Saltar a: navegación, buscar

Idioma italiano

(Redirigido desde «Italiano»)
Italiano
Información sobre la plantilla
Italianohablo.jpeg
Concepto:Lengua romance
Italiano (idioma). Idioma oficial en la Unión Europea, Italia, Suiza, San Marino, Ciudad del Vaticano, Orden de Malta, la región Istria (Croacia), y en las ciudades de de Capodistria-Koper, Isola d\'Istria-Izola y Pirano-Piran Eslovenia). Solo en la península itálica cuenta con 60 millones de hablantes, pero se estima que en el mundo entero esa cifra asciende a los cerca de 125 millones. Los inmigrantes italianos lo han esparcido por diversos países, siendo los que más influencia han tenido Estados Unidos, Australia, Argentina, Brasil, Uruguay, Venezuela, Canadá y Alemania.

Historia

Lengua italiana, es una de las lenguas románicas de la familia indoeuropea. Sesenta millones de personas hablan este idioma en la Península Itálica, sur de Suiza, San Marino, Sicilia, Córcega, norte de Cerdeña y en la costa norte del mar Adriático. Se trata de una única lengua con muchos dialectos; como las demás lenguas románicas es heredera directa del latín que hablaban los romanos e impusieron a cuantos pueblos estuvieron bajo su imperio. La pugna que se produjo durante la edad media en muchos países europeos entre el latín como lengua culta escrita, aunque muerta, y las lenguas que proceden de él como populares y habladas, y por lo tanto vivas, en ninguna parte se dio con tanta intensidad como en Italia.

Historia del italiano moderno estándar

La historia del italiano moderno estándar, que es una lengua romance, comienza con el latín vulgar, que se dispersó por todo el Imperio romano, desde la península itálica, Sicilia, Galia (Francia), la península ibérica (España y Portugal), las islas británicas, el valle del Rin (Alemania Occidental y Suiza), el valle del Danubio (Alemania del sur, Austria, Hungría y Rumania), y también las costas del norte de África (Marruecos, Argelia y Túnez). La mayoría de estos territorios formaría posteriormente parte del Imperio romano de Occidente.

Comienzos de la historia del italiano

Un punto de inflexión en la historia del italiano, se produce alrededor del 400dC, cuando la Galia, la península ibérica, el norte de África, y la península itálica, sufrieron la invasión de tribus germánicas, emigradas por causa de los ataques de nómadas provenientes de Asia central, lo que provocó el colapso del Imperio romano de Occidente, llevando a la fundación de provincias bárbaras que no hablaban latín.

En la península italiana se estableció la tribu germánica de los Longoboard, que se ubicaron en la actual Lombardía y sus alrededores. En Roma, tras el abandono del gobierno imperial que se trasladó a Ravenna, el latín perdió autoridad, conservándose sólo ejemplos escritos del código legal romano, las traducción del griego por Saint Jerome, de la Biblia, conocida como la Vulgata (385-404dC). Los gobernantes bárbaros se adaptaron al latín vulgar, modificando con su pronunciación el sonido de dicho idioma. A lo largo de la historia del italiano, la influenza bárbara se sintió menos en la península itálica que en las regiones linderas, como la Galia (Francia) y Dacia (Rumania).

La gramática del latín vulgar hablado era más sencilla que la del latín clásico de la literatura, y de éste proviene el italiano moderno estándar. Surgen en la historia del italiano, dialectos regionales derivados del latín vulgar, que condujeron a una mayor simplificación, y un cambio en el ordenamiento de las palabras, ya que las declinaciones del latín habían desaparecido.

El latín desapareció paulatinamente, conservándose apenas como la segunda lengua oficial del Vaticano, en su versión tardía que ha sido modificada por la iglesia, por lo cual se lo denomina latín eclesiástico.

A fines del Siglo XII, aparece el toscano como lengua de la región de la Toscaza, y que se popularizó gracias a que fuera la lengua elegida por Dante para la “Comedia”, lo cual le valiera el exilio. Posteriormente su ejemplo sería seguido por Ariosto, Bocaccio, Tassio, entre otros autores. La tardía unificación de Italia en 1860, es un paso importantísimo en la historia del italiano, ya que propició el uso del italiano estándar escrito, como modelo para el lenguaje hablado, ya que era un lenguaje conveniente para el comercio y la política. Así el reino de Italia propagó el idioma italiano estándar por sus provincias en el norte de África (Túnez y Libia), Abisinia (Etiopía) y Somalia. El italiano es el idioma oficial actualmente en Italia, San Marino, y conjuntamente con el latín, en el Vaticano, y es uno de los cuatro idiomas hablados en Suiza (junto con el francés, alemán y romanche).

