Saltar a: navegación, buscar

Henry Cavendish

Henry Cavendish
Información sobre la plantilla
Henry Cavendish01.jpeg
Físico y químico británico
Nacimiento10 de octubre de 1731
Francia, Bandera de Francia
Fallecimiento24 de febrero de 1810
Francia, Bandera de Francia

Henry Cavendish. Físico y químico británico. Fue el primero en distinguir la presencia en el aire de Dióxido de carbono y de Hidrógeno, también determinó la densidad y la masa de la Tierra por medio de una balanza de torsión. En 1760 fue nombrado miembro de la Royal Society.

Biografía

Nació en Niza, Francia, el 10 de octubre de 1731, de padres británicos pertenecientes a la acaudalada y respetada nobleza inglesa: Lord Charles Cavendish duque de Devonshire y Lady Ann Gray.

Infancia y Juventud

A los 11 años entró a estudiar en la Escuela de Newcome, en Hackney, ingresando a los 18 años 1749 en la Peterhouse, Universidad de Cambridge. En esa época se destacó por ser un alumno aplicado, callado, muy tímido, reservado y encerrado en su mundo, sus profesores solían decir que siempre estaba en la luna,  se ha supuesto que tenía el síndrome de asperger, aunque en realidad se dedicaba a razonar y reflexionar sobre diversos temas científicos.

Henry Cavendish era un libro entero él solo. Nació en un ambiente suntuoso, sus abuelos eran duques, de Devonshire y de Kent respectivamente; fue el científico inglés más dotado de su época, pero también el más extraño. Padecía, en palabras de uno de sus escasos biógrafos, de timidez hasta un grado que bordeaba lo enfermizo. Los contactos humanos le causaban un profundo desasosiego.

Era muy retraído, solitario, misógino y excéntrico; perteneció a la Sociedad Lunar de Birmingham, un grupo de amigos científicos, ellos mismos se llamaban los lunáticos que dieron este nombre a su club porque se reunían las noches de Luna Llena, al parecer para poder regresar a casa tarde, tras las reuniones, alumbrados por su débil luz.

Otras etapas importantes de su vida

Aunque se aventuraba a veces a aparecer en sociedad , era especialmente devoto de las soirés científicas semanales del gran naturalista sir Joseph Banks -, los demás invitados tenían siempre claro que no había que acercarse a él ni mirarle siquiera. Se aconsejaba a quienes deseaban conocer sus puntos de vista que paseasen a su lado como por casualidad y que «hablasen como si se dirigieran al vacío. Si los comentarios eran científicamente dignos, podían recibir una respuesta en un susurro. Pero lo más probable era que sólo oyesen un molesto chillido, parece ser que tenía la voz muy aguda- y se encontrasen al volverse con un vacío real y viesen a Cavendish huyendo hacia un rincón más tranquilo.

Su riqueza y su amor a la vida solitaria le permitieron convertir su casa de Clapham en un gran laboratorio, donde podía recorrer sin que nadie le molestase todos los apartados de las ciencias físicas: la electricidad, el calor, la gravedad, los gases, cualquier cosa que se relacionase con la composición de la materia. Realizó experimentos en los que se sometió a descargas graduadas de corriente eléctrica, anotando con diligencia los niveles crecientes de sufrimiento hasta que ni podía sostener la pluma ni a veces conservar la conciencia.

Logros

Experimentos.JPG
En 1766 descubrió las propiedades del hidrógeno. Su trabajo más célebre fue el descubrimiento de la composición del agua. Afirmaba que “el agua está compuesta por aire deflogistizado (oxígeno) unido al flogisto (hidrógeno)”. Es la composición del aire.

En 1783 publicó Experimentos sobre el aire, donde afirmaba que el aire consiste en una mezcla de oxígeno y nitrógeno en una relación. Impuso la evidencia de que el agua no era un elemento sino un compuesto. A través de sus experimentos consiguió sintetizar ácido nítrico y agua.

Así mismo fueron notables sus trabajos en el campo de la electricidad al introducir el concepto de potencial, medir la capacitancia y anticipar la Ley de Ohm.

Contribuciones

Previó la ley de conservación de la energía, la ley de presiones parciales de Dalton, la ley de proporciones recíprocas de Ritchster y la ley de los gases de Charles.

Previó también los trabajos de Kelvin y G. H. Darwin sobre los efectos de la fricción de las mareas en la aminoración del movimiento rotatorio de la Tierra y el descubrimiento de Larmor, publicado en 1915, sobre el efecto del enfriamiento atmosférico local.

También el trabajo de Pickering sobre mezclas congelantes y parte del trabajo de Rooseboom sobre equilibrios heterogéneo. Por último, dejó claves que condujeron directamente al descubrimiento del grupo de elementos conocidos como gases nobles, algunos de los cuales son tan esquivos que el último no se halló hasta 1962.

Henry Cavendish y la masa de la Tierra

Es posible calcular la masa total de la Tierra.  Pues ideó el péndulo de torsión y pudo hallar la constante de gravitación universal de Newton. Con ese dato, el resto era una simple ecuación.

Muerte

Cavendish ordenó a su sirviente que no se acercase a él hasta la noche, que no deseaba ser molestado por nadie. El sirviente, preocupado por el estado de Cavendish, llamó a Sir Everard quién se apresuró en acudir a Clapham Common. Encontró a Cavendish en la cama, muy agotado y aparentemente moribundo. Cuando Cavendish lo vio mostró su sorpresa al verlo; le dijo que no podía serle de ninguna utilidad pues estaba cercano a la muerte; culpó a su sirviente por haberlo traído desde la ciudad, que a los ochenta años de edad pensaba que cualquier prolongación de la vida era prolongar sus miserias. Everard insistió en permanecer con él durante la noche; Cavendish se mantuvo tranquilo, y poco después de amanecer murió.

Fuentes