Saltar a: navegación, buscar

Oro

Oro
Información sobre la plantilla
Oro.jpg
Información general
Nombre,símbolo,número:Oro, Au, 79
Serie química:Metales de transición
Grupo,período,bloque:11, 6, d
Densidad:19300 kg/m3
Apariencia:Amarillo metálico
Propiedades atómicas
Radio medio:135 pm
Radio atómico(calc):174 pm
Radio covalente:144 pm
Radio de van der Walls:166 pm
Configuración electrónica:[Xe]4f1445d106s1
Electrones por nivel de energía:2,8,18,32,18,1
Estado(s) de oxidación:3, 1
Estructura cristalina:cúbica centrada en las caras
Propiedades físicas
Estado ordinario:Sólido
Punto de fusión:1063 °C
Punto de ebullición:2600 °C
Entalpía de vaporización:334,4 kJ/mol
Entalpía de fusión:12,55 kJ/mol
Presión de vapor:0,000237 Pa a 1337 K
Velocidad del sonido:1.740 m/s a 293.15 K (20 °C)

Oro. Elemento químico, de símbolo Au, es un metal muy denso, blando y de color amarillo intenso. El oro se clasifica como metal pesado y noble; en el comercio es el más común de los metales preciosos. El cobre, la plata y el oro están en el mismo grupo en la Tabla periódica. La fuente del símbolo químico, Au, es su nombre en latín aurum (amanecer radiante). Hay sólo un isótopo estable del oro, con número de masa 197.

Estado natural

El oro se encuentra principalmente en estado nativo, mezclado con arena o diseminado en filones o venas de cuarzo; el primero se llama placer o arenal aurífero y el último oro en filones. Pequeñas cantidades de oro se encuentran también en los sulfuros naturales de plomo y cobre. Se han hallado pepitas de oro nativo que varían en tamaño desde el de un grano de arena hasta el de masas de más de 50 kilogramos. Existe combinado en la silvanita, telururo de oro y plata, Te2(AuAg), valioso mineral que se encuentra en Colorado.

Propiedades

El oro puro es el más maleable y dúctil de todos los metales. Puede golpearse con un martillo hasta conseguir un espesor de 0,000013 cm, y una cantidad de 29 g se puede estirar hasta lograr un cable de 100 km de largo. Es uno de los metales más blandos y un buen conductor eléctrico y térmico. Como otros metales, finamente pulverizado presenta un color negro, y en suspensión coloidal su color varía entre el rojo rubí y el púrpura. Es un metal muy inactivo. No le afectan el aire, la humedad, ni la mayoría de los disolventes. Sólo es soluble en agua de cloro, agua regia o una mezcla de agua y cianuro de potasio. Los cloruros y cianuros son compuestos importantes del oro.

Para saber aproximadamente la pureza del oro se emplean los ácidos de toque para el oro. La composición de estos ácidos de toque varía según los quilates para los que se emplearán.

La densidad del oro es 19,3 veces la del agua a 20ºC (68ºF), tal que 1 m3 de oro pesa cerca de 19 000 kg (1 pie3, unas 1200 libras). Las masas del oro, al igual que otros metales preciosos, se miden en la escala Troy, la cual contiene 12 onzas por libra. Se funde a 1063ºC (1947.97ºF) y ebulle a 2970ºC (5180ºF). Es algo volátil por debajo de su punto de ebullición. Es un buen conductor de calor y electricidad. Es el metal más dúctil y maleable. Pueden hacerse láminas transparentes, con espesor de 0.00001 mm con facilidad o estirarlo en alambres con pesos de 0.5 mg/m. Su calidad se expresa en la escala de finura como partes de oro puro por mil partes de metal total, o en la escala de quilate como partes de oro puro por 24 partes de metal total. El oro se disuelve con facilidad en mercurio para formar amalgamas. Es uno de los metales menos reactivos químicamente. No pierde lustre, ni se quema al aire. Es inerte en soluciones fuertemente alcalinas y en todos los ácidos puros, menos el ácido selénico.

