Saltar a: navegación, buscar

Oso negro

Oso negro
Información sobre la plantilla
Baribal.jpg
Es una especie de mamífero carnívoro de la familia de los Úrsidos. Es el oso más común en Norteamérica.
Clasificación Científica
Nombre científicoUrsus americanus
Reino:Animalia
Filo:Chordata
Clase:Mammalia
Orden:Carnivora
Familia:Ursidae
Hábitat:Prefiere los bosques y las montañas donde encuentra su comida y puede ocultarse.

Oso negro o Baribal (Ursus americanus) . Es una especie de mamífero carnívoro de la familia de los Úrsidos. Es el oso más común en Norteamérica. Se encuentra en una superficie geográfica que se extiende desde el norte de Canadá y Alaska a la Sierra Gorda de México, y de las costas atlánticas, a las costas pacíficas de Norteamérica] La población de osos negros era, hace tiempo, seguramente de dos millones de individuos. En la actualidad, la especie está protegida y se considera que existen entre 500.000 y 750.000 osos negros en ese continente.

Descripción

De tamaño pequeño o mediano; la piel puede ser negra, café, negruzca o café canela y estas diferencias de color representan variaciones naturales dentro de la especie americanus; un "oso canelo" puede venir del mismo parto que un "oso negro". Los osos de esta especie son generalmente más pequeños que los grises y tienen las garras delanteras aparentemente más cortas. Oso más pequeños que los grises y tienen las garras delanteras aparentemente más cortas.

Comportamiento

Los osos negros adultos son de hábitos solitarios, excepto durante el corto período de apareamiento que ocurre al principio del verano, cuando las parejas andan juntas por varias semanas. Pero después se separan y entonces los osos se dedican intensamente a recolectar las nueces y bayas caídas, almacenándolas para el período de adormecimiento invernal. En las altas montañas de México los osos permanecen invernando varios meses, por lo menos durante diciembre, enero y febrero.

Se dice que a menores alturas el período de adormecimiento es más corto y que algunos individuos pueden permanecer activos durante todo el invierno sin retirarse por completo. La opinión de Grinnell et al (1937:116) es que los osos se ocultan en invierno para escapar del período agudo de escasez de alimentos, lo mismo que para protegerse del frío, aunque en el norte de México a elevaciones menores de 1 600 m. un oso probablemente puede encontrar abundante comida durante todos los meses de invierno, por lo menos en años buenos.

Un oso dormido no está exactamente aletargado, puesto que la temperatura de su cuerpo permanece normal y la intensidad de su metabolismo no se reduce notablemente. El animal está simplemente sumido en profundo sueño obteniendo su sustento de la gruesa capa de grasa que ha almacenado durante la abundancia de los meses de otoño, cuyo sueño se realiza en cuevas o madrigueras abrigadas, por lo general en las laderas calientes orientadas al sur. Al arribo de la primavera cuando el sol calienta, los osos dormidos se levantan flacos y hambrientos para reasumir sus hábitos normales.

Reproducción

Los osos negros son polígamos y alcanzan la madurez sexual entre los tres y los cinco años de edad (Ford, 1981).
Oso negro

La época reproductiva abarca algunos días durante el verano, en climas cálidos el celo ocurre entre los meses de mayo y junio, y en los lugares más fríos en los meses de julio y agosto. El estro dura dos o tres semanas, durante las cuales las hembras andan con varios machos, sin embargo, el período de ovulación dura tan sólo dos días (Fair, 1990; Ford, 1981). Las hembras dan a luz cada dos o tres años, ya que el desarrollo de los cachorros es lento y necesitan del cuidado materno durante sus dos primeros años de vida.


El periodo de gestación dura entre 210 y 215 días. Se ha reportado que en las regiones montañosas mexicanas las osas hibernan de diciembre a abril, periodo en el que paren (Doan-Crider, 1995). Durante el primer parto, dan a luz un osezno, pero en lo subsecuente paren de dos a tres y rara vez cuatro, siendo dos el número común. Los oseznos nacen entre enero y febrero, ciegos y con muy poco pelo, pesando alrededor de 250 g.

