Saltar a: navegación, buscar

Natalia Ginzburg

Natalia Ginzburg
Información  sobre la plantilla
Nataliagin.jpg
Nombre completoNatalia Ginzburg
Nacimiento14 de julio de 1916
Palermo, Bandera de Italia
Defunción7 de octubre de 1991
Roma, Bandera de Italia
Ocupaciónescritora
Nacionalidaditaliana
Géneronovela, ensayo y dramaturgia
CónyugeLeone Ginzburg
Gabriele Baldini
DescendenciaCarlo Ginzburg
PremiosPremio Tempo en 1947
Premio Strega en 1963
Natalia Ginzburg fue una novelista, ensayista y dramaturga italiana. Una de las voces más singulares de la literatura italiana del siglo XX. Otras facetas en las que destacó fue como autora de comedias teatrales y traductora: entre las primeras, destacan Ti ho sposato per allegria (1970) o Paese di mare (1972).

Síntesis biográfica

Nació el 14 de julio de 1916 en Palermo, Sicilia (Italia) en el seno de una familia judía de origen triestino. Su padre, Giuseppe Levi, fue profesor universitario de Medicina. Tanto él como sus tres hermanos serán apresados y procesados por sus ideas antifascistas. La infancia y adolescencia de la escritora transcurrió en Turín.

En 1933 publica su primer cuento, I bambini (Los niños), publicado en la revista "Solaria". En el año 1936 contrajo matrimonio con el activista antifascista Leone Ginzburg, uno de los fundadores de la editorial Einaudi, a quien conoció cuando ambos trabajaban allí. Viajaron a Abruzzos, donde el régimen fascista había desterrado a Leone.

Su primera novela, El camino que lleva a la ciudad, la escribió en aquella región de Italia, y fue publicada en 1942, el mismo año en que su marido fue ejecutado en Roma. Cuando finalizó la II Guerra Mundial regresó a Einaudi como editora. Allí contrajo matrimonio con Gabriele Baldini en 1950.

Entre sus obras destacan: Todos nuestros ayeres (1952), Las voces de las noches (1961), Léxico familiar (1963) y La ciudad y la casa (1984).

Desde 1959 hasta 1962 fue directora del Instituto de Cultura Italiana en Londres. Fue elegida senadora por las listas de un pequeño partido de izquierdas en 1983.

Otras facetas en las que destacó fue como autora de comedias teatrales y traductora: entre las primeras, destacan títulos como Ti ho sposato per allegria (1970) o Paese di mare (1972). Sus traducciones más celebradas son las que realizó del francés (obras de Marcel Proust, Gustave Flaubert y Guy de Maupassant). Numerosas polémicas cívicas, recogidas en ensayos, pudo canalizarlas finalmente con su participación en el Parlamento durante los últimos años.

El 8 de octubre de 1991 falleció en la ciudad de Roma.

Obras

  • La strada che va in città
  • È stato così
  • Tutti i nostri ieri
  • Valentino
  • Sagittario
  • Le voci della sera
  • Le piccole virtù
  • Lessico famigliare
  • Mai devi domandarmi
  • Caro Michele
  • Famiglia
  • La famiglia Manzoni
  • La città e la casa
  • Non posiamo saperlo
  • Familias
  • Serena Cruz
  • Antón Chéjov

Teatro

  • Ti ho sposato per allegria
  • L'inserzione
  • L'intervista
  • Fragola e panna
  • La segretaria
  • Paese di mare
  • La porta sbagliata
  • Dialogo
  • La parrucca
  • La poltrona
  • Il cormorano

Obras destacadas

  • Las palabras de la noche: la mujer protagonista, Elsa, narra su aventura sentimental, siempre entrelazada con la historia del pueblo donde vive y sus habitantes. La mirada de Natalia Ginzburg vaga por sus criaturas de ficción entre minimalista y desapegada, pero ello no evita que el lector experimente, como ella, que “el pueblo pesa como el plomo, con todas sus muertes”. Y, aunque esa cita no alcance a resumir el sentido de la novela, es suficiente indicio de que Las palabras de la noche no es un libro banal o ligero, y mucho menos costumbrista.
  • El camino que va a la ciudad : la primera novela que publicó, cuando tenía sólo 25 años. Es una obra primeriza, y se nota, pero con todo la historia de Delia y su afán por escapar de su hogar no decepcionan. De hecho, el camino que lleva a Delia a la ciudad, y la hora que tarda en recorrerlo, son una metáfora de la libertad y de los sueños de la muchacha. En la obra ya está el embrión de las mujeres de ficción de Natalia Ginzburg, unos seres incapaces de tomar decisiones y coger el timón de sus vidas. Delia es una chica opaca, sometida al prejuicio de la costumbre. Lo tremendo es que leyendo el libro no es difícil ver paralelismos con mujeres de hoy en día, reconocibles por su falta de conciencia propia y por esperar que el paso del tiempo rellene los huecos de sus esperanzas rotas.
  • Las pequeñas virtudes: se trata de textos autobiográficos que cuentan, por ejemplo, el tiempo de confinamiento de la autora en un pueblito de los Abruzos junto a Leone Ginzburg, su primer marido. Hay en ellos asimismo un retrato de la pobre Italia de posguerra y un análisis humorístico de su relación conyugal, así como una recreación de la estancia de la escritora en Londres en los años sesenta del siglo XX. Particularmente conmovedor es el homenaje que Ginzburg rinde a su amigo Cesare Pavese, tras su suicidio.

Fuentes