Usos

Cerca de tres cuartas partes de la producción mundial del oro se consume en joyería. Sus aplicaciones industriales, especialmente en electrónica, consumen 10-15%. El remanente está dividido entre los empleos médicos y dentales, acuñación y reservas para el gobierno y particulares. Las monedas y demás objetos decorativos de oro son en realidad aleaciones porque el metal es muy blando (2.5-3 en la escala de Mohs) para ser útil con un manejo frecuente. El Au radiactivo se utiliza en radiaciones medicinales, en diagnóstico y en algunas aplicaciones industriales como trazador. También se usa como trazador en el estudio del movimiento de sedimentos sobre el fondo oceánico y en los alrededores de los puertos. Las propiedades del oro hacia la energía radiante han permitido el desarrollo de reflectores eficientes para calentadores infrarrojos y hornos, así como para retención y enfoque de calor en procesos industriales.

Compuestos

El oro puede tener valencia 1+ o 3+ en sus compuestos. La tendencia a formar complejos es tan fuerte que todos los compuestos de oxidación 3+ son complejos. Los compuestos del estado de oxidación 1+ no son muy estables y tienden a oxidarse al estado 3+ o reducirse a oro metálico. Todos los compuestos de cualquier estado de oxidación se reducen con facilidad.
En sus complejos el oro forma enlaces más fácilmente y más estables con los halógenos y el azufre, menos estables con oxígeno y fósforo y muy débiles con nitrógeno. Los enlaces entre oro y carbono son normalmente estables, como en los complejos de cianuro y varios compuestos orgánicos.
Al disolver oro en agua regia se forma ácido cloro-áurico, AuCl4H, en el que el oro forma parte del ion complejo negativo AuCl4-. Calentando este complejo se desprende cloruro de hidrógeno, y queda cloruro áurico, Cl3Au, rojo y cristalino. Si el cloruro áurico se calienta a 180 °C, se forma cloruro auroso, ClAu y cloro. El óxido auroso, Au2O, es un polvo violeta; el hidróxido correspondiente, AuOH, es una base débil. El óxido áurico, Au2O3, es pardo y su hidróxido, Au(OH)3, es un ácido débil capaz de reaccionar con las bases fuertes, formando sales llamadas auratos. El cianuro potásico reacciona con las sales aurosas y áuricas formando aurocianuro, Au(CN)2K, y auricianuro, Au(CN)4K, sales complejas incoloras, cuyas disoluciones se utilizan para el dorado electrolítico.

Aplicaciones

El empleo más importante del oro es la en la acuñación de moneda y en la joyería donde el oro suele estar entre 10 y 22 quilates generalmente es de 18 quilates. El oro blanco utilizado con tal objetivo es una mezcla de oro y plata con un 50 % de oro.

Monedas de oro

En estado puro es demasiado blando para ser usado en joyería y para acuñar monedas, por lo que se le realiza aleaciones para tales fines con cobre o plata. La pureza o ley del oro se expresa en quilates: el oro puro es de 24 quilates. Las monedas de oro inglesas son de 22 quilates (91,66 % de oro) y las norteamericanas de 21,6 quilates (90 % de oro).

Cerca de tres cuartas partes de la producción mundial del oro se consume en joyería. Sus aplicaciones industriales, especialmente en electrónica, consumen 10-15%. El remanente está dividido entre los empleos médicos y dentales, acuñación y reservas para el gobierno y particulares.
El 198Au radiactivo se utiliza en radiaciones medicinales, en diagnóstico y en algunas aplicaciones industriales como trazador. También se usa como trazador en el estudio del movimiento de sedimentos sobre el fondo oceánico y en los alrededores de los puertos. Las propiedades del oro hacia la energía radiante han permitido el desarrollo de reflectores eficientes para calentadores infrarrojos y hornos, así como para retención y enfoque de calor en procesos industriales.

En el campo de las nanociencias el oro constituye uno de los elementos químicos más empleados. Son varias las formas en las que se encuentra como: nanovarillas, nanopartículas esféricas, nanoesferas huecas y nanoestrellas, principalmente. La principal aplicación de estas nanopartículas es en el campo de la Medicina donde se estudia su empleo en la liberación controlada de fármacos dentro del organismo como propuesta para el desarrollo de medicamentos de nueva generación, que podrían ser aplicados en la terapia contra el cáncer.

Producción

La obtención de oro data de las culturas etrusca, minoica, asiria y egipcia, cuando los placeres de oro procedían de arenas y gravas aluviales, y se extraía por el simple proceso de lavado con batea. El oro se obtenía también de esta forma en India, Asia central, el sur de los montes Urales y en las regiones del este del Mediterráneo. Con los primeros progresos en las técnicas de extracción, se explotaron las vetas de auríferos primarios, alcanzando este tipo de extracción cierta importancia en la era precristiana. Durante la edad media apenas hubo progresos significativos en la producción y extracción del oro.