Alimentación

Los osos negros comen una gran variedad de alimentos vegetales y animales. Su dieta normal consiste en su mayor parte de frutos, nueces e insectos; docenas de excrementos de osos que se examinaron en las montañas del norte de México contenían principalmente residuos de manzanita y bellotas, lo que es indudablemente su principal alimento en el otoño. Los osos negros ocasionalmente causan daños en el maíz comiendo los elotes maduros.

En las zonas donde hay osos se observan comúnmente los tocones y troncos astillados y rotos al buscar Hormigas, y cuando ha hurgado en un hormiguero el oso permite a las hormigas enojadas que se acumulen en sus garras y entonces las lame y engulle de una sola vez. Otros alimentos son los chapulines, grillos y especialmente las abejas y su miel cuando puede conseguirlas.

El oso negro no es enemigo de comer carne, pero no puede decirse que sea particularmente afecto a ella y que trate de conseguirla. Al buscar alimento debajo de las rocas y troncos caídos descubre algunas veces roedores y simplemente los aplasta con sus poderosas patas; raras veces algún oso persigue a un cervatillo o becerro para matarlo, pero no busca a los venados ya bien desarrollados o el ganado, a menos que ya hayan sido muertos anteriormente por alguna otra causa y estén, como carroñas, al alcance del oso. Algunas veces algún ejemplar ya muy viejo y sin dientes puede aprender a matar ganado, pero esto es un caso raro.

En general los hábitos del oso negro no son perjudiciales para el interés humano y nunca será justificable exterminarlos con el pretexto de proteger el ganado doméstico, los animales silvestres, o la vida humana. Sólo puede ser necesario matar algún individuo que ocasionalmente se torne destructivo y peligroso, pero no a toda su población.

Cacería

La caza del oso con perros es un verdadero e interesante deporte. En los años 50's muchos buenos cazadores deportistas mexicanos y norteamericanos vinieron al norte de México cada otoño a cazar osos e incuestionablemente el oso negro es uno de los más importantes de los animales de caza mayor mexicanos.

El oso negro no solamente debe protegerse como parte de la fauna nativa, sino que debe ponerse bajo una buena administración por su valor económico en el aspecto turístico. La conservación de los bosques y la limitación local de la caza son esenciales para la preservación del oso negro, pues debido a su baja potencia reproductiva, probablemente no más de una cuarta o quinta parte de la población de oso negro se deberá cazar cada año.

Subespecies

Dieciséis subespecies se enumeran en Norteamérica:

  • Ursus americanus altifrontalis: el norte y el oeste del Pacífico, desde la Columbia Británica al norte de California y al norte de Idaho;
  • Ursus americanus amblyceps: Colorado, México, Texas occidental y mitad oriental de la Arizona, al sureste de Utah;
  • Ursus americanus americanus: Montana oriental al Océano Atlántico, al sur y al este de Canadá y Alaska hasta el Océano Atlántico y el sur a Texas;
  • Ursus americanus californiensis: Valle Central de California y el sur de Oregón;
  • Ursus americanus carlottae: Alaska;
  • Ursus americanus cinnamomum: Idaho, Montana Occidental Wyoming, Washington, Oregón y al noreste de Utah;
  • Ursus americanus emmonsii: el sudeste de Alaska;
  • Ursus americanus eremicus: al noreste de México;
  • Ursus americanus floridanus: Florida, Georgia y el sur de Alabama;
  • Ursus americanus hamiltoni: la isla de Terranova;
  • Ursus americanus kermodei : costa central de BC;
  • Ursus americanus luteolus: Este de Texas, Luisiana Misisipi Sur;
  • Ursus americanus machetes: México;
  • Ursus americanus perniger: península de Kenai (Alaska);
  • Ursus americanus pugnax: Archipiélago Alexander (Alaska);
  • Ursus americanus vancouveri: Isla de Vancouver BC.

Fuentes