Saltar a: navegación, buscar

Jaime Sabines

Jaime Sabines
Información sobre la plantilla
Jaime Sabines.jpg
Poeta, ensayista y político mexicano.
NombreJaime Sabines
Nacimiento25 de marzo de 1926
Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, Bandera de los Estados Unidos Mexicanos México
Fallecimiento19 de mayo de 1999
Bandera de los Estados Unidos Mexicanos México
NacionalidadMexicana
EducaciónLicenciatura en Lengua y Literatura Española
Alma materUniversidad Nacional Autónoma de México
OcupaciónPoeta, ensayista y político
CónyugeJosefa Rodríguez Zebadúa (Chepita)
PadresJulio Sabines y Luz Gutiérrez

Jaime Sabines. Poeta, ensayista y político mexicano, licenciado en Lengua y Literatura Española en la Universidad Nacional Autónoma de México.

Síntesis biográfica

Nacido el 25 de marzo de 1926 en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, México. Se licenció en Lengua y Literatura Española en la Universidad Nacional Autónoma de México, hijo del mayor Julio Sabines, de origen libanés, y de doña Luz Gutiérrez, nacida en Chiapas.

Trayectoria

Comenzar a estudiar medicina, carrera que abandonó a los tres años porque su concepto romántico de la medicina —quería inventar medicamentos— desapareció en los primeros meses en que estuvo en el antiguo edificio de la Inquisición, en la Plaza de Santo Domingo en el Centro Histórico, edificio sede de la Escuela de Medicina. De pronto se encontró solo, en una ciudad indiferente, y se puso a leer con fruición y desvarío. Nació la necesidad de escribir sus angustias. No quería ser médico. El poeta se hizo en ese tiempo en que estuvo en contacto con el dolor humano.

Después, Jaime regresó a Chiapas, donde permaneció un año. Trabajó como vendedor en la mueblería Sabines, propiedad de su hermano Juan. En 1949 regresó a la ciudad de México e ingresó a la Escuela de Filosofía y Letras. En su nueva facultad encontró su verdadera vocación, aprendió a ver la poesía no sólo como un don sino como un oficio. Su gran amigo Emilio Carballido.

Aunque escribió sus primeros poemas antes de los su dieciocho años, fue en la universidad donde publicósu primer poema llamado El Estudiante, allí también en 1962 publicaron un recuento de sus poemas donde se recopilo casi todo lo escrito por el hasta ese entonces.

En 1952, cuando había cursado tres años en Filosofía y Letras, se vio obligado a regresar a Tuxtla ya que su padre habla sufrido un accidente y se encontraba grave.

En 1965 visita a Cuba para servir como jurado del Premio Casa de las Américas, su obra tiene un marcado acento informal que lo convierte en un poeta de todos los tiempos. Su prosa vehemente y su verso sentido y sensual, nos hacen viajar por un mundo de realidades vividas.

Fue un autor obsesionado por la soledad, la muerte, el amor y la angustia, algunos de sus críticos señalaron que la obra de Sabines era una "poesía aparentemente fácil, hecha de metáforas con elementos cotidianos, que no teme ni las repeticiones ni las declamaciones escolares". Para otros era "una leyenda viviente, el poeta realmente popular de México, el que hizo descender la poesía del Olimpo para sembrarla en la calle".

Jaime Sabines comenzó a escribir a los dieciséis años, lo que rescató fue aquello que empezó a hacer a partir de los veintitrés, cuando notó que tenía una voz propia y decidió publicar Horal. Trabajo en una tienda de telas El Modelo.

En 1985, compró un rancho cerca de los lagos de Montebello al que bautizó con el nombre de Yuria. Fue una época en la que cultivó la tierra, y en la que estuvo en contacto profundo con la naturaleza.

En la última década la enfermedad golpeó el cuerpo del poeta. Una fractura en la pierna izquierda, la complicación de varios males a los que sumaron más de 35 operaciones, hicieron que Sabines permaneciera gran parte de esos años en casa

La política

Sabines también incursionó en la política y fue diputado por Chiapas por el Partido Revolucionario Institucional (PRI) entre 1976 y 1979 y nuevamente en 1988 por Ciudad de México. En los noventa condenó la insurrección zapatista y el círculo intelectual no se lo perdonó. Sólo se reconciliaría con él en torno a su lecho de muerte.