Orígenes

Durante el periodo de evolución del italiano surgieron muchos dialectos. En el norte de la península abundan los de origen galo-itálico: son el piamontés, lombardo, ligur, y emiliano o boloñés, todos ellos muestran una clara afinidad con el francés por su pronunciación y sus terminaciones truncadas. En el Tirol italiano, así como en la Dalmacia, Istria y el área de Venecia se habla el veneciano. Por debajo de esta región se encuentran los dialectos centromeridionales: el toscano, corso, sardo, romano (que está íntimamente relacionado con el umbro y el marchigiano), los dialectos de la Campania, (con el abruzo y el apulio), el siciliano napolitano y calabrés. Los dialectos que se hablan en la Cerdeña central y meridional constituyen un grupo diferente y se les ha llegado a considerar como una rama autónoma dentro de las lenguas románicas, mientras que el italiano que se habla en la región alpina, al norte de Venecia, el friulano, se considera así mismo como dialecto del retorrománico.

Evolución

La multiplicidad de los dialectos que surgieron en Italia, así como el afán de sus hablantes por reclamar que el suyo era el único italiano puro heredero del latín, han supuesto una peculiar dificultad para que surgiera una forma única del italiano que representara la unidad cultural de toda la península. Aunque los primeros documentos en romance sean del Siglo X, eran dialectales, así como también lo fueron los escritos de los siglos posteriores, que indujeron a rivalizar a las escuelas literarias, tantas como regiones. El dialecto toscano alcanzó la preponderancia durante el siglo XIV, dada la situación geográfica central de la Toscana, y el que Florencia fuera la ciudad más influyente, porque realizó toda una actividad comercial de la máxima importancia. Además, el toscano es el dialecto que menos se aparta morfológica y fonológicamante del latín clásico. Junto a esto hay que añadir que la cultura florentina ha albergado en su seno a los tres grandes autores que mejor hayan comprendido el pensamiento y el alma italianos durante la edad media y el temprano renacimiento: Dante, Petrarca y Boccaccio.

Italiano moderno

Durante los siglos XV y XVI las gramáticas han tratado de conferir al toscano la condición de idioma italiano clásico, en su pronunciación, sintaxis y léxico. Por lo que en ocasiones, al considerarlo clásico, pudiera haberlo convertido en otra lengua muerta, pero no ha sucedido así porque ha aceptado los cambios inevitables en cualquier lengua viva. Los diccionarios y las publicaciones de la Accademia della Crusca, que se fundó en 1583 y que es la autoridad oficial en materia lingüística para los italianos, realizaron con éxito una norma, que tuvo en cuenta tanto el purismo clásico como la lengua viva toscana.

El italiano contemporáneo conserva algunas propiedades del latín, pero su léxico ha sufrido los cambios necesarios para nombrar las condiciones de vida de sus hablantes. Los cambios fonéticos habidos desde el latín están reflejados en su ortografía, que es prácticamente fonética, por lo que cualquiera que sepa latín o cualquier lengua románica aprende italiano con facilidad. La diferencia más notable que existe entre el italiano y el francés o el español reside en la formación de sus plurales, que no se realizan añadiendo -s o -es, sino que los femeninos terminan en -e, y los masculinos en -i; la razón es porque los nombres no derivan del acusativo, sino del nominativo, y se han generalizado como formas plurales -ae y -e de la primera declinación (nombres femeninos), e i de la segunda declinación (nombres masculinos).

Alfabeto

  • A [a]
  • B [bi]
  • C [chi]
  • D [di]
  • E [e]
  • F [effe]
  • G [gi]
  • H [acca]
  • I [i]
  • L [elle]
  • M [emme]
  • N [enne]
  • O [o]
  • P [pi]
  • Q [cu]
  • R [erre]
  • S [esse]
  • T [ti]
  • U [u]
  • V [vu/vi]
  • Z [zeta]

Las letras no incluidas son: K [kappa] J [i lunga] W [doppa vu/vi] X [ics] Y [ipsilon/i greca]

