Malinche

Malinche
Información sobre la plantilla
Maliche1.jpg
Novela, narra con su estilo intenso y cálido la aventura vital de la mujer que creyó que el extranjero Hernán Cortés pondría fin a los terribles sacrificios humanos de la religión azteca, pero acabaría en cambio descubriendo la crueldad no menos sangrienta de los conquistadores en su ambición y codicia.
Autor(a)(es)(as)Laura Esquivel
GéneroNovela
PaísBandera de los Estados Unidos Mexicanos México


Malinche. Novela escrita por Laura Esquivel, aborda la vida de la joven indígena (Malinalli) y el papel decisivo que desempeñó junto a Hernán Cortés en la conquista de México.

Argumento

Novela apasionada que relata el nacimiento y la infancia de Malinalli al lado de su abuela, mujer que le enseña los secretos de la vida a través de la naturaleza que las rodea. Con la muerte de su abuela, Malinalli será regalada por su madre y así comenzará su triste peregrinar como esclava de familia en familia.

Convertida en una adolescente es regalada a las tropas de Hernán Cortés. La esclava (Malinalli) vivirá en los campamentos de los españoles, donde aprende el idioma español, y Cortés la nombra "la lengua" y la usará como traductora entre él y los enviados de Moctezuma. Malinalli o Marina, como la bautizarán los españoles, vivirá primero la angustia de no equivocar sus palabras en esta nueva encomienda, pero más adelante disfrutará de ella e incluso la usará en su benficio. Las diferencias entre Malinalli y su amo Hernán Cortés serán tan grandes, como grande será el deseo que despierta uno en el otro.

Una relación tormentosa, llena de descubrimientos, conquistas, desencuentros, culpas, sangre y muerte será la que vivan estos dos personajes. Malinalli, la mujer, la amante, la traidora de su pueblo, un ser con todas sus contradicciones, afectos y temores, logrará finalmente su deseo de ser liberada de la esclavitud y se convertirá en la esposa de Jaramillo, por decisión de Cortes. Hernán Cortes toma esta determinación con lo que intenta terminar de una vez por todas su relación tormentosa. Malinalli vive los últimos días de su turbulenta vida con su esposo y sus hijos siempre interpretando, como lo hizo con la palabra, el lenguaje de la naturaleza y de su propio espíritu.

Resumen

Capitulo Uno

Este capítulo relata el nacimiento de Malinalli en un día lluvioso, hija del señor de painala; parto llevado a cabo por la abuela en un día lluvioso, el que comunicaba (según sus crencias) que Thaloc, el rey del agua, les dejaba una nueva visión que daría sentido a sus vidas, para la abuela era difícil concentrarse en el parto junto con el mensaje que le entregaba Thaloc, en un momento la lluvia cedió y se escucho el llanto de la bebe, luego la abuela dio a conocer el nacimiento con gritos de guerrero, la abuela corto el cordón umbilical con un cuchillo de obsidiana, del cual le llego el reflejo del sol y la cegó ( todo era interpretable, el brillo del cuchillo fue iluminación, el grito, representó la victoria en la guerra entre la vida y la muerte)días después la niña recibe la purificación a través del agua, en la cual el padre de la niña dice que con su voz serán pintados nuevos códices, entre otras cosas.

Hernán Cortés, caprichoso desde niño y entre tres opciones de vida, no se deicidió por ninguna; una era el ejercito, pero no pudo formar parte por su estatura; otra opción era ser paje, pero su padre nunca se lo habría permitido y la tercera opción fue estudiar. En la universidad de salamanca Cortés aprendió latín, sin embargo deció zarpar hacia América, fue ahí donde empezó a solucionar problemas y encontrar nuevas rutas más cortas y seguras para los gobernadores, así se comenzó a ganar su aceptación y ganó tierras, su ambición le llamaba a querer tener oro.

Capitulo Dos

En este capítulo Malinalli se prepara para ser entregada a nuevos amos, comenta cosas que deberá hacer para ganarse la aceptación, ella se apoya en experiencias familiares, en su estrella, en su abuela que había muerto, la cual decía que no podría morir sin antes ver nacer a su nieta. Con la esperanza del regreso del gobierno de Quetzalcóatl, empiezan a correr rumores de que ayudados y empujados por el dios del viento, llegaban a tierra los hombre blancos. Malinalli acompañada de un mal presentimiento se dirige a que le lean el futuro en base a unos granos, y así le fue interpretado. Luego el texto relata de como Malinalli se da cuenta de que su abuela se encontraba ciega.