En el siglo XVI, el valor de las reservas de oro en Europa apenas alcanzaba la cifra de 225 millones de dólares. Con el descubrimiento de América, y hasta comienzos del siglo XIX, la producción mundial alcanzó unos 4.665.000 kg (unos 150 millones de onzas troy). América del Sur y México se convirtieron en ese periodo en grandes productores. La colonización española del continente americano supuso a partir del siglo XVI un importante incremento en la producción de oro del Nuevo Mundo para su posterior exportación: entre los años 1521 y 1660, los españoles sacaron de América más de 200 toneladas de este metal. La afluencia de oro y plata transformó la economía del Viejo continente y el metal precioso se convirtió en un instrumento político. En el siglo XVI la producción de México llegó a alcanzar el 9% del total de la producción mundial. A partir del siglo XVIII, se descubrieron nuevos yacimientos: California (Estados Unidos) en 1848, Australia en 1851 y Transvaal (República de Sudáfrica) en 1886.
En la actualidad, Sudáfrica es el mayor proveedor mundial de oro, con una producción anual que ronda las 500 toneladas. Sus minas más importantes se encuentran en Witwatersrand. Hay otros 70 países que producen oro en cantidades comerciales, pero alrededor del 80% de la producción mundial proviene de Sudáfrica y de Estados Unidos, y en menor medida, de los países de la antigua URSS , Australia, Canadá, China y Brasil. Otros países con producción notable, aunque inferior, son México, Chile, Colombia y Filipinas.

En Cuba formando parte de los acuerdos de la Alternativa Bolivariana para las Américas, ALBA, en las inmediaciones de Santiago de Cuba se acomete el Proyecto de la Mina Oro-Barita muy cerca del poblado de El Cobre y de la antigua mina a cielo abierto que agotó las producciones de ese mineral en el 2001, las reservas de yacimiento de oro en este sur-oriental territorio están consideradas para cinco años. Esta etapa se encuentra a un 80 % de ejecución y se trabaja cumpliendo con todas las regulaciones del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente para no dañar el entorno y la naturaleza. Sentenció el directivo que cuando se entre en la explotación del metal precioso habrá una notable contribución económica, ya que dará empleo a diferentes profesionales del sector, mostrando además la recuperación minera del país. En Cuba hay cinco propuestas localizadas con yacimientos de oro, en momentos que el mineral se cotiza en el mercado internacional a 35 000 dólares el kilogramo.

Localización

El oro se encuentra distribuido por todo el mundo, pero es muy escaso, de tal suerte que es un elemento raro. El agua de mar contiene concentraciones bajas de oro del orden de 10 partes de oro por billón de partes de agua. En el plancton o en el fondo marino se acumulan concentraciones superiores. En la actualidad, no existen procesos económicos adecuados para la extracción del oro marino. El oro metálico, o natural, y varios minerales telúricos son las únicas formas de oro presentes en la Tierra. El oro natural existe en las rocas y minerales de otros metales, especialmente en el cuarzo y la pirita, o puede estar disperso en arenas y gravas (oro de aluvión).

Efectos sobre la salud

Inhalación

Puede provocar irritación si la exposición es prolongada o excesiva

Ingestión

No se esperan efectos adversos

Piel

Puede provocar irritación y reacción alérgica

Ojos

Puede provocar irritación

Efectos ambientales

La eco-toxicidad del oro no ha sido evaluada. Sin embargo, se espera que la degradación del oro bajo condiciones aerobias sea muy pobre y no hay evidencia que sugiera que pueda crear problemas ecológicos al ser vertido en el medio. Ya que el oro es insoluble, se cree que tiene características mínimas de bioacumulación y biodisponibilidad.

Enlaces externos

Fuentes

  • Babor, Joseph A. y Aznárez, José Ibarz. Química General Moderna. Instituto Cubano del libro. La Habana. 1969.
  • Plane, Robert A. y Sienko, Michel J. Química. Colección Ciencia Técnica Aguiar.
  • [1]. Consultado en www.ecured.cu el 12 de mayo de 2014.