Recuento de su familia

Mi padre nació, creo, en una ciudad que se llama Sacbin, cerca de Beirut. Un pueblo pequeño. De allí viene el apellido Sabines, que lo castellanizaron, pero hasta la fecha sólo he encontrado Sacbin en algunos mapas. Eran tres hermanos Sabines, como fuimos también nosotros. De niños vinieron del Líbano a Cuba. En el trayecto tuvieron una aventura en la isla Martinica. Acabando mi padre y sus hermanos de abandonar la isla, el volcán hizo erupción y arrasó toda la ciudad.
"En 1902 mi padre estaba en América. Lo acompañaban sus dos hermanos. Iban a reunirse con sus padres, quienes habían emigrado a Cuba. Por algún motivo el barco en el que viajaba mi padre se detuvo en la isla Martinica y aquellos niños perdieron la embarcación. Para sobrevivir tuvieron que pedir limosna, luego fueron ayudados por una mujer francesa, que les dio ropa y alimento, hasta que mis abuelos les mandaron dinero para embarcarse nuevamente.
El padre que gustaba de contar aventuras, solía narrarles que cuando partió de Martinica, desde el mar vio cómo el volcán hacía erupción. En pocos minutos parte de la población quedó sepultada bajo la lava ante sus ojos".
Después se fueron a radicar a Cuba pero el Viejo huyó de la casa teniendo doce años de edad. A mí me decía que había participado a principios de siglo en la excavación del canal de Panamá, donde murieron infinidad de obreros. Quizá era cierto o quizá puro cuento.
De Cuba vino a México y se metió en la revolución mexicana. Hasta lo hicieron preso en Yucatán e iban a matarlo, como mataron al general que era su jefe. Lo confirmable, lo cierto, porque hay fotografías y todo, es que en 1914 llegó a Chiapas con grado de capitán del ejército. En 1914 llegó con la División del general Jesús Agustín Castro. La División 21 era carrancista. En Chiapas no había habido revolución. Entonces los carrancistas llegaron y empezaron a liberar a los indios de las fincas. Proliferaba el caciquismo. Entonces los finqueros hicieron la contrarrevolución. Eso fue lo que hubo en Chiapas. Lo que se llamó el movimiento mapachista. Ese pleito con los carrancistas duró muchos años. Por cierto, mi abuela no podía ver en un principio a mi padre, porque ella era hacendada. Tenía fincas en el Valle de Cintalapa, pensaba que cómo iba a ser posible que su hija Luz se casara con aquel carrancista. Es una historia muy bonita cómo el Viejo conoce a mi madre.
En el año de 1961, en mayo, después de un viaje a Chiapas, el Viejo empezó a esputar sangre. Lo llevamos al hospital y se le descubrió en un pulmón un tumor canceroso del tamaño de una bola de billar. El 15 de junio le hicieron una operación de caballo. Escribí el poema a medida que descubrimos que mi padre estaba enfermo, que se vio que tenía un cáncer pulmonar, que fue operado e internado en un hospital, que le dieron radiaciones. Creíamos que se había salvado. Lo llevamos a Acapulco pensando que estaba sano pero en una alberca descubrimos que tenía ganglios subclaviculares y ya lo trajimos a México para morirse. A medida que existía la amenaza tremenda de la muerte, contra la que no se puede hacer nada, fue empezándose a hacer el poema. El Viejo murió el 30 de octubre y lo enterramos el 31.

Muerte

Bajo una leve pero persistente lluvia, fueron sepultados los restos del poeta mexicano Jaime Sabines, fallecido el 19 de marzo de 1999 a los 72 años, en la Ciudad de México, víctima de cáncer. El autor que escribió:
"qué salvaje costumbre de enterrar a los muertos, de matarlos, aniquilarlos, borrarlos de la faz de la Tierra"
, pidió ser destinado al panteón de sus padres. La familia Sabines declinó el ofrecimiento del presidente de México, Ernesto Zedillo, de velarlo en el Palacio Nacional de Bellas Artes, como lo fueron otros poetas.

Sabines ha dejado un legado literario que en pocos lectores de poesía en habla hispana han podido descubrir. Sus libros no traspasaron en muchas ocasiones las fronteras mexicanas, a pesar de que, como ha dicho José Emilio pacheco, es uno de los escasos poetas mexicanos que verdaderamente han hecho una obra, y que, sin duda, muchas de sus composiciones están entre las mejores de la lengua española.

Pero el dolor se impuso ante su cuerpo. El 19 de marzo, a seis días de cumplir 73 años, Jaime Sabines decidió no luchar más contra la enfermedad. El poeta murió en su casa, acompañado de su esposa Chepita y sus cuatro hijos. Entonces ante el dolor de sus lectores, sus hijos recordaron en los diarios lo que Jaime Sabines siempre les dijo:

"No hay que llorar la muerte, es mejor celebrar la vida"
Sabines siempre supo, que habría de amanecer.

Antología

Jaime Sabines era de esos escritores convencidos (aunque es suya la frase <<No quiero convencer a nadie de nada>>) de que la poesía es emoción y de que el poeta, desde la autenticidad poética siempre, tiene el deber de transmitir esas emociones.

<<No sirve esconderse tras una máscara>>: hay que enfrentarse a lo que ofrece la vida y a lo que nos quita la muerte sin que el verso pierda el asombro virginal al hablar de estos temas poéticos. Sin duda, en sus más de treinta años de escritura nos ha enseñado a través de las palabras que, donde hay vida, hay poesía.

Mejores poemas

  • Después de todo
  • Qué risueño contacto
  • Qué putas puedo
  • Adam y Eva
  • Amor mío, mi amor
  • Boca de llanto
  • Casida de la tentadora
  • Codicia, prohibida
  • Cuando estuve en el mar marino
  • Dice Rubén

Premios

  • 1972 el Premio Xavier Villaurrutia
  • 1982 el "As Sourasky"
  • 1983, el Premio Nacional de las Letras
  • 1985 recibió el Premio Nacional de Ciencias y Artes.
  • 1986, con motivo de sus sesenta años, fue homenajeado por la UNAM y el INBA.
  • 1986 el Gobierno del Estado de Tabasco le entregó el Premio Juchimán de Plata.
  • 1991, el Consejo Consultivo le otorgó la Presea Ciudad de México.
  • 1994 el Senado de la República lo condecoró

con la medalla Belisario Domínguez.

  • Por su libro «Pieces of Shadow» («Fragmentos de sombra»), antología de su poesía traducida al inglés y editada en edición bilingüe, obtuvo el Premio Mazatlán de Literatura 1996.
  • 1997 Sabines fue homenajeado en Madrid por la Asociación de Artistas y Escritores de España

Fuentes