Saltar a: navegación, buscar

Oficina de Asuntos Históricos del Consejo de Estado

Oficina de Asuntos Históricos del Consejo de Estado
Información sobre la plantilla
Institución con sede en Bandera de Cuba Cuba
Celia sanchez - OAHCE.jpg
Celia Sánchez trabajó incansablemente por preservar la memoria histórica de la Revolución
Siglas o Acrónimo:OAHCE
Fundación:4 de mayo de 1964
País:Bandera de Cuba Cuba
Dirección:Calle 8, No 210, entre 11 y Línea, La Habana
Oficina de Asuntos Históricos del Consejo de Estado (OAHCE). Oficina encargada de la conservación y restauración de documentos históricos de la lucha insurreccional en Cuba.

Antecedentes

El informe que escribiera Celia Sánchez Manduley a Fidel Castro el 13 de mayo de 1958, en Vegas de Jibacoa, en la Sierra Maestra, marcó el inicio de lo que sería una labor perenne. En dicho informe, Celia apuntó:

"Hay muchos papeles sin importancia hoy pero que para un futuro y para la historia serán de gran valor. Mi interés en esto ha sido que cuando se escriba esta historia sea lo que realmente es y no dejen estos papeles escribir historietas, nada prueba más que los documentos, por lo que todo importa después"

La preocupación por salvaguardar la memoria histórica de la lucha insurreccional fue una constante en la vida de Celia Sánchez. Conservar cada nota, carta, orden o resolución fue uno de los primeros y fuertes pasos que condujeron a la creación de la Oficina.

Celia estuvo todo el tiempo pendiente de la historia de Fidel y de los revolucionarios en la Sierra Maestra, y luego del triunfo. Desde los primeros años de la década de 1960 comenzó a acumular los documentos en su apartamento de la calle 11 entre 10 y 12, en El Vedado. Los de la Sierra guardados en los mismos paquetes preparados durante la guerra; y los otros -conseguidos como resultado de sus gestiones con combatientes y familiares de los mártires después del triunfo- se depositaron en grandes bolsas de lona.

Así estuvieron almacenados casi cuatro años debido a que Celia también se debía a otras grandes funciones, pero en 1963 -en medio de sus tareas como secretaria de la presidencia- pudo dar un nuevo impulso a la actividad de búsqueda, organización y conservación de estos manuscritos.

Celia incluyó a un grupo de colaboradores para dar orden e inventariar la copiosa información que había conseguido, pero su apartamento ya no era suficiente para albergar tanto, y fue así que al nacionalizarse el Banco Hipotecario Mendoza, se asumió allí el espacio para la Oficina.

Celia misma revisaba y clasificaba los archivos, no era solo la organizadora sino que personalmente asumía el procesamiento de los textos. De esta manera y como procuradora de la verdad, logró la reconstrucción fidedigna de las acciones combativas a partir de documentos, testimonios grabados y fotografías de los acontecimientos.

Fundación

El 4 de mayo de 1964, por iniciativa de Celia, es fundada la Oficina de Asuntos Históricos del Consejo de Estado (OAHCE), cuya entidad atesora a más de 159 mil fondos fotográficos en 28 colecciones, y más de 56 mil fondos documentales.

La Oficina

El proceso de trabajo de la Oficina comienza con un estudio del documento, luego transcribirse, realizarse una breve reseña del contenido, microfilmarse y digitalizarse finalmente.

El archivo de la Oficina se divide en documentación impresa, fototeca, depósito sonoro, audiovisual (que incluye películas en video o celuloide) y depósito de objetos museables, a lo que se suma la videoteca y la hemeroteca.

La Oficina trabaja con documentos del Movimiento 26 de Julio (aproximadamente más de 20 mil), y ello incluye escritos relacionados con el Ejército Rebelde, el Movimiento en Cuba y el exilio, El Moncada y la lucha clandestina.

La restauración y conservación de documentos históricos es una de las labores más relevantes de la Oficina.

El archivo oral de la Oficina es uno de los más completos del periodo1952-1958 gracias a la proyección futurista que tuvo Celia de crear las condiciones propicias para grabar y conservar las evidencias contadas por sus propios protagonistas.

La oficina cuenta con más de 7000 documentos (en casetes, cintas, videos) y 2 537 transcripciones de relatos.

Con respecto a la promoción y divulgación de los contenidos, la oficina tiene entre sus salas la Cátedra de Estudios Celia Sánchez Manduley, libros sobre el tema, el Boletín Revolución en formato electrónico, la revista Cinco Palmas, y la alternativa de nuevos productos virtuales como el Sitio Histórico de Birán, el Museo Casa Natal Celia Sánchez Manduley en Media Luna y La Epopeya del Granma.

En el año 2014, la oficina comienza un proyecto de reingeniería institucional mediante el cual se rediseñan los procesos principales de la organización del archivo. Como resultado de ello procesa los fondos por la norma internacional ISAD- (G) por medio de la cual se van restaurando, microfilmando y digitalizando progresivamente los documentos.

Memoria Nacional

Por lo que para la historia de la Revolución representa la persona productora del Fondo, la cantidad de documentos generados por ella y su riqueza desde el punto de vista informativo; su condición de creadora de la Oficina de Asuntos Históricos del Consejo de Estado (OAHCE), y porque la documentación en él contenida cumple con todas las normas internacionales vigentes, el Comité Nacional Memoria del Mundo, auspiciado por la Comisión Cubana de la UNESCO, registró el Fondo Documental de Celia Sánchez Manduley como Memoria Nacional[1].

Referencia

Fuentes

  • Medio siglo de la Oficina de Asuntos Históricos: Todo importa. Disponible en:Cubadebate