Odontoblastos

Odontoblastos
Información sobre la plantilla
Pulpa dentaria.jpg
Concepto:Células del tejido conectivo situadas en la periferia de la pulpa dentaria altamente especializadas, cuya función es la de producción de dentina primaria y secundaria del diente.

Odontoblastos. Células del tejido conectivo situadas en la periferia de la pulpa dentaria altamente especializadas, cuya función es la de producción de dentina primaria y secundaria del diente.

Características

Los odontoblastos tienen un diámetro aproximado de 5 a 7 mm y una longitud de 25 a 40 mm. La manera de ubicarse y la forma de los cuerpos de los odontoblastos no es igual en toda la pulpa dentaria . Son más cilíndricos y largos (cilíndricos altos) en la corona y más cúbicos en la mitad de la raíz.

Cuando la persona es adulta sus dientes poseen odontoblastos ovalados, y con forma de huso pareciéndose mas a los osteoblastos, pero que son fácilmente diferenciados de estos últimos por sus prolongaciones.

Los odontoblastos conservan su relación con la dentina durante toda la vida del diente. La capacidad secretora vuelve a adquirirse cuando se presenta un estímulo externo. Si los odontoblastos se destruyen, la dentina persiste por largo tiempo. Esto hace posible que los dientes cuya pulpa y odontoblastos se han destruido por alguna patología, puedan conservarse.

El Proceso Odontoblástico

También recibe el nombre de Fibrilla de Tomes, Fibrilla dentinaria o Prolongación odontoblástica. Es la prolongación del odontoblasto que queda incluido en la matriz de la dentina y que se extiende desde el limite amelodentinario o cementodentinario hasta la pulpa dentaria ubicándose en el interior de los conductillos dentinarios (componente estructural de la dentina).

Cada proceso odontoblástico da origen a un gran número de ramificaciones laterales. Algunas de ellas son grandes y tienen un diámetro de 0.4 a 0.5 um, otras son más delgadas y tienen un diámetro de 0.2 um o aun menor. Tanto unas como otras pueden ponerse en contacto con las correspondientes de los procesos odontoblásticos vecinos. Este tipo de conexión explica la rápida difusión de elementos microbianos en las caries.

Con la formación del proceso odontoblástico se inicia la producción de la dentina la cual se va aponiendo lentamente produciéndose así el avance de la célula hacia el interior en dirección a la pulpa. Las vesículas disminuyen abruptamente de número en la zona en la que el proceso odontoblástico se halla sumergido en la matriz mineralizada, sin embargo son numerosas en la predentina.

Esto sugiere que el proceso odontoblástico juega un papel importante en la modificación de la predentina. En el espacio intercelular correspondiente a la predentina se encuentran fibras colágenas agrupadas en fascículos cuya orientación preferencial es paralela a las membranas de los odontoblastos .

Contacto Intercelular

Los odontoblastos establecen relaciones intercelulares entre sí, con los fibroblastos de la pulpa dentaria y con las fibrillas nerviosas que se ubican entre ellos. Estas relaciones están vinculadas a las diversas funciones que cumplen como síntesis de colágeno, elaboración de iones de calcio y otros minerales que forman parte de la dentina. Estas también se ven asociadas con la maduración de los odontoblastos y la transmisión de los estímulos nerviosos.

El contacto intercelular más prominente se establece en la unión entre el cuerpo de la célula y el proceso odontoblástico en la que se establece una modificada forma de “Complejo de Unión”.

Función

Durante la dentinogénesis, los odontoblastos elaboran entre 4 a 8 mm de dentina cada día. La participación del odontoblasto en la Dentinogénesis comienza con la formación de matriz dentinaria, proceso que ocurre por aposición constante comenzando en la cúspide y progresando desde la superficie hacia la profundidad.
Estructura de un odontoblasto

A medida que se van depositando las capas de matriz, la prolongación se longa debido al movimiento que efectúa el odontoblasto hacia el centro de la papila. Mediante un marcador, prolina tritiada, se ha podido demostrar que la formación del colágeno se inicia en los ribosomas relacionados con las cisternas del retículo endoplasmático rugoso. Estas moléculas de procolágeno pasan, por medio de vesículas de transporte, al complejo de Golgi, en donde son glucosiladas.

Aquí la secreción de colágeno posee una característica especial, presenta disposiciones de un precursor de colágeno de forma filamentosa, al cual se le fijarían los gránulos que contienen calcio. Esto originaria unas estructuras conocidas como cuerpos en ábaco, debido a la disposición que adoptan los gránulos. Estos cuerpos en ábaco se van condensando cada vez más a medida que van madurando a gránulos de secreción y van pasando hacia el polo secretor de la célula. Es así como las fibras colágenas van creciendo paralelas a la superficie.

Una vez que se ha formado suficiente matriz, comienza la mineralización. Este es un proceso lento, quedando siempre una capa de entre 10 a 20 nm de dentina que no se alcanza a mineralizar y es lo que se conoce como predentina. Es aquí cuando el odontoblasto comienza la formación de vesículas de la matriz o matriciales en su citoplasma cuyo tamaño varía entre 50 a 100 nm de diámetro. Éstas son ricas en calcio y fosfato y fosfatasa alcalina la cual es vertida al medio por exocitosis. Esta enzima también está asociada con el transporte de calcio al interior de la célula y con la remoción del pirofosfato, sustancia que inhibe la mineralización.

Las vesículas proveen el ambiente necesario para la formación de cristal de hidroxiapatita que se orientan siguiendo la disposición de las fibras colágenas. Para el pasaje de calcio a la dentina se han sugerido distintas vías de paso. En un pasaje de tipo intercelular los iones llegan por el plasma contenido por los capilares y son captados por los fibroblastos, que los conducen por la sustancia intercelular ubicada entre los odontoblastos. En un pasaje odontoblástico de tipo intracelular el calcio captado por los odontoblastos pasan al complejo de Golgi desde donde son conducidos hacia el proceso odontoblástico y posteriormente a la dentina. Otro tipo de pasaje podría ser a través de las uniones estrechas sitio por donde los iones pasarían desde la pulpa hacia la predentina.


Últimamente se ha detectado una proteína, la S-100 en el odontoblasto humano. La expresión de la misma se ha vinculado con el origen a partir de la cresta neural y con su funcionalidad relacionada con la actividad biológica intracelular del calcio.

La Dentinogénesis también se asocia con los movimientos realizados por los odontoblastos siendo estos los responsables de las curvaturas tanto primarias como secundarias de la dentina.

Los desplazamientos resultan de la interacción de fuerzas como la acumulación de matriz orgánica entre el cuerpo del odontoblasto y la dentina mineralizada que provocan el movimiento del odontoblasto hacia el centro de la pulpa. Los odontoblastos vecinos actúan como fuerzas que impiden los movimientos de lateralidad.

Fuentes