910 permitieron que la infraestructura urbana se desarrollara.

Desde 189 a 1914 la ciudad creció con una de las tasas anuales más grandes del mundo y en 1914 era la duodécima ciudad más grande del mundo con 1.575.000 habitantes y también creció cultural y comercialmente. En lo urbanístico se modificó en estilos, edificios altos y en la traza urbana. Se discutieron y formularon planes para hacer de Buenos Aires el símbolo de una nueva y progresista nación.

En 1994 se reformó la Constitución de la Ciudad otorgándole la autonomía con respecto al poder nacional, es decir que los ciudadanos pueden elegir a su Jefe de Gobierno, mientras que antes lo hacía el Poder ejecutivo.

La ciudad cuenta con una población de tres millones de habitantes, cifra que se mantiene fija desde hace años y sumada con la del Conurbano, el Gran Buenos Aires, ronda entre los 12 y 13 millones. A pesar del empobrecimiento general del país, la capital sigue siendo el distrito más rico.

También puede decirse que se produjo un embellecimiento de la ciudad ya que las administraciones están prestando cada vez más atención a los espacios públicos, generando nuevos y mejorando los existentes. Así, puede concluirse que a pesar de la situación general adversa, la ciudad comienza el nuevo milenio, con características diferentes, tratando de consolidarse como un buen lugar para vivir, como centro importante, administrativo y económico para el MERCOSUR y como lugar para el turismo.

Geografía

La Ciudad de Buenos Aires se encuentra en Sudamérica, a 34° 36' de latitud sur y 58° 26' de longitud oeste. La ciudad se encuentra en el margen del Río de la Plata, y su clima es templado.

El Río de la Plata y el Riachuelo son los límites naturales de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires hacia el este y el sur. El resto del perímetro está rodeado por la colectora externa de la RN A001 “Avenida General Paz”, autopista de 24 km de extensión que circunvala la ciudad de norte a oeste.

La ciudad se encuentra casi en su totalidad en la región pampeana, salvo algunas zonas como la Reserva Ecológica de Buenos Aires, la Ciudad Deportiva del Club Atlético Boca Juniors, el Aeroparque Jorge Newbery, o el barrio de Puerto Madero, que se hallan emergidas artificialmente mediante el relleno de las costas del Río de la Plata.

La región estaba antiguamente atravesada por diferentes arroyos y lagunas, algunos de los cuales fueron rellenados y otros entubados. Entre los arroyos de importancia están los Terceros (del Sur, del Medio y del Norte), Maldonado, Vega, Medrano, Cildañez y White.

En 1908 muchos arroyos fueron encauzados y rectificados, ya que con las crecidas causaban daños a la infraestructura de la ciudad. Fueron canalizados pero se mantenían a cielo abierto, construyéndose varios puentes para su cruce. Finalmente en 1919 se dispuso su canalización cerrada, pero los trabajos comenzaron recién en 1927, terminando algunos en 1938 y otros, como el Maldonado, en 1954.

Clima

El clima de la ciudad es templado húmedo. Considerando el período 1961-1990, normalmente empleado para designar los promedios climáticos, la temperatura media es de 17,6 °C y la precipitación anual es de 1147 mm. A lo largo del siglo XX las temperaturas de la ciudad han aumentado considerablemente debido a la isla de calor (desarrollo urbano), siendo actualmente 2 °C superior al de regiones cercanas mucho menos urbanizadas.

Las precipitaciones también se han acrecentado desde 1973, como ya ocurrió en el anterior hemiciclo húmedo: 1870 a 1920.

Los veranos son cálidos, con un promedio de enero de 24,5 °C. La elevada humedad suele volver sofocante al tiempo. Los inviernos son suaves, con una temperatura promedio de julio de 11 °C. Raramente se dan temperaturas inferiores a 0 °C y superiores a 36 °C. Las nieblas, otra características de Buenos Aires, se han vuelto infrecuentes, con pocos días al año.

Demografía

En el último censo nacional realizado en noviembre de 2001 por el INDEC, en la Ciudad de Buenos Aires se contabilizaron 2.776.138 habitantes de los cuales las mujeres son el 54,7% y los varones representan el 45,3%. Así mismo, la ciudad cuenta con una importante densidad demográfica que asciende a 13.679,6/km2.

Sin embargo, un informe posterior publicado por este organismo, destinado a subsanar los errores cometidos en el censo establecía que la población de la ciudad era de 2.995.805 habitantes en el mismo período. La proyección del INDEC al 30 de junio de 2009 es de 3.050.728 habitantes.

Economía

En 2008 el Producto Bruto Geográfico (PBG) de Buenos Aires fue de aproximadamente 400.455 millones de pesos argentinos (ARS), lo que resulta en $80.400 (peso argentino) cápita. El ingreso, aproximadamente U$S 23.400 dólares (USD) per cápita, fue muy superior al nacional nacional de ese año y ubica a la ciudad con el segundo mayor ingreso per cápita de Latinoamérica en términos nominales, después de Ciudad de México. Esto, debido al tipo de cambio relativamente devaluado del peso argentino, presenta importantes distorsiones, ya que, teniendo el poder adquisitivo en cuenta, Buenos Aires cuenta con el mayor producto per cápita en la región latinoamericana. El PBG real creció en 2006 un 11,4% respecto de 2005.

