Saltar a: navegación, buscar

Lyon

Lyon
Información sobre la plantilla
Ciudad de Francia
<span/>
Bandera de Lyon
Bandera

Escudo de Lyon
Escudo

Mapa de la ciudad de Lyon
Mapa de la ciudad de Lyon
EntidadCiudad
 • PaísBandera de Francia Francia
Población (2007) 
 • Total480,660 hab.
Gentiliciolionés, -a
Lyioncity.jpeg

Lyon. Se encuentra situada al este de Francia, en la confluencia de los ríos Saona y Ródano. La ciudad que se encuentra entre los macizos montañosos de los Alpes al este y el Macizo Central al oeste y constituye la villa central de la comunidad urbana del Grand Lyon.

Historia

La Revolución Francesa de 1789 marcará el paso con sangre. Pero el Imperio reanuda luego su expansión. Se convierte en una villa industrial y sigue su acondicionamiento urbano con una predilección por el estilo « haussmaniano » de la época. Si las revueltas de los « Canuts » (obreros de la seda) oscurecen el periodo, la potencia de la ciudad no cabe de nuevo a dudas. Acompaña la entrada de Lyon en le siglo XX.

El urbanismo no cesa de cambiar, modificando el rostro de la ciudad. Durante la segunda guerra mundial, Lyon se convierte en la capital de la Resistencia. Luego empezará el verdadero reto por la modernidad, con la nueva orientación: Europa. Lyon adquiere su dimensión europea con el desarrollo de transportes, infraestructuras de recepción e instalaciones culturales y la creación en 1960 del barrio de negocios de la Part-Dieu.

Se impulsó una nueva orientación en los años 1980, con el fin de mejorar las instalaciones que estructuran la metrópolis. Importantes obras urbanísticas se llevaron a cabo, en lugares estratégicos, junto con una política de valorización del patrimonio. En dos décadas, Lyon se ha convertido en una metrópolis que reúne armoniosamente grandes éxitos del pasado y la definición del futuro. Dichas fases distintas de la historia de Lyon están "grabadas" en el patrimonio y el urbanismo de la ciudad.

Esplendor del renacimiento

En los siglos XV y XVI, el auge y el prestigio de la ciudad van a ser incomparables. El negocio conoce una época dorada, gracias al privilegio, en primer lugar de dos y luego de cuatro, ferias francas anuales. La llegada de importantes mercantes y bancos extranjeros, logran que Lyon sea uno de los principales centros europeos de comercio en por mayor y del banco.

El siglo del Renacimiento fue el de la realización de su vocación europea. Se destacan las principales características del comercio lionés: predominancia de sedas y sedería y de todo el sector textil. El banco nace del comercio importante. Aquí es donde se establece por primera vez una letra de cambio. El desarrollo del comercio importante multiplica las actividades industriales. El auge del textil, se añade al desarrollo metalúrgico.

Las actividades de edición desempeñan un lugar de primer orden en Europa. Para el poder real, Lyon desempeña el papel de “ciudad-relais” en el ámbito político, financiero, pero también militar, en particular durante las guerras de Italia. Su fastuosidad traspasa las fronteras. Acude la Europa de los artes y de las ideas.

La imprenta lionesa es la primera de Francia. Rabelais, médico del « Hôtel-Dieu », escribe « Gargantua » y más tarde « Pantagruel » y la poetisa Louise Labé llamada "la bella Cordière" recibe en su “salón” y protagoniza el espíritu de la época. Dicha época deja a la ciudad el más bello conjunto arquitectónico Renacentista de Francia: le barrio histórico Vieux-Lyon y sus tesoros arquitectónicos (Mansiones Bullioud, d'Estaing, Paterin, Gadagne, galería Philibert Delorme, Tour Rose, la lonja...) y las insólitas “traboules”. En el siglo XV, Francisco I° de Francia, fomenta la actividad del telado de seda, para frenar las importaciones inoportunas. "Centenares de telares trajinan” entre Saint-Jean y Saint-Georges, y Lyon se convierte en la primera área de producción del prestigioso tejido.