Gramática del italiano

Sustantivos

Sustantivos que finalizan en "O" y "A" Los sustantivos italianos pueden ser masculinos y femeninos, singulares y plurales. Por ejemplo, el sustantivo gato "gatto" tiene 4 formas: gatto / gatta, gattl / gatte Los sustantivos que finalizan en "o" hacen su plural en "i" Y los que terminan "a" hacen su plural en "e" Sustantivos que finalizan en "O" o "A" Algunos sustantivos sólo tienen forma femenina o masculina (singular y plural). Por ejmplo "libro", libro, es masculino y "sedia", silla, es femenino. Sustantivos que finalizan en "E" Algunos sustantivos italianos terminan en "e". Estos pueden ser masculinos o femeninos. La única forma de saber su género es fijarse en el artículo que les acompaña o buscando en el diccionario. Por ejemplo, la palabra "fiore", flor, es masculina. El sustantivo "televisione",televisión, es femenino. El plural de todos los nombres que terminan en "E", ya sean femeninos o masculinos, siempre terminará en "I": fiori, televisioni.

Sustantivos irregulares

En italiano existen muchos sustantivos irregulares.. - Algunos tienen una forma irregular femenina. Algunos hablantes prefieren usar la forma masculina en vez de la forma femenina irregular: "La Signora Rossi ì il presidente della società" - La señora Rossi es el presidente de la compañía. -Algunos sustantivos no tienen plural, como todos los sustantivos que terminan en vocal acentuada y todos los sustantivos extranjeros: "un re, due re" - un rey, dos reyes. -Otros sólo se utilizan en la forma plural:. occhiali-gafas. - Algunos sustantivos masculinos que terminan en "a" forman el plural terminando en "i": poeta/poeti- poeta/poetas; problema/problemi: problema/problemas - Algunos sustantivos femeninos que terminan en "o" forman el plural terminando en "i": mano/mani - mano/manos - Algunos sustantivos son masculinos en singular, pero se convierten en femeninos en plural y terminan en "a": braccio - brazo, braccia - brazos - Los sustantivos que terminan en "co/ca" o "go/ga" añaden "h" para formar el plural: amica/amiche -amiga-s - Algunos sustantivos masculinos que terminan en "co" o go" no añanden "h" para formar los plurales:medico/medici - médico/s - Los sustantivos femeninos que terminan en "cia" o "gia" finalizan en "ce" o "ge" cuando las terminaciones van precedidas de consonantes: arancia/arance - naranja/s

Artículos

El artículo definido: Introduce un sustantivo definido, específico o mencionado anteriormente.

Sustantivos femeninos: si el sustantivo femenino es singular le acompañará el artículo "la". Si es plural "le". Por ejemplo: la ragazza, le ragazze.

Sustantivos masculinos: hay que elegir entre los artículos "il" y "lo", esta elección depende del comienzo del sustantivo. Aunque la mayoría de las veces se utiliza "il" debemos seguir algunas reglas: - Usamos "il" o su correspondiente plural "i" cuando el sustantivo masculino empieza por consonante: il ragazzo/i ragazzi. - Si por el contrario el sustantivo empieza por vocal, z o s, usaremos "lo" en singular y "gli" en plural. "lo" se contrae en la forma "l'" cuando va seguido de vocal: lo sbaglio/gli sbagli. - Todos los préstamos de otras lenguas son siempre masculinos y no tienen plural.

Literatura italiana

El italiano actual es una evolución natural del latín que se hablaba en la península después de la caída del Imperio Romano. Aún hoy se investiga si el latín vulgar era también medio de expresión literaria en Roma o únicamente una lengua popular, es muy probable que se mezclasen. Determinadas palabras derivadas del griego nos recuerdan la época de dominación bizantina, aunque algunas de ellas fueron adoptadas por las cruzadas o el comercio. Las invasiones sarracénicas también dejaron algunas palabras de origen árabe, sobre todo en Sicilia. Otras palabras latinas entraron en la lengua indirectamente a través del francés o el provenzal. Los períodos de conquistas teutónicas no marcaron la lengua de una manera notable y hay pocas palabras de origen germánico

El crecimiento de la literatura escrita y oral se produjo en el siglo XIII. Este período también fue fructífero para el resurgimiento civil y de la política en las ciudades italianas, así como para el renacimiento en el arte y la cultura después de la dominación bárbara. Hubo varias tendencias literarias en el siglo XIII: poesía religiosa, la poesía que habían hecho popular los juglares franceses, poesía cómico-satírica de Cecco Angiolieri, poesía caballeresca (las canciones de gesta derivadas de los franceses), prosa didáctica y moralista en la que destacó Brunetto Latini y la poesía de amor que fue la más extendida.