El principal sector económico de Buenos Aires es el sector Servicios, que representa el 78% de su PBG en términos constantes, mucho mayor al 56% a nivel nacional. Las ramas más importantes son las de servicios inmobiliarios, informáticos, servicios profesionales, servicios a las empresas y de alquiler y los servicios de intermediación financiera.

En los últimos años Buenos Aires se convirtió en un polo turístico, en especial por la baja de costos que produjo para los visitantes extranjeros la devaluación del peso. Entre 2002 y 2004 la cantidad de establecimientos hoteleros aumentó un 10,7%, mientras que la tasa de habitaciones ocupadas tuvo un importante aumento del 42,9%.

En la ciudad existe un importante desarrollo del sector de servicios informáticos. En Buenos Aires se encuentran instaladas, aproximadamente, el 70% de las empresas generadores de software, que a nivel nacional exportan por más de 340 millones de dólares.

Cultura

Buenos Aires es una de las principales metrópolis culturales en el mundo.

La gastronomía porteña se destaca por su diversidad, aunque el denominador común es el empleo de carnes y la influencia italiana, en las recetas, muy difundida por las corrientes migratorias provenientes de ese país a principios del siglo XX.

Otra manifestación cultural propia del porteño es el fileteado, arte decorativo y popular, nacido en las primeras décadas del siglo XX. Suele presentarse en contextos emparentados con el tango, el diseño y la publicidad. Flores, volutas, hojas de acanto, cintas argentinas, se combinan con personajes populares mediante colores muy vivos y a través del contraste se da la idea del volumen. Los textos también forman parte de la composición del fileteado, con frases acuñadas por la sabiduría popular. En el año 2006 la legislatura porteña declaró al fileteado como Patrimonio Cultural de la Ciudad de Buenos Aires a partir de la sanción de la ley 1941.

El desarrollo cultural se aprecia en la gran cantidad de museos, teatros y bibliotecas que pueden encontrarse en la ciudad. La Avenida Corrientes, en cuyos tradicionales cafés y bares evolucionó el tango a principios y mediados del siglo XX, es la arteria donde se encuentran algunos de los teatros más importantes. En este sentido, Buenos Aires cuenta con una oferta muy diversa, y muchos de los teatros de mayor relevancia dependen directamente del Gobierno de la Ciudad: el Teatro Colón, el Teatro General San Martín, el Teatro Alvear, el Teatro Regio, el Teatro Sarmiento y el Teatro de la Ribera, entre otros. También existe una importante actividad en el Teatro Nacional Cervantes, el Centro Cultural Recoleta, el Centro Cultural General San Martín, el Teatro Maipo y la gran cantidad de teatros independientes que se encuentran distribuidos por los barrios.
Vista de la fachada del teatro Colón desde un auto

El Gobierno de la Ciudad administra diez museos que abarcan diferentes temáticas: desde las artes plásticas (Museo de Artes Plásticas Eduardo Sívori) hasta la historia (Museo Histórico de Buenos Aires Cornelio de Saavedra), pasando por el cine (Museo del Cine Pablo Ducrós Hicken). También existen muchos museos dependientes del Gobierno Nacional (como el Museo de la Casa Rosada) o de fundaciones (como el Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires).

De la Ciudad dependen 26 bibliotecas públicas que cuentan con 317.583 ejemplares. Además existen muchas bibliotecas dependientes de los diferentes Poderes de la Nación, así como de las diferentes universidades que se encuentran en la Capital.

Buenos Aires se distingue además como el mayor centro editorial del país, ya que allí residen las editoriales más importantes, y es también la ciudad donde se editan los diarios y revistas de mayor tirada. La industria editorial de Buenos Aires es una de las más competitivas de la región, y la densidad de librerías es bastante alta. En diferentes lugares pueden conseguirse con regularidad libros antiguos, primeras ediciones y publicaciones en diferentes idiomas, sobre todo en los comercios ubicados en la Avenida de mayo y en la Avenida Corrientes, entre Callao y 9 de julio.

Una tradición importante es la de los Festejos de Carnaval. Existen en Buenos Aires 103 murgas, agrupando a más de 10.000 personas. Anualmente suelen juntarse más de 800.000 personas para disfrutar de la música, baile y canto que ofrecen estas comparsas en la gran cantidad de corsos que se realizan en los barrios porteños.

Buenos Aires cuenta con un selecto grupo de unos 50 bares denominados como Bares Notables estos bares se caracterizan por haber sido protagonistas de una parte importante de la historia de la ciudad, estos bares reciben una ayuda del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

La ciudad de Buenos Aires cuenta con más de 300 teatros. En 2004 hubo en cartelera más obras de teatro que en París.

Fuentes