La noria (libro)

La noria (libro)
Información sobre la plantilla
La noria.jpg
Título originalLa noria
Autor(a)(es)(as)Ahmel Echevarría
Editorial:Ediciones Unión
PaísCuba
PremiosPremio Italo Calvino, 2012, Premio Anual de la Crítica Literaria 2013

La noria. Libro que adentra al lector en una época convulsa en la cultura cubana, donde muchos intelectuales fueron marginados por su orientación sexual, creencias religiosas o el oportunismo de quienes se hacían pasar por verdaderos revolucionarios. Esta obra es considerada como una de las mejores 20 novelas escritas en los últimos años en Cuba.

Sinopsis

El llamado quinquenio gris (1971-1976), que en los últimos años ha sido estudiado desde diversos ángulos y posiciones, es el marco temporal de esta novela que gira en torno a un escritor sexagenario que ha sido excluido del panorama editorial cubano a causa de su orientación homosexual. Sus conflictos, traumas, desgarramientos y miedos; su relación clandestina con un agente de la Seguridad cubana, y, de no menos importancia, el papel del escritor y de la propia escritura, son abordados de manera magistral, en una compleja estructura, que se hace accesible a cualquier lector gracias a la maestría estilística del autor.

Datos del autor

Ahmel Echevarría (La Habana, 1974). Narrador, poeta, ensayista, promotor cultural y columnista digital. Graduado de Ingeniería Mecánica, en el Instituto Superior Politécnico José Antonio Echeverría, en 1998. Egresado del IV Curso de Técnicas Narrativas del Centro de Formación Literaria Onelio Jorge Cardoso. Labora como editor del sitio web del mismo Centro y de Vercuba. Es miembro de la UNEAC. Integró el staff del e-zine de escritura irregular The Revolution Evening Post y es columnista de la sección Diálogos del sitio web de la Asociación Hermanos Saíz. Entre otros premios, obtuvo el David 2004 en el género de cuento con el libro Inventario (Ediciones Unión, 2007), y el premio Pinos Nuevos 2005 con la noveleta Esquirlas (Editorial Letras Cubanas, 2006). En 2012 recibió el Premio Ítalo Calvino por su novela La Noria (Ediciones Unión, 2013); y el Premio José Soler Puig de Novela por Búfalos camino al matadero (Editorial Oriente, 2013).

Criterios sobre la obra

Marilyn Bobes, escritora y poeta cubana :

" En tiempos en que se nos quieren hacer pasar intentos fallidos por obras experimentales, una novela como La Noria, de Ahmel Eche­varría Peré, que se alzó con el Premio Italo Calvino 2012, resulta una prueba de que lo novedoso debe venir acompañado de esa eficacia narrativa de la cual hace derecho este autor que va dejando de ser una promesa para convertirse en uno de los nombres indispensables de la joven narrativa cubana.

Publicado por Ediciones Unión, el libro posee una muy interesante es­tructura donde el asunto se torna se­cundario en aras de una exploración que entremezcla ficción y realidad, aunque esta última queda soterrada dentro de cartas apócrifas, juegos literarios y acontecimientos ci­mentados sobre el llamado quinquenio gris, visto por los ojos de un escritor que busca referencias en un tiempo para él lejano.

Los personajes, sin embargo, se mueven entre un tiempo presente y otro que ha quedado atrás pero que todavía permanece en la memoria del protagonista, llamado sencillamente El Maestro, quien se empeña en volver a la escritura después de 14 años de haber sido víctima del dogmatismo y la segregación.

Su talento es el mayor responsable pero también una entrega a prueba de balas al ejercicio de la escritura. La Noria es, pues, de esas novelas que no podemos dejar de leer.”

Rafael de Águila, intelectual cubano:

" Esta es la primera de las historias publicadas acerca de cierto tiempo sufrido en este espacio. Se ha contado de manera antes no contada. Experimental, suele decirse. He de confesar que no soy fan del término. Toda literatura verdadera lo ha sido, lo es y lo será siempre. Digamos novela. Así, a secas. Dura. Pero la realidad lo fue, lo es, y seguramente lo será siempre. Inusual. Pero sobre el suelo de esta ínsula pocos hechos, reales o impostados, no lo han sido, no lo son o no lo serán siempre. Polémica. Mas esquivar lo polémico no lo anula. Ignorarlo no lo calma. A la polémica se le mira a los ojos. Sin esa mirada no hay catarsis. No hay garantía de no reincidencia. A la polémica no se le conmina al artefacto de Pandora. Tales artefactos se abren un día. Y aunque habitantes de esta ínsula moremos todavía en el reino del tiempo alguna vez seremos inquilinos del espacio. Si la novela deviene historia privada de naciones esta lo es. Historia privada que el mero espíritu gregario santifica historia de todos. Las polémicas, y las novelas, hacen bogar preguntas, muchas de ellas todavía hoy sin respuestas. Puede que sin respuestas definitivas mañana. Mas sin la eterna búsqueda de respuestas, de esas, de las definitivas, o incluso de aquellas otras, las provisionales, ¿de qué valdría el juego de realidades e imposturas de esa dama inefable y ubicua que se hace llamar… Literatura?”

Fuentes