Los siglos XVII y XVIII

La ciudad clásica ya no ofrece el mismo aspecto que durante la época del Renacimiento. Las bases de su fortuna y el equilibrio de sus actividades ya no son los mismos. La herencia del pasado no se ha perdido, pero la capital del comercio en por mayor y del banco se ha convertido en manufacturera; la ciudad de las sedas, de los mercantes-fabricantes y del humilde pueblo de los tejeros, Lyon pues, es ahora la segunda ciudad del reino, después de París. El centro de influencia de Lyon se traslada hacia la confluencia, « la presqu’île », y la ciudad se dota de sus más prestigiosos monumentos: El nuevo Ayuntamiento edificado por Simon Maupin, el convento Palacio, de la Plaza Terreaux, en la actualidad Museo de Bellas Artes, el Hospital de la Caridad, hoy en día destruido.

La industria de la seda logra que la ciudad sea la primera concentración obrera del país y, en el siglo XVIII, su fama alcanza toda Europa. El « siglo de las Luces » se destacará por las ciencias, con la creación de la primera escuela veterinaria de Europa, la ascensión del primer aerostato de Montgolfier y los descubrimientos del físico Ampère. El marco urbano cambia: acondicionamiento de puertos, edificación de nuevos puentes, construcción de nuevos conventos, cuyos espacios libres constituirán luego importantes terrenos disponibles.

Se toma conciencia del interés de ordenar el desarrollo urbanístico. Las importantes obras emprendidas en dicha época, coinciden con la llegada a Lyon del brillante arquitecto Germain Soufflot, que firma la evolución urbanística de la villa y apoya el joven Michel-Antoine Perrache, en su esfuerzo por realizar la extensión de la ciudad hacia el sur, reuniendo islas a la confluencia. Morand sanea los pantanos de la ribera izquierda del Ródano y finaliza la plaza Bellecour. La Revolución Francesa es un nuevo drama para la ciudad: en 1793, « la Convención », juzgándola demasiado monárquica, la raya del mapa con un lema tristemente famoso "Lyon ya no es" y derrumba edificios de la Plaza Bellecour.

La ciudad industrial del siglo XIX

El Imperio demuestra mayor clemencia para la ciudad. La prosperidad industrial, y en primer lugar de los sederos, aumenta sin cesar, pero el progreso técnico simbolizado por el invento del telar mecánico Jacquard, que permite a un hombre realizar el trabajo de seis, tendrá importantes consecuencias sociales. Se crea una verdadera región económica lionesa, a partir de la seda: plantaciones de moreras y cría de gusanos de seda, en el valle del Ródano, hilaturas. La sedería lionesa se convierte en un elemento esencial de la economía francesa.

Debe su carácter de ciudad obrera a todos los trabajadores de la seda, obreros, aprendices, tejeros, tintoreros. En 1831 y 1834, los (obreros de la seda) canuts se sublevan contra el rechazo de los fabricantes de aplicar la tarifa mínima del precio de fabricación. Dicho significativo episodio de una condición obrera muy dura, no debe hacer olvidar que los lioneses mantienen el sentido del humor y la alegría, como lo demuestra la marioneta de Guiñol.

El decreto del 24 de marzo de 1852, por motivos políticos de mantenimiento del orden, reúne Lyon y tres arrabales, La Guillotière, Vaise y la Croix-Rousse. Lyon, en los años 1870 ya no es la ciudad de una actividad única. La reunión con los arrabales ha permitido integrar sus industrias: construcciones mecánicas, industrias químicas.

Gastronomía

Desde el siglo XVI, la cocina lionesa reparte placer en sus "bouchons", y en sus restaurantes. Estos placeres gustativos y estas delicias no se desmienten en la actualidad; hoy en día siguen intactos los sabores gastronómicos.

En primer lugar, la cocina lionesa debe su maestría a la riqueza y a la calidad de los productos del terruño. Muy cerca, las ganaderías de la región de Bresse y del Charolais, los animales de caza de la Dombes, los peces de los lagos de Saboya, las hortalizas y las frutas del valle del Ródano y del Forez, han proporcionado los productos para los platos y los sabrosos manjares. Han generado numerosas y diversas especialidades culinarias: embutido y queso como la “cervelle de Canut “, “bugnes” (buñuelos), “grattons”(cortezas de cerdo), ensalada lionesa, “tablier de sapeur”(tripa rebozada), “gras-double”(tripas), “petit salé”(estofado de lentejas), “quenelles”, “boudin” (morcilla), “andouillette”, “paillasson”(patatas rebozadas), ...