Para Cortés el maya lo comparaba con el lado oscuro de la luna, Cortés lo que quería era civilizar, y parte importante de eso era el ser civilizado mediante el dialogo, por eso el sentía miedo, debido a que no conocía el idioma, no le faltaban arcabuces para invadir, pero la idea era civilizar.

Es en este capítulo, Malinalli va a ser bautizada, explica la importancia del huipil y sus imágenes, comienza a creer respecto a lo que dice el fraile, en la nueva religión que traen los españoles, más bien lo asimilan con el antiguo reinado del antiguo Dios azteca, que no consistía en sacrificios.

Capitulo Tres

Trata la infancia de Cortés: como su ambición abarcaba rango más altos, como dar la vida o desobedecer órdenes de algún jefe, todo esto basado también en la religiosidad, y es aquí cuando él forma una empresa de conquista y no de exploración como se le había ordenado, se encuentra con Malinalli en una misa y la toma consigo para que trabaje para Portocarrero.

Malinalli tiene una relación en común con los caballos, ya que después de observar su conducta en una batalla, los percibe como seres confiables a través de su mirada, a Cortés le causa una mirada de desconfianza y a portocarrero de indiferencia. Un día que tiene como primera tarea encender el fuego, recuerda como murió la abuela, que fue un día en que sintió que la abuela volvió a la infancia o a la locura junto a ella, que no había margen de edad entre ellas, y fue en ese entonces cuando adentro en la casa, la abrazó, la bendijo en nombre del viento, fuego, aire etc.. y dejó de existir; ahora cuando prendía el fuego, sonreía porque este sería un nuevo fuego.

Capitulo Cuatro

En este capítulo Cortés nota lo rápido que aprende Malinalli el español y la nombra ‘la lengua’: la que debe ser la encargada de traducir desde el idioma de los indígenas, al español. Ahora Malinalli era valorada por la gente, ella pensaba que la lengua era una de las mejores armas, todo lo que el español interpretara, sería por ella, entonces es ella misma quien puede manipular la verdad, quien puede decir o no decir. Moctezuma corre peligro, el afán de oro de los españoles los llevará a saquear su ciudad. Malinalli comprende que la ambición por el oro de los españoles tal vez no sean los enviados de Quetzalcóatl. Un día que Cortez se sintió a gusto con la tierra, decidió sumergirse en el agua, en ese instante Malinalli estaba en el lago desnuda, cortes la vio, y rompió la promesa que había hecho antes con los demás españoles, de no tener relaciones con las mujeres indígenas, fue así como tuvo relaciones con ella y a la ves cuando creían no haber sido observados por nadie, fueron observados por Jaramillo, un capitán quien se sintió atraído por la figura de malinalli.

Capitulo cinco

Malinalli y Cortés entran desnudos al temascal, para cortés no fue fácil ya que debía despojarse de armas y el temascal era una sitio cerrado con una entrada y salida, sería como tenerlo apresado, en un ataque que era bastante probable, ya que quedaba en Cholula, una ciudad muy importante que estaba a medio camino de su travesía hacia Tenochtitlán, Malinalli lo convenció explicándole ¨ Si entras al temascal, si te desnudas de todos tus atavíos, de todos tus metales, de todos tus miedos y te sientas sobre la Madre Tierra, junto al fuego, junto al agua, podrás renovarte, renacer, elevarte, navegar por el viento como lo hizo Quetzalcóatl, dejar a un lado tu piel, tu vestimenta humana y convertirte en dios, y sólo un dios como ése puede vencer a los mexicas.¨ Cortés sentía grandes ganas de poseer a Malinalli en el temascal, cosa que lo desconcentraba y le hacía olvidar su sed de oro, así notó que esa mujer podría ser capaz de desenfocarlo, Cortés entonces comienza a hacer preguntas sobre la religión, las cuales Malinalli responde y cuenta sobre Quetzalcóatl, Cortés sale purificado del temascal.

El suceso contiguo a esto nos habla de que Cortez reunió a los señores de cholula en un templo, que eran alrededor de tres mil, y con la ayuda Malinalli les comunicó que se enteró de la traición, que sabía que a las afueras de la ciudad habían soldados mexicas enviados por Moctezuma, y los mató a todos, Malinalli quedó decepcionada del dios español y tampoco se reencontraba con sus propios dioses, no tenía ningún sentido de vida, en el momento cuando se encontraba al lado del río luego de sacar la sangre de las patas de un caballo, recuerda el día de las mariposas con su abuela a los 4 años, donde durante el rito comenzó a ver códices, en ese momento no quería ver nada, quería olvidar todo, quería olvidar la matanza y el momento del temascal, ya no quería salvar su libertad al precio de la muerte.

Capitulo Seis

Cortés quiere llegar a Tenochtitlán a toda costa, a pesar de las malas instrucciones, quiso pasar por su cuenta de una vez entre dos volcanes, mandó a una docena de hombres a ver el lugar, el volcán se encontraba activo, y para los españoles esa seria una oportunidad inolvidable, Malinalli se encontraba cansada, con lo pies rotos pero recordó lo que le contó su abuela sobre el camino de las mariposas y lo que debían hacer para cambiar la vieja piel como las serpientes, debían caminar a toda costa y por eso Malinalli pese al dolor y al frío no se quejaba, mareada recordó que la abuela en algún momento le dijo que cuando se mareaba era porque perdía su centro, y para encontrarlo le entregó una piedra, que ahí estaría su centro en la tierra junto con su abuela que ya estaría muerta en el aire, a la piedra podía pedirle lo que quisiera, ella le pidió fuerzas para llegar al valle de Anáhuac y recuperar el centro.

Cuando llegaron a Tenochtitlán, era de noche y Malinalli se sentía abrumada por sus pecados, sin embargo sintió como una total mediadora entre un mundo y otro, a medida que Cortés se adentraba en Tenochtitlán (que ya le había sido entregada) sentía una especie de admiración por el desarrollo cultural alcanzado por dicha cultura, pero a la vez una envidia o ganas de evaporizar la ciudad, por no haber sido capaz de imaginar su grandeza, para celebrar su triunfo, Cortés fornicó con Malinalli, cosa que a ella no le pareció, se sentía pecadora y profanada, necesitaba declarar lo que le habían hecho en manera de confesión, este hecho desato en Malinalli las ganas de salvar y evitar la posible destrucción, y pese a esto se empezó a sensibilizar en las cosas que antes le pasaban desapercibidas(empezó a apreciar la ciudad).

Un día la indignación de la gente de Tenochtitlán aumento ya que Cortés tomó como rehén al mismo Moctezuma, debido a que el señor de Nahuatlan quiso demostrar que no eran dioses y mató a 4 españoles, fue aquí cuando se elevaron las flechas y escudos de guerra, sin embargo esta indignación se calmó cuando Cortés aceptó realizar una celebración tradicional. Un día en el mercado llegó la noticia de que Narváez venía en camino a buscar a Cortés por desobedecer a Diego Velázquez en Cuba, y salir a conquistar en vez de explorar, fue entonces cuando las tropas de Cortés encontraron por sorpresa y derrotaron a Narváez, pero en ese entonces Cortés tuvo que dar vuelta a Tenochtitlán rápidamente por que Pedro de Alvarado había desatado una matanza en Tenochtitlán.

Capitulo Siete

Malinalli, se encontraba atormentada por la idea de una nueva matanza, no podía conciliar el sueño y cuando este la vencía, estallaba en pesadillas que le hablaban de sangre y muerte, al momento de despertar la pesadilla no acababa, por que la arremetía el sentimiento y el recuerdo de la matanza en Cholula, después de un mes de la matanza volvieron a Tenochtitlán y notaron la gran cantidad de muerte, luego de esto le dijo a Moctezuma que se dirigiera a su pueblo con modo de apaciguar el odio, y el pueblo apedreo y mató a Moctezuma, fue entonces cuando de noche los españoles tuvieron que huir, luego de un tiempo atacaron otra vez a Tenochtitlán, con el mandato de un nuevo líder: ¨Cuauhtémoc¨ fueron capturados mas de 50 soldados españoles, y luego sacrificados, seguido de esto Cortés cerró todo paso a la ciudad y los indígenas murieron de sed, hambre y enfermedades, es así como en la ciudad no quedó nada, Malinalli no se explicaba esta destrucción, no se explicaba ¨el matar¨ por que para ellos, era mas valioso en la guerra tomar prisionero a alguien, así también tomaban su alma que se encontraba dentro del cuerpo del prisionero, para luego dársela en modo de sacrificio a sus dioses, cosa que tampoco ella compartía, por que creía que a los dioses se podían alimentar con oración, al menos estaba segura de que los españoles no podrían arrasar con su espíritu, porque ellos solo arrasaban con lo que se veía.

Malinalli tuvo un hijo de Cortés, el cual no sería bien mirado en España por el hecho de ser mestizo, se fueron a vivir a Coyoacán, además de esto, llego a México la esposa de Cortés, Cortés dio una fiesta de bienvenida en la cual Catalina se empeñaba en discutir con Cortés, se fueron los invitados y en la noche Cortés la mató.

Se encontraban nuevamente de conquista, cuando pasaban por el pueblo donde Malinalli había nacido y había sido regalada, ahí vio a su madre quien la recibió con aceptación, aceptación que fue rechazada por Malinalli, esta última no la consideraba una madre, luego la perdonó en su corazón, Malinalli también había abandonado a su hijo a la edad de un año, de esto, no se perdono ella misma, sintió odio por ella misma por haber abandonado a su hijo tal como lo habían hecho con ella, llena de rencor también contra Cortés, lo llevó un día a un monte para decirle que reaccionara, que se alejara de la conquista, que la trate como una persona y le de libertad para vivir como una familia, Cortés lo pensó un momento en base a la sinceridad que expresaba Malinalli, pero luego volvió a ser el mismo y le dijo que no, que dejara de interrumpir con sus necesidades y volviera a ser su ‘lengua’, ese día en la noche, bajo los efectos del alcohol, violentamente Cortés dijo que nadie lo traicionaría, tomó fuertemente a Malinalli y le dijo que él seguiría siendo su señor, pero ella nunca más su señora, y llamó a Jaramillo para dársela como esposa, así Jaramillo esa noche profanó de ella una y otra ves. Sintiéndose humillada, cruzó la jungla y rindiéndose castigo se perforó la lengua, una noche de vuelta de la expedición fallida de las hibueras dio a luz a su segunda hija y le puso ¨María¨, ella se encontraba a gusto ya que Jaramillo no terminó siendo un hombre malo. Cuando pisaron tierra firme, se dirigió inmediatamente a buscar al hijo que había abandonado, lo encontró y el no la reconoció, lleno de miedo corrió hasta que Malinalli lo alcanzó, lo arrastró de vuelta mientras el niño lloraba hasta que se cansó de hacerlo, ahí fue cuando durmió en los brazos de Malinalli mientras ahora ella lloraba y le cantaba, así el niño encontró paz y cuando despertó sonrió a Malinalli, ahí es cuando ella agradece haber aprendido el español para demostrar el amor hacia su hijo, luego su relación fue mejorando.

Capitulo Ocho

Malinalli tenía una casa con su nueva familia, el tema central de su casa era el agua y se empeñaba en aprender a leer y escribir español, para tener una mayor complicidad con sus hijos, decidió no asistir a una misa que se realizaba en conmemoración de los muertos de Tenochtitlán, por que no le gustaba recordarlo, ni menos, ver la imagen de Jesús por que le recordaba el sacrificio.

Una tarde se apareció Cortes, pidiéndoles que se declararan como sus testigos, por demandas de delitos que había realizado en contra de la corona española, y es aquí donde se desata una pelea, Malinalli no quería ser más el reflejo de Cortés, después de esta pelea con Cortes, ella siente que su alma se evaporó, y debe recuperarla de la misma manera que Qetzalcoatl, dirigiéndose al fondo de la tierra para luego renacer, un día para reencontrarse con ella misma y dejar de ver odio en Cortés, decidió irse a la montaña, al contactar con una diosa, la diosa le dijo que estuviera tranquila, los dioses solo cambiaran su nombre, Malinalli puso a sus hijos en manos de los dioses, enterró sus collares bajo la tierra, al terminar con esto, sintió la fuerza del viento que casi botaba los arboles, el cielo se abría para ella, y la muerte no la espantaba, ya que todo para ella era un proceso de cambio. Luego regreso a donde su esposo y sus hijos, llena de paz, pasó un buen día con ellos, y luego en la noche salió de su casa a pintar un códice, que representaba a una deidad cuidando a su familia, luego en los canales de su hogar, se consumió su cuerpo, sus ojos fueron estrellas, como su cuerpo se expandió en la tierra, el agua, el aire y la piedra, volvió a formar parte de la tierra, y morir, de esta manera murió un dia 13, que cada año Jaramillo y sus hijos celebraban a su manera, escribiendo poemas en idioma náhuatl y llenando el patio de flores.

Sobre la autora

Laura Esquivel

Laura Esquivel. Escritora mexicana, fundamentalmente novelista, guionista de cine, televisión, y pedagoga. En 1989 publicó su primera novela Como agua para chocolate obteniendo un gran éxito a nivel internacional.

Fuentes

Boografías y vidas

Malinche