Saltar a: navegación, buscar

Mescalina

Mescalina
Información sobre la plantilla
Mesca.jpeg
Mescalina. Sustancia de origen vegetal, un alcaloide, con propiedades alucinógenas y psicoactivas que influyen en la percepción de los sentidos. Está presente en drogas como el peyote o el San pedro. Sus principios activos no son volátiles por lo que duran una vez que se seca el cactus.

Etimología

La palabra mescalina deriva del vocablo náhuatl mexcalli ('pencas de maguey cocidas', de metl 'maguey' y ixcalli 'cocido'). La relación entre la palabra mezcal y el alcaloide mescalina, en adición al aspecto etimológico ya que la raíz nahuátl de los dos términos es la misma, es debida a los efectos de alguna manera parecidos entre los que produce la mescalina al absorberse en el organismo y los que genera al ingerirse el mezcal , éste sí con Z, bebida alcohólica destilada de un maguey abundante en la región del estado mexicano de Oaxaca, donde también se da de manera natural el Peyote (Lophophora williamsii), planta que contiene el alcaloide denominado mescalina.

Utilización

Tradicional de las tribus mexicanas, es una sustancia dificil de sintetizar químicamente. La molécula de mezcalina es una fenetilamin, su ingestión produce alucinaciones, perdida de la orientacion, alteraciones neuronales y el efecto también dependerá mucho de la preparación del sujeto, los anumos con los que la consuma. Es una Droga potente cuyos efectos pueden ser muy peligrosos.

Estructura química

La mescalina estructuralmente consiste de tres grupos metóxido unidos a un anillo aromático en las pociones 3,4, y 5 de éste (benceno). Además de una cadena lateral alifática rematada en un grupo amino.
Clasificación química

Los alucinógenos pueden ser divididos, estructuralmente, en dos clases: triptaminas y feniletilaminas (también llamadas fenetilaminas). La mescalina es el representante más significativo de las feniletilaminas. dentro del grupo de las triptaminas podemos encontrar a la psilocibina.

Efectos bioquímicos

La mescalina inhibe la oxidación del lactato de sodio, piruvato y glutamato en el cerebro del cuyo; sin embargo no tiene efecto sobre la oxidación del succinato de sodio. En base a esto el succinato de sodio se ha usado como un antídoto en la intoxicación por mescalina en humanos. (Sin embargo debido a la poca cantidad de información, lo anterior, no debe tomarse a modo de receta)

Efectos farmacológicos

Entre los efectos que produce su ingestión están visiones y alucinaciones, distorsión de las coordenadas espacio-temporales, y alteraciones del esquema corporal. Sus efectos varían en función del ánimo del consumidor, sus expectativas, y el medio que le rodea, por lo que tradicionalmente se ha destacado la importancia de que el uso de esta droga fuera unido a preparativos muy concienzudos: los efectos podrían resultar impredecibles.

Dosis

Por vía oral, la dosis activa mínima es de alrededor de 100 mg aunque 500 o 600 mg producirán una intensa experiencia visionaria (coloquialmente llamado viaje) con una duración de 6 a 10 horas. En botones de la planta, y dependiendo de su tamaño, las dosis varían de dos a treinta, si bien treinta equivalen a bastante más de 600 miligramos.

Toxicidad

La mescalina carece de dosis mortal conocida. No se han reportado decesos como consecuencia de ingerir el cacto o administrarse el alcaloide. La síntesis química es relativamente cara, pues un gramo (dos dosis altas) viene a costar dos dólares, que en el mercado lícito se elevan a 70, y en el ilícito a 200.

Compuestos derivados

Mínimas modificaciones en la molécula producen compuestos más potentes y de breve duración. Así, la escalina (que en la cuarta posición del anillo bencénico tiene un grupo etiloxi) posee cinco veces más actividad, y la proscalina (que posee un grupo propiloxi) posee diez veces más actividad. Hay ya bastantes estudios hechos sobre otras sustancias de este tipo, pero su uso todavía no se ha difundido salvo en pequeños círculos californianos.

Fuentes

  • Bruhn JG, De Smet PAGM, El-Seedi HR, Beck O (2002) Mescaline use for 5700 years. The Lancet 359: 1866 - 1866.
  • Rosenberg H, Khanna KL, Takido M, PAUL AG (1969) The Biosynthesis of Mescaline in Lophophora williamsii. Lloydia 32: 334-338.
  • Wiki Herbolaria