Saltar a: navegación, buscar

Martí latinoamericanista

Martí latinoamericanista
Información sobre la plantilla
Martí Latinoamericanista.jpg
Concepto:Uno de los aportes centrales de la obra de José Martí lo constituye su latinoamericanismo el cual en la actualidad tiene gran vigencia.
Martí latinoamericanista. Uno de los aportes centrales de la obra de José Martí lo constituye su latinoamericanismo. Esta faceta de la vida del Héroe Nacional de Cuba se desarrolla a partir de su profundo conocimiento de la historia de los países latinoamericanos y los viajes realizados por él; así como se pone de manifiesto a través de su pensamiento antimperialista, independentista, antirracista, humanista.

Viajes por América

En 1875 Martí comenzó su recorrido por América: México, Guatemala, Venezuela, Santo Domingo, Jamaica. En estos viajes comprendió cuáles eran los verdaderos males de los pueblos que él llamó “Nuestra América, del Río Bravo hasta la Patagonia”: el problema del caudillismo, el lacayismo, el regionalismo, la copia de costumbres extranjeras, aspectos que fueron expuestos en su ensayo “Nuestra América”. La amplia estancia en los Estados Unidos por más de 15 años y su participación en los congresos de Washington le permitieron conocer de cerca sus las profundas ambiciones del imperialismo.

Ensayo Nuestra América

El ensayo Nuestra América es una de las obras más reconocidas de José Martí y la de mayor vigencia en la actualidad por su carácter realista con respecto a muchas cuestiones que han afectado a los pueblos latinoamericanos. Este ensayo fue publicado por primera vez en La Revista Ilustrada de Nueva York, el 10 de enero de 1891; y posteriormente en la edición del 30 de enero de 1891 en El Partido Liberal, de México.

“Nuestra América”, es un punto importante dentro del ideario latinoamericanista de José Martí, donde el Apóstol afirmó su antiimperialismo y mostró su unidad de concepción con el nacionalismo latinoamericanista. En este ensayo se expone la necesidad ser consecuentes e invencibles, cuando se lucha por una causa justa como la independencia. Es en él donde Martí denuncia los peligros internos y externos que rodeaban a nuestra América y el que representa el acecho de Estados Unidos sobre estas tierras. Esta faceta antimperialista la demuestra con frases como:
"Es la hora del recuento, y de la marcha unida, y hemos de andar en cuadro apretado, como la plata en las raíces de los Andes.” "Los que no tienen fe en su tierra son hombres de siete meses.”
También criticó a los que arrastran su honor por el suelo, los entreguistas, a los que no respetan a su patria, a los que reniegan de los suyo, de sus raíces. Recomienda además buscar formas que se acomoden a nuestra realidad para evitar a toda costa implantar o transplantar lo extranjero, lo extraño. De esta manera escribió:
"Se ha de tener fe en lo mejor del hombre y desconfiar de lo peor de él.” ""El gobierno ha de nacer del país. El espíritu del gobierno ha de ser del país. La forma del gobierno ha de avenirse a la constitución propia del país. El gobierno no es más que el equilibrio de los elementos naturales del país.”No hay odio de razas, porque no hay razas.”
Alberto Saladino, 2005

Otros escritos

Martí expresa su vocación independentista y latinoamericanista a través de otros mensajes, como el enviado a Valerio Pujol, director del periódico El Progreso de Guatemala donde expresa:

“El alma de Bolívar nos alienta; el pensamiento americano me transporta. Me irrita que no se ande pronto. Temo que no se quiera llegar. Rencillas personales, fronteras imposibles, mezquinas divisiones […] ¿qué falta podrá echarme en cara mi gran madre América? ¡Para ella trabajo! De ella espero mi aplauso o mi censura”
Alberto Saladino, 2005

En carta a su amigo Manuel Mercado el 18 de mayo de 1895, Martí confiesa también:

“Ya puedo decirle con qué ternura y agradecimiento y respeto lo quiero, y a esa casa que es mía, y mi orgullo y obligación; ya estoy todos los días en peligro de dar mi vida por mi país, y por mi deber —puesto que lo entiendo y tengo ánimos con que realizarlo— de impedir a tiempo con la independencia de Cuba que se extiendan por las Antillas los Estados Unidos y caigan, con esa fuerza más, sobre nuestras tierras de América. Cuanto hice hasta hoy, y haré, es para eso”
Alberto Saladino, 2005

Para Martí es igualmente importante conocer la historia de los pueblos latinoamericanos para entender su condición y extraer enseñanzas, el exhaustivo conocimiento de la realidad para formar gobernantes mejor preparados que respondan a las exigencias de nuestras sociedades, poara hacer posible la independencia mental y consecuentemente la libertad. En su pensamiento se reflejan también su posición antirracista. La trayectoria del pensamiento social antirracial martiano comienza en el Hanábana, donde sus nueve años se vieron conmovidos por la injusticia y el maltrato. Sobre ese hecho que marcó su vida más tarde se refirió:

“¿Y los negros? ¿Quién que ha visto azotar a un negro no se considera para siempre su deudor? Yo lo vi, lo vi cuando era niño, y todavía no se me ha apagado en las mejillas la vergüenza… Yo lo vi, y me juré desde entonces su defensa”
Leyda Oquendo, 2008
.

Fuentes

  • Martínez, Martha. Artículo “Nuestra América; expresión viva del ideal latinoamericanista de José Martí”. Disponible en: radioflorida.icrt.cu. Consultado el 13 de enero del 2011.
  • Carta de José Martí a Manuel Mercado. Disponible en: cubaweb.cu. Consultado el 13 de enero del 2011.
  • Oquendo, Leyda. Artículo José Martí: apuntes sobre su antirracismo militante. Disponible en: lajiribilla.cu
  • Saladino García, Alberto. Artículo “El Latinoamericanismo de José Martí”. Disponible en:redalyc.uaemex.mx. Consultado el 13 de enero del 2011.