La cocina se alza al nivel de gastronomía, cuando los hombres aportan su toque manual y su imaginación creativa. O mejor dicho las mujeres: Son las "madres", famosas y robustas cocineras que han otorgado su carácter específico a la cocina lionesa. Grandes familias burguesas debieron separase de sus cocineras, durante la primera mitad del siglo XX. Algunas de entre ellas se instalaron por su cuenta y pusieron sus competencias al servicio de restaurantes. La primera fue la « Mère Guy », seguida por la « Mère Filloux », la « Mère Brazier », la « Mère Bourgeois », la « Mère Léa », que vivieron en la primera mitad del siglo XX. Los más famosos de la época han acudido a sus restaurantes. ¿Quién no conoce la «  poularde demi-deuil », los cardos « à la moelle », el pastel de hígados de aves?

Hoy en día, son los hombres quienes mantienen la tradición y muchos restaurantes galardonados con "3 estrellas" en la Guía Michelín, ostentan con orgullo los colores de la gastronomía lionesa en Francia y en el mundo entero. De esta forma, los célebres chef se codean con los bouchons, estos pequeños restaurantes tradicionales que sirven en un decorado pintoresco especialidades a base de embutidos, con copas de vino Beaujolais o de Côtes du Rhône.

Más de 1.000 restaurantes contribuyen agradablemente al clima amistoso y caluroso de la ciudad, cuyos embajadores son los grandes Chef. La perennidad del conocimiento culinario lionés también se mantiene gracias a iniciativas como el “Salon des métiers de Bouche”, Feria de los Oficios Gastronómicos o la Escuela de Artes culinarios y de Hostelería.

Economía

El PIB de la ciudad de Lyon y su aglomeración era en 2007 de 62.000 millones de euros, segundo de Francia después de París; el PIB medio por habitante de 35.700 euros y el poder adquisitivo de sus habitantes es el 21º del mundo, según un estudio de UBS AG. La ciudad constituye un polo de desarrollo a nivel europeo aprovechándose de su posición como encrucijada de comunicaciones. La región lionesa tiene una larga tradición en iniciativas tecnológicas y económicas: la banca y la imprenta en el Renacimiento, después la ingeniería mecánica, la investigación científica en química, física, medicina, virología.

Personalidades célebres

  1. Tiberio Claudio César Augusto Germánico (10 a. C. - 54 d. C.) Emperador romano.
  2. Caracalla (188 - 217) Emperador romano.
  3. Barthélemy Buyer (1433 - 1485) Pionero de la imprenta en Francia.
  4. François Rabelais (1493 - 1553) Médico y escritor.
  5. Maurice Scève (1500 - 1564) Poeta.
  6. Louise Labé (1525 - 1566) Poeta.
  7. Gérard Desargues (1591 - 1661) Matemático e ingeniero.
  8. Antoine Coysevox (1640 - 1720) Escultor barroco.
  9. Nicolas y Guillaume Coustou, escultores.
  10. Claude Pouteau (1725 - 1775) Cirujano.
  11. Joseph Marie Jacquard (1752 - 1834) Industrial.
  12. Marc-Antoine Petit (1766 - 1811) Cirujano.
  13. Louis-Pierre Baltard (1769 - 1846) Arquitecto.
  14. André-Marie Ampère (1775 - 1836) Físico.
  15. Juliette Récamier (1777 - 1849).

Sitio histórico de Lyon. Patrimonio de la Humanidad

Sitio histórico de Lyon
UNESCO logo.png Welterbe.png
Nombre descrito en la Lista del Patrimonio de la Humanidad.
CascoLyon.jpeg
CoordenadasN45 46 1.992 E4 49 59.988
PaísBandera de Francia Francia
TipoCultural
Criterios(ii)(iv)
N.° identificación872
Año de inscripción1998 (XXII sesión)
Lugar de celebraciónDepartamento de Rhône, Región de Rhône-Alpes


El Sitio histórico de Lyon está enmarcado en la ciudad de igual nombre que fue fundada por los romanos en el siglo I aC como la capital de las Tres Galias y ha seguido desempeñando un papel importante en el desarrollo político, cultural y económico de Europa desde entonces; está claramente ilustrada por su tejido urbano y los numerosos edificios históricos de todas las épocas.

Justificación de la inscripción

  • Criterio (ii): el Sitio histórico de Lyon es un testimonio excepcional de la continuidad del asentamiento urbano durante más de dos milenios en un sitio de gran importancia comercial y estratégica, donde las tradiciones culturales de muchas partes de Europa se han unido para crear una comunidad continua coherente y vigorosa.
  • Criterio (iv): En virtud de la manera especial en que se ha desarrollado espacialmente, Lyon ilustra de manera excepcional el progreso y la evolución del diseño de arquitectura y urbanismo durante muchos siglos.


Fuentes