Saltar a: navegación, buscar

Octavio Cordero Palacios

Octavio Cordero Palacios
Información sobre la plantilla
Octavio Cordero Palacios.jpg
Profesor, dramaturgo, abogado y matemático ecuatoriano.
Nacimiento3 de mayo de 1870
Provincia de Azuay, Bandera de Ecuador Ecuador
Fallecimiento17 de diciembre de 1930
Quito, Bandera de Ecuador Ecuador
PadresDon Vicente Cordero Crespo y doña Rosa Palacios Alvear
Octavio Cordero Palacios. Fue un profesor, dramaturgo, abogado y matemático ecuatoriano.

Síntesis biográfica

Nacido el 3 de mayo de 1870 en la antigua población de Santa Rosa, Provincia de Azuay, Ecuador la misma que hoy lleva su nombre. Sus padres fueron don Vicente Cordero Crespo y doña Rosa Palacios Alvear.

Estudios

Todos sus estudios los realizó en la ciudad de Cuenca: La primaria en la Escuela de los Hermanos Cristianos, la secundaria en el Colegio de San Luis, y finalmente ingresó a la Facultad de Jurisprudencia de la Universidad de Cuenca donde obtuvo el título de Doctor.

Trayectoria

Inició en los senderos intelectuales desde muy joven. Lo hizo entonces escribiendo obras para teatro. Obras originales, matizadas de interés, de colorido. A los veinte años de edad estrenó su drama en 3 actos y en verso titulado Gazul, en el que se apreciaba claramente la influencia del padre Julio Matovelle que había sido su conductor y profesor. Un año después puso sobre las tablas Los Hijos de Atahualpa, y en 1892, el drama Los Borrachos. Ese mismo año fue nombrado Presidente de la Academia Jurídico-Literaria, de la cual era miembro. Estalló entonces la Revolución Liberal del 5 de junio de 1895 que llevó al poder al Gral. Eloy Alfaro, y al igual que la gran mayoría de la juventud cuencana, se alineó en la oposición y empezó a combatir al nuevo gobierno.

Al año siguiente pasó a integrar la redacción de los periódicos conservadores El Ciudadano y El Derecho, y a través de sus páginas combatió duramente al gobierno alfarista soliviantando a los cuencanos e invitándolos a tomar armas contra el régimen. Igualmente sostuvo acres polémicas con los escritores liberales José Peralta y Manuel Benigno Cueva. Gracias a su natural talento y gran inventiva pudo fabricar en 1902 una máquina traductora de idiomas a la que llamó Clave Poligráfica o Metaglota. Inventó también un ábaco perfeccionado con el que podía sacar hasta la raíz cuadrada. Ante el intento de invasión peruana de 1910, marchó a la frontera sur con el grado de Sargento Mayor de Ingeniería de Reserva, y el Gobierno Nacional le confió el levantamiento topográfico de un plano de la frontera ecuatoriano-peruana.

En 1915, llevado por sus inquietudes literarias fundó la revista Miscelánea Histórica del Azuay, un año más tarde editó Vida de Abdón Calderón. Posteriormente aparecieron: El Quechua y el Cañari (1923), El Azuay Histórico, Protomebamba y sus Crónicas Documentadas para la Historia de Cuenca (1924). Otro de sus notables trabajos literarios fue la traducción al español de los versos de El Cuervo, de Edgar Allan Poe, considerada como una de las más fieles que se ha realizado. Fue profesor de Filosofía y Literatura del Colegio Benigno Malo de Cuenca, Diputado por la Provincia de Azuay a los congresos de 1916 y 1918, Ministro Juez de la Corte Superior de Justicia de Cuenca, de 1918 a 1928, Inspector General del Ferrocarril Sibambe-Cuenca, y Miembro del Centro de Estudios Históricos y Geográficos de Cuenca.

Muerte

Vaticinó entonces que moriría el 17 de diciembre, justo a los 100 años de la muerte del Libertador Bolívar, y así ocurrió. Murió en Cuenca, Ecuador el 17 de diciembre de 1930.

Obras

  • Gazul
  • Los Hijos de Atahualpa
  • Los Borrachos (1892)
  • Vida de Abdón Calderón (1916)
  • El Quechua y el Cañari (1923)
  • El Azuay Histórico
  • Protomebamba y sus Crónicas Documentadas para la Historia de Cuenca (1924)
  • El Cuervo, de Edgar Allan Poe (traducción al español)

Fuente