Saltar a: navegación, buscar

Pável Anósov

Pável Anósov
Información sobre la plantilla
PávelAnósov.jpg
Anósov es considerado el primer metalúrgico científico ruso.
NombrePável Petróvich Anósov
Nacimiento1799
Fallecimiento1851
NacionalidadRusia Bandera de Rusia
CiudadaníaRusa
EducaciónAcademia Militar de Minas, San Petersburgo

Pável Petróvich Anósov. El destacado militar, metalúrgico y científico ruso se considera el redescubridor del acero de Damasco en Rusia. Desde su época de estudiante sintió gran atracción por las propiedades de los metales. Su gran preocupación científica era cómo fundir un acero más sólido y fino que el convencional. Resaltó también como un militar ejemplar recibiendo importantes condecoraciones.

Un descubrimiento del Oriente Antiguo

Los mayores logros acerca del trabajo con los metales en la Antigüedad se le adjudican a los ingenieros e inventores de la India, Persia y Siria. Particularmente el acero producido en Damasco, ciudad de Siria, gozaba de excelente calidad y prestigio mundial; hecho del cual los griegos daban fiel testimonio en el siglo 1ro a.n.e.

Se conoce actualmente que la estructura de un metal define sus propiedades elásticas, y por consiguiente, la amplitud y frecuencia de las oscilaciones de la hoja. Lo sorprendente es que estos elementos descubiertos en la era moderna eran desconocidos por los artífices del metal en Damasco, sin embargo sabían distinguir perfectamente la sonoridad del acero que producían.

El filo era otra de las cualidades distintivas del acero de Damasco; según sus creadores, un sable hecho de tal metal era capaz de cortar un pañuelo de la seda más fina en el aire y no se mellaba de un golpe contundente contra una varilla de hierro. Tales eran las propiedades de dichos sables que podían doblarse y luego enderezarse volviendo a su forma original.

Por mucho tiempo el secreto para forjar este metal se transmitió celosamente de generación en generación y no se develó a la luz pública, de modo tal que no se puede ubicar con exactitud la fecha de este descubrimiento ni sus protagonistas.

Deslumbrado por las cualidades del preciado metal Anósov se preguntó:

¿Será indescifrable el secreto de los antiguos artífices?

Del bisoño infeliz al destacado militar

Anósov nace en la actual ciudad rusa de San Petersburgo, donde transcurren sus primeros siete años de vida. Posteriormente su familia se traslada a la Perm y allí el niño encuentra una tragedia sin precedentes al quedar huérfano y ver destruido su hogar. Su abuelo, el destacado inventor y mecánico ruso L. F. Sabakin, se dedicó a cuidarlo y a velar por un futuro promisorio para ambos.

Transcurren cuatro años y el joven ingresa en la Academia Militar de Minas, en San Petersburgo, con una remuneración completa para sus estudios. Sus años de estudiante transcurren bajo el calor de la Guerra Patria contra Napoleón Bonaparte. Una vez concluida la contienda, renacen en el joven las esperanzas de progreso junto a su pueblo, convertido ahora en un enérgico oficial con excelentes resultados y marcadas intenciones de servir a su Patria.

Un sentido de vida

Al término de la época estudiantil Pável Anósov viaja a los Urales del Sur, específicamente a Zlatloúst, una antigua región metalúrgica rusa. Si reparar en el porvenir, comienza a trabajar fervientemente en posibles soluciones a los más variados problemas metalúrgicos que iban desde la concepción e implementación de mecanismos de extracción de minerales como el oro hasta la construcción de maquinarias.

Pasaba incontables horas dedicado al trabajo, prácticamente no salía de la ciudad, solo por motivos de trabajo viajaba en ocasiones a la capital. A la par de su labor como innovador austero recibió varias condecoraciones y reconocimientos en el plano militar. A los 35 años de edad recibe el grado de Coronel y los 41 el de General Mayor.

Simultaneaba eficazmente sus deberes militares y científicos, permitiéndole acreditarse como el primer metalúrgico científico ruso con un amplio conocimiento de los aspectos de la producción metalúrgica fabril y como un militar consagrado a su Patria.

Con el decursar de los años los intereses científicos de Anósov fueron creciendo, los cuales unidos a su intenso trabajo, lo condujeron al descubrimiento del secreto del acero de Damasco en Rusia, causa principal de su vida y fruto de su madurez creadora. Expone sus resultados más relevantes en el trabajo “Sobre los aceros damasquinos”, publicado en la Revista de la Minería y considerado un clásico de la metalurgia.

Hay que señalar que los trabajos de Anósov no constituyeron un descubrimiento, sencillamente fueron el resultado del intenso trabajo y la pasión por la ciencia de los metales quienes aproximaron al brillante científico hacia una relación directa con el acero damasquino descubierto en el Oriente Antiguo.

Muerte

En la primavera de 1859 Pável Anósov viaja a Omsk en funciones de trabajo y de repente cae gravemente enfermo. El 11 de Mayo, en una misiva a sus superiores, expresó “no sentirse en condiciones de cumplir con sus obligaciones de servicio debido a su grave enfermedad”. Dos días después murió.

De este modo Pável Petróvich Anósov deja una huella indeleble al redescubrir uno de los más preciados secretos de la metalurgia antigua, legando un espíritu constante de lucha para quienes se empeñan en obtener cada día mejores resultados científicos en función del progreso de la humanidad.

Fuentes

Golovanov, Y. (1986). Semblanzas de grandes hombres de ciencia. Moscú: Editorial Progreso.