El siglo XIII

La literatura italiana nace a principios del siglo XIII. Las influencias que impulsaron su creación fueron sobre todo religiosas y San Francisco de Asís junto a sus seguidores fueron los creadores de la lírica Lauda, que era una canción sagrada popular que se conocía en el centro de Italia. San Francisco compuso uno de los poemas italianos más antiguos, "Cantica del Sole", o"Laudes Creaturarum" (1225), una improvisación sublime -decía Paschal Robinson- más que una producción literaria estricta. El movimiento literario más importante de la segunda mitad del siglo XIII fue lo que Dante llamó el "dolce stil novo".

El siglo XIV fue un período de cambios en la cultura y vida medieval que dieron paso a un nuevo concepto de la existencia. También se reflejó más madurez en la tradición literaria que tuvo su mayor expresión gracias al florentino Dante Alighueri. Sus obras fueron el origen de la tradición literaria y lingüítica moderna. La lírica más temprana se recoge en la "Vita Nuova", una autobiografría en la que el autor canta a su amada Beatriz, este amor trasciende al amor a Dios. Dante trabaja los temas del espíritu, la cultura y la política en obras anteriores a La divina comedia como "Convivio","De vulgari eloquentia" y "De monarchia".

La obra más importante de Dante es La divina comedia, una obra compleja y muy poética que trata un tema muy amplio. El contenido une la cultura y el espíritu de la edad media y pone de manifiesto la fe religiosa de una realidad contruida y dirigida por Dios..

Siglo XIV

En Italia y en otros lugares, este es el siglo de la literatura mística, se tradujeron algunas de las Sagradas Escrituras y obras de los apóstoles, como cartas, sermones y otros tratados religiosos. El valor lingüístico de estos tratados es comparable al fer.

Dialectos del italiano

El italiano es una lengua que tiene varios dialectos; como la mayoría de las lenguas románicas deriva directamente de las lenguas romances por esta razón guarda gran parecido con el latín.

El italiano moderno guarda similitudes con el latín y el dialecto florentino, pero el léxico se ha adaptado a las condiciones de la vida actual. La pocos cambios fonéticos que se han producido en la evolución de la lengua desde el latín, la ortografía que es prácticamente igual a la fonética, hacen del italiano una lengua fácil de aprender para las personas que sepan latín o cualquier lengua romance..

Los dialectos del italiano que reconocen los etnólogos son: toscano, piamontés, sardo, abruzzese, pugliese (apulian), umbro, laziale, marchigiano central, cicolano-reatino-aquilano y molisan. Pero además hay otros dialectos como: milanés, brescian, bergamasco, veneciano, modenés, boloñés, siciliano, etc, cais uno por ciudad.

Determinados dialectos que se hablan en Italia son muy diferentes de la lengua coloquial por eso muchos de sus hablantes los consideran una lengua diferente. Así, en muchas ocasiones se diferencian los dialectos del italiano de las lenguas de Italia.

Los dialectos italianos se dividen en dos grupos, exceptuando el sardo que se considera otra lengua. Estos dos grupos se separan por una línea denominada Spezi-Rimini, el nombre viene dado por dos ciudades por las que pasa. La Spezi-Rimini dibuja una línea de oeste a este en toda la península, siguiendo la frontera de la Toscana y Emilia-Romagna. Divide los dialectos del norte y los del centro-sur de la península.

- Los dialectos del norte o septentrionales se dividen a su vez en dos grandes grupos: el más grande es el grupo italo-galo, que recoge las regiones de Liguria, Piamonte, Lombardia, y Emilia-Romagna, además de otras zonas de Trentino-Alto Adige. Y el segundo dialecto es el véneto que se sitúa en la región de Veneto. - Los dialectos centrales-meridionales se dividen en cuatro dialectos diferentes. El grupo de los tuscanos que ocupa el área de la región de la Toscana. Al sur los dialectos latín-umbrian-marchegianos, que ocupan el el norte de la región de Latium incluyendo Roma, la mayoría de la zona de Umbría y parte de la región de Marches. Estos dos últimos son, en muchas ocasiones, agrupados como dialectos centrales. Los dialectos meridionales se subdividen a su vez en dos grupos importantes, los dialectos intermedios meridionales que ocupan la parte inferior de la península, incluyendo regiones como Lazio, Avruzzi, Molise, Campania, Basilicata y partes de Apulia; algunos de estos dialectos (de Calabria y Apulia) y el de Sicilia forman el dialecto extremo meridional.

Fuentes