Saltar a: navegación, buscar

Jorge Osvaldo Galindo

Jorge Osvaldo Galindo
Información sobre la plantilla
[[Archivo:Jorge Osvaldo Galindo.jpg|200px]]
Combatiente de clandestinidad
Nacimiento31 de Octubre de 1939
Cascorro, Guáimaro, Camagüey,Bandera de Cuba
Fallecimiento25 de Octubre de 1958
Guáimaro, Camagüey, Bandera de Cuba


Jorge Osvaldo Galindo Joven mártir revolucionario del poblado de Cascorro, provincia de Camaguey que cayó en una emboscada la noche en que trataba de unirse a las tropas rebeldes comandadas en la zona por José Botello y es ultimado luego de que cae prisionero herido.

Vida

Nació en el pueblo de Cascorro, Provincia de Camagüey, termino del Municipio Guáimaro. Nació el 31 de octubre de 1939 hijo de Osvaldo y Isabel, siendo de origen humilde pues su padre era herrero y su madre era ama de casa. Formaba parte de una numerosa familia de 8 hermanos que debido a la precaria situación económica por la que atravesaba nuestro país no podía brindarle muchas oportunidades. Tuvo que incorporarse a trabajar desde temprana edad y solo cursar hasta el 4to grado en la escuela pública Máximo Martínez Cabrera. A los 14 años comenzó a trabajar de dependiente en una tienda mixta, más tarde en un servicentro, como sereno. Era un joven disciplinado que amaba el orden y la libertad de su pueblo.

Actividad revolucionaria

En el año 1958 comenzó sus actividades clandestinas llevando medicinas a los alzados que operaban en la zona de La Deseada, y realizaba el peligroso trabajo de mensajero que requería para desempeñarlo a un joven como él: revolucionario, serio y valiente, convencido de la importancia de esa misión. En Octubre de 1958 su situación era cada vez más insostenible puesto que era vigilado constantemente por lo que decidió unirse a los alzados que en la zona realizaban el traslado de armas y avituallamiento que se enviaba a los alzados.

Muerte

El 24 de octubre de 1958 en horas de la noche salió del poblado de Cascorro en compañía de los hermanos Socarrás y otros compañeros con el fin de unirse todos a las tropas rebeldes.

Se alzó porque sabía que combatir los oprobios del tirano con las armas en las manos era la única vía de obtener la libertad. Cuando comenzaron a cruzar el río de la Deseada para unirse a las tropas de José Botello (Pepe), a las 3: 45 de la madrugada del día 25 de octubre fueron sorprendidos por el Ejército del dictador de Batista que había tendido una emboscada en ese lugar.

Jorge solamente llevaba su revolver calibre 32, con cinco balas, que le había facilitado el padre que conocía de sus actividades revolucionarias.

Cuando llegan al río de La Deseada, pasan los 4 primeros, él va a la retaguardia y en ese momento es reconocido por Ignacio Hidalgo, un esbirro de la tiranía que les da el alto y comienza a disparar, lo que abre el fuego sobre el grupo, momento que aprovecho Jorge para lanzarse al río y subir por una barranca de la orilla opuesta, desde donde hace con con el revolver que portaba hizo varios disparos y mata a dos soldados e hierie en una pierna a un sargento jefe del puesto de la guardia rural de Cascorro.

Es herido en una pierna y se tira al río, logra cruzar una cerca, pero al amanecer en encontrado por el Ejército que lo toma prisionero, siendo arrastrado hasta el camino donde fue salvajemente torturado para que delatara sus conexiones con el movimiento. No logran obtener ninguna información y lo asesinan disparándole a quemaropa. Su cadáver, puesto en un saco es trasladado al cementerio de Guáimaro y se le da sepultura junto a los hermanos Socarras sin ataud.

Después del triunfo de la revolución, el 25 de febrero de 1959 sus restos fueron exhumados y trasladados para el cementerio de Cascorro, encontrándose hoy en la bóveda de los Mártires de la Patria. Contaba al morir con 19 años de edad.

Fuente