Saltar a: navegación, buscar

Manglar

(Redirigido desde «Manglares»)
Manglar
Información sobre la plantilla
Manglares nuevos.jpg
Concepto:bosques de plantas leñosas tolerantes a la sal, caracterizados por su común habilidad para crecer y prosperar a lo largo de litorales protegidos de las mareas.

Manglares. Están dominados por un grupo de especies típicamente arbóreas que han desarrollado adaptaciones fisiológicas, reproductivas y estructurales que le permiten colonizar sustratos inestables y áreas anegadas, sujetas a los cambios de las mareas de las costas tropicales y subtropicales protegidas del oleaje.

Definición

Los manglares son bosques de plantas leñosas tolerantes a la sal, caracterizados por su común habilidad para crecer y prosperar a lo largo de litorales protegidos de las mareas, y se localizan entre sedimentos salinos frecuentemente anaeróbicos.

A estos ecosistemas también se les suele llamar bosques hidrófilos debido a que por su ubicación costera siempre están en contacto directo con cuerpos de agua de origen marino en combinación con el agua que llega a través de las escorrentías o por la desembocadura de los ríos.

Von Pral et al, define a los manglares como sistemas estuarinos naturales, donde ocurren las etapas larvales de innumerables especies marinas y de aguas salobre.

En términos de productividad los manglares son ecosistemas productivos que proveen una importante variedad de recursos de pesca, recursos forestales y millones de aves residentes y migratorias, así como también mamíferos y reptiles.

Localización

Los manglares son bosques tropicales, y sus límites están dados por las temperaturas. Se pueden distinguir dos zonas principales de distribución, la zona Occidental, que incluye África Occidental y las costas de América y el Caribe y la zona Oriental que se incluye África Oriental, el sur de Asia y el Pacifico, que comprende Oceanía hasta Australia y donde se concentra la mayor diversidad.

En el continente americano y el Caribe existen manglares en todos los países costeros con excepción a los mas meridionales como Chile, Argentina, Cuba y Uruguay.

A nivel mundial los manglares ocupan aproximadamente 16,530,000 hectáreas de los cuales 5,831,000 ha. son en América Latina y el Caribe, o sea 35.3% del área total. La mayores extensiones se encuentran en Brasil y México. Según el inventario del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales en Puerto Rico se han descrito 119 áreas de manglar con un promedio de 22,971 cuerdas. El manglar de Piñones en Loíza, es el más extenso con 5,165.2. , Puerto Medio Mundo en Ceiba y La Parguera representan el segundo y tercer manglar con extensiones de 1,258.0 y 1,045.8 cuerdas respectivamente.

Ecología

Fauna del manglar

El mundo secreto de las raíces del mangle, es un verdadero micro universo con todos sus componentes en relación directa entre sí y con los de sus ecosistemas vecinos. Representan algo así como el intermedio entre el elemento acuático y el terrestre. Las raíces, semejan un extraño bosque submarino de árboles sin hojas. Entre ellas viven incontables especies de invertebrados y vertebrados y refugio de las etapas juveniles de la langosta, el camarón y muchos peces.

Sus ramas son asiento de aves e insectos, y sus poblaciones constituyen parte inapreciable de la cobertura vegetal del Cuba donde representan el 26% de la superficie total de bosques porque están presentes en el 70% del litoral cubano.

Protección al medio ambiente

  • Conservación de la estabilidad costera, control de la erosión costera.
  • Reducción de la pérdida de tierras. Formación de suelo.
  • Mantenimiento de la calidad del agua.
  • Captación de agua y recarga de acuíferos.
  • Producción de oxigeno. Sumidero de dióxido de carbono.

Seguridad alimentaría local

Funciones ecológicas

  • Mantenimiento de la diversidad biológica.
  • Hábitat para la fauna terrestre en humedales salinos.
  • Soporte biofísico para las actividades de reproducción y él alevinaje de la fauna marina.
  • Interfase del ciclo de nutriente entre los dominios marítimo y terrestre.
  • Conservación de la biodiversidad y de los recursos genéticos.

Valor ecológico

Poseen múltiples valores ecológicos entre los que se destacan la producción de hojarascas, detritos y compuestos orgánicos solubles son aprovechados por gran cantidad de organismos que conforman complejas redes alimentarías, constituyendo de esta manera el hábitat de una variada fauna residente y migratoria. Además mantienen la producción pesquera y desempeñan otros papeles importantes en lo que se refiere a valores sociales y económicos.

Otros valores socio-económicos

  • Base de los modos de vida rural.
  • Recursos medicinales.
  • Madera, combustible y carbón.
  • Protección contra inundaciones, huracanes y otros riesgos climáticos.
  • Valores estéticos y turismo.
  • Investigación científica.
  • Medio ambiente saludable para la población local.
  • Identidad Cultural.

Tipos

Existen tres tipos de manglares: ribereños, de borde e islotes y de cuenca.

  • Bosques ribereños: Se desarrollan a lo largo de las márgenes de los ríos. La especie dominante cerca del agua es el mangle colorado (R. mangle), tiene raíces en forma de zancos y su fruto es más pesado que el de otras especies. A continuación del mangle rojo y hacia el interior se encuentran el mangle prieto (A. germinans) y el patabán (L. racemosa). Estos bosques son muy productivos y los árboles pueden llegar a tener alturas de hasta cincuenta metros, aunque en la cuenca del Caribe, debido a que no existen ríos muy grandes en general y las mareas son de poca amplitud, su altura es de unos veinte metros.
  • Bosques de borde e islotes: Estos se desarrollan a lo largo de las costas y sobre islotes. Están formados exclusivamente por mangle rojo. En las partes más internas y estancadas, el mangle prieto y el patabán sustituyen al mangle rojo. En general en los islotes las alturas de los árboles son menores (7 m) en relación con los bosques de borde (10 m).
  • Bosques de cuenca: Se establecen en las partes más interiores, por detrás de los de ribera y de borde. Se desarrollan en zonas donde la renovación del agua es mucho más lenta y hay falta de oxígeno. Aquí predomina el mangle prieto (zonas con mayor salinidad), provisto de neumatóforos que le permiten tomar el oxígeno del aire atmosférico y en menor medida el patabán (zonas con mayor apor¬te de agua dulce), también con neumatóforos, pero menos desarrollados. En algunos lugares se puede establecer el mangle rojo.

Las copas de los mangles son hábitat de refugio para muchas aves costeras como garzas, fragatas, pelícanos, que las utilizan para aparearse, hacer sus nidos, o pasar una temporada.

Dinámica

  • Dinámica: La dinámica de estos ecosistemas está determinada por una serie de factores marinos y terrestres, como el clima local, la geomorfología, la salinidad, la frecuencia y duración de las inundaciones y la distancia del mar, características que a su vez determinan en gran medida la distribución de las especies y sus sucesiones en la geología terrestre.
  • Clima: En este aspecto se describen las características de la temperatura y las precipitaciones como factores bioclimáticos fundamentales en la dinámica de los manglares.
  • Temperatura: La temperatura invernal más fría es mayor a los 200C y suele ser constante durante todo el año con variaciones menores a 50C. Las altas temperaturas, en combinación con una alta radiación solar, aumenta la avaha transpiración y por lo tanto aumenta los niveles de salinidad del suelo, condición que puede ser perjudicial para el desarrollo, puesto que se van formando fuertes costras salinas en la superficie.
  • Precipitación: Este factor juega un papel fundamental en el control de salinidad del suelo ya que altas tasa de precipitación reducen la hipersalinidad. En zonas donde la precipitación es inferior a 1500mm/años, suelen formarse salinas como ocurre en Cuba y parte de Panamá.
  • Suelos: Los suelos de manglar se clasifican en dos categorías: orgánicos e inorgánicos.

Los suelos inorgánicos se forman por deposito de limo y arcilla en llanuras aluviales, definidas estas, como terrazas de sedimentos que se depositan a lo largo del cause de los ríos como producto de la erosión. Estos son generalmente ríos en nutrientes, tales como calcio, magnesio y potasio, los cuales son retenidos temporalmente del lavado. En esta categoría existe otro tipo suelos que pierde los nutrientes por lixiviación y acumulan elementos tóxicos como hierro y aluminio; por lo general los manglares se desarrollan en este tipo de suelo pobre en nutrientes.

Los suelos orgánicos se forman por la alta acumulación de restos orgánicos, caracterizados por poseer poco contenidos de arcilla, limo y arena. Se mantienen por procesos anaeróbicos y los nutrientes se liberan por la descomposición de la materia orgánica en las zonas aeróbicas, con una continua remineralización. Son inundados periódicamente pero su drenaje interno es lento, por lo que mantiene una saturación permanente de agua.

  • Geomorfología: Los manglares crecen en llanuras litorales de deltas, los cuales se forman a partir de los sedimentos fluviales que provienen de la erosión, como producto del lavado de las roscas. Estos sedimentos son transportados por los ríos y arroyos hacia él mar, depositándose en la desembocadura de los ríos, cuando están protegidos del oleaje y cuando él río disminuye su velocidad. La forma de los deltas depende de los sedimentos acarreados, bien sea limo, arcilla, arena o calizas. Son determinantes en la estructura de los bosques de manglar.
  • Hidrología: Los bosques de manglar se ubican en sistemas estuarinos de suelos inundables perennes o estacionalmente por aguas salobres. La cantidad de agua dulce que va a los manglares depende del tamaño de la cuenca, del caudal de los ríos, de las precipitaciones y de la desviación de los cauces por intervención humana.

Fuentes