Parque Nacional Barra Honda

Parque Nacional Barra Honda
Información sobre la plantilla
PNBH1.jpg
Concepto:Categoría de área protegida que goza de un determinado estatus legal que permite proteger y conservar la riqueza de su flora y su fauna, se caracteriza por ser representativa de una región fitozoogeográfica y tener interés científico.

Parque Nacional Barra Honda. Ubicado en la provincia de Guanacaste, en la Península de Nicoya, en la Cordillera Centroamericana. Representa miles de años de historia geológica. Posee una red de cavernas de formación calcaría. Creado el 20 de agosto de 1974.

Ubicación geográfica

Situado en la península de Nicoya, a 22 km al noreste de la ciudad del mismo nombre, en la provincia de Guanacaste , en la Cordillera Centroamericana. En las coordenadas de 10°10′30″N 85°20′00″O.

Ubicación en el mapa del Parque Nacional Barra Honda

Características generales

Predominan las calizas arrecifes del mioceno, que se elevan sobre las llanuras de colmatación del río Tempisque. Representa miles de años de historia geológica, los cuales han dado como resultado un amplio sistema de cavernas independientes con formaciones de estalactitas y estalagmitas.

Posee una red de cavernas de formación calcaría, las cuales han sido exploradas en un 50% por científicos y espeleólogos. En la actualidad, sólo la caverna Terciopelo está abierta al público, ya que presenta condiciones adecuadas para el descenso de visitantes no experimentados y es ideal para el turismo de aventura.

El parque está constituido por el cerro Barra Honda y otros cerros vecinos. Creado mediante Ley No. 5558, del 20 de agosto de 1974 y publicado en la Gaceta No. 165, del 3 de septiembre de 1974. Otro elemento importante de esta área, es su capacidad como reserva acuífera para las poblaciones que se localizan a su alrededor.

Importancia

Constituye el más importante sistema de cavernas descubierto hasta ahora en el país. El cerro Barra Honda, de unos 300 metros de altura, está constituido por calizas de tipo arrecifal, es decir, por antiguos arrecifes que emergieron debido a un sobrelevantamiento provocado por fallas tectónicas, desarrollados hace unos 60 millones de años. Estas formaciones arrecifales, fueron constituidas por algas calcáreas azules y verdes, además de foraminíferos, diminutos protozoos marinos cubiertos por una concha calcárea, esponjas y erizos.

Es una de las muchas colinas calcáreas de forma arqueada que se localizan en la provincia de Guanacaste, a ambos lados de la cuenca inferior del río Tempisque, y la única en la zona que según lo investigado hasta ahora posee cavernas grandes y con alto grade de decoración. Otro elemento importante de esta área, es su capacidad como reserva acuífera para las poblaciones que se localizan en su alrededor.

Recursos naturales y culturales

La Formación Barra Honda, de extensión reducida y muy local, data del Cretácico Superior y el Paleoceno, es decir, de hace unos 70-90 millones de años. Está constituida por calizas de agua somera muy recristalizadas, y la integran los cerros Quebrada Honda, Coyol, Corral de Piedra, la Cueva y Barra Honda. La sección basal de estos cerros está compuesta de areniscas y lutitas, mientras que las calizas están compuestas de dos partes: una inferior de un espesor de unos 100 mts. y una superior de unos 200 mts. La parte inferior está formada por calizas pobremente estratificadas, duras, de textura homogénea fina y de color blanco amarillento; y la superior tiene caliras estratificadas en capas espesor mediano o delgado igual y es igual a la inferior en textura y color.

Las calizas que integran estos cerros son de tipo arrecifal, es decir, son antiguos arrecifes de coral que emergieron debido a un solevantamiento provocado por el sistema de fallas del río Nacaome, localizado al oeste de Barra Honda. La topografía del cerro Barra Honda llama la atención por lo extremadamente escarpado de sus flancos particularmente en la parte sur y por ser plano en la cima.

Vista panorámica del Parque Nacional Barra Honda

Es también interesante indicar que durante mucho tiempo se creyó que este cerro era un volcán, por cuanto se confundían las grutas con chimeneas y el hedor del guano de los murciélagos con gases volcánicos.

Flora y fauna

Los bosques del área, que pertenecen a la zona de vida bosque tropical seco, transición a húmedo, han sufrido diversos tipos de alteraciones en el pasado por la acción del fuego del pastoreo y de la agricultura ocasional, pero una vez establecido el parque se inició un activo proceso natural de recuperación.

Las especies más comunes de árboles son el jobo el ron-ron, el tempisque, el ojoche, el peine de mico, el madroóo, el guácimo, el carne asada, el laurel, el indio desnudo, el guachipelín, la soncora el panamá, el cenizaro, el guanacaste, el gallinazo, el quebracho, el roble de sabana, el corteza amarilla, el pochote, el cocobolo, el cedro amargo, el ceibo y el poro-poro. Estas formaciones arrecifales, fueron constituidas por algas calcáreas azules y verdes, además de foraminíferos, diminutos protozoos marinos cubiertos por una concha calcárea, esponjas y erizos.

La fauna es también variada a pesar del efecto de la cacería y de la alteración del hábitat. Entre las especies presentes de mamíferos se encuentran el coyote, el cusuco, el saíno, los monos congo y cara blanca, el manigordo, el puma, el cusuco o armadillo, el venado, el mapachín, el pizote, el zorro pelón, el zorro hediondo, la urraca copetona, el zapayol o catano y el zopilote cabecirrