Saltar a: navegación, buscar

Hotel Unique

Hotel Unique
Información  sobre la plantilla
Hotel Unique.jpg
Información geográfica
PaísBrasil
CiudadSão Paulo
Información general
Construcción2003
EstrellasEstrella Amarilla.pngEstrella Amarilla.pngEstrella Amarilla.pngEstrella Amarilla.pngEstrella vacia.png

El Hotel Unique. Como bien asegura su nombre, este hotel es único, tanto por su arriesgado exterior, definido por su curva fachada, como por su moderno interior. Formas y colores estimulan los sentidos de los visitantes, rompiendo con los estándares conocidos.

La obra resultó ganadora de innumerables premios arquitectónicos por su diseño vanguardista. A su vez, la editorial británica Condé Nast Johansens, distinguió al Unique entre los ganadores de los Premios a la Excelencia 2009, otorgado a los mejores hoteles de lujo del mundo.

Situación

Se ubica en Jardim Paulista, una zona residencial de São Paulo, junto al Parque do Ibirapuera.

El solar donde se implanta, de 6500 m2, tiene su frente más largo sobre la Avenida Brigadeiro Luis Antonio. Muy cerca, se accede a las principales carreteras que llevan a los lugares neurálgicos de la ciudad y al aeropuerto de Congonhas.

El terreno libre forma una plaza desértica de piedras, arena y verde, recorrida por surcos de agua. Al fondo del jardín emerge el edificio.

Las habitaciones tienen vista al Parque Ibirapuera o a las calles del distrito de Jardins.

Concepto

El edificio se levanta como un deslumbrante trasatlántico en un mar seco.

De fuerte carácter plástico, el volumen en forma de gajo emerge aislado al fondo del jardín donde se implanta.

El Hotel Unique se diseñó conceptualmente como un elemento único y particular, reflejado desde su volumetría hasta los más mínimos detalles en las habitaciones.

Espacios

El edificio es un gran arco invertido de 100 metros de largo y 25 de altura, suspendido entre dos placas que llegan hasta el suelo. En la fachada, se organizan 70 ventanas circulares a modo de ojos de buey, de 1.80 metros de diámetro. Vidrios polarizados completan el volumen vidriado exterior, ocultando los pilares estructurales.

La intención de transparencia y definición volumétrica se acentúa por la continuidad de la madera que reviste la panza del arco. Las habitaciones de los extremos copian esta forma.

Los accesos al edificio se ubican en cada extremo del volumen, frente a las placas verticales de hormigón, generando dos atrios externos. Por el lateral derecho, se accede a través de una puerta doble de 8 metros de altura a un espacio de 70 metros de largo donde se suceden el lobby, la biblioteca, el bar y los livings. Esta zona es iluminada de forma directa por una enorme pared de vidrio transparente durante el día y, de un modo más sutil, por las paredes de mármol color beige. Al centro de esta especie de loft, se alza un atrio interno de siete pisos que toma la altura completa del edificio, cuyo remate es un plano horizontal de vidrio con agua. De noche, ésta se refleja sobre el hormigón, generando un efecto que sorprende a quienes bajan de los ascensores, apenas iluminados con luz negra.

El clima de misterio continua en las circulaciones, que repiten un diseño particular y lúdico: pasillos con curvas y contra curvas de muros de cemento negro texturizado, apenas iluminados con luz azul en las gargantas del cielorraso.

El edificio cuenta con 85 habitaciones y 10 suites. El diseño curvo continúa allí dentro, donde no hay ángulos rectos en absoluto, dando una sensación de infinito. Detalles de alta tecnología se mezclan con los elementos naturales. Componentes particulares en cada dormitorio asegura a sus clientes que el hotel se mantiene fiel a su nombre también en las áreas privadas.

Jardines colgantes llenan vacíos y son una innovación sin precedentes en el mundo de la hotelería.

Entre otros servicios, el hotel cuenta con restaurante, bar, piscina climatizada, gimnasio, centro de salud y una sala de conferencias con capacidad para 1200 personas de 100 x 50, y 6 metros de altura, ubicada en el sótano. Posee también estacionamiento para 700 vehículos.

Un ascensor panorámico permite el acceso independiente al restaurante y al bar, llamados The Wall. En sus paredes, se exhiben réplicas de pinturas de la escuela de Aleijadinho. Posee también una biblioteca con más de 300 libros de diseño, arquitectura, arte y fotografía.

Estructura

La estructura está formada por las dos grandes placas de concreto, de 50 centímetros de espesor que mantienen suspendido al edificio, y ocho pilares distribuidos en la base del volumen.

Materiales

La estructura es de hormigón armado. La fachada está revestida con láminas de cobre preoxidado. Madera y vidrio completan los materiales de la obra.

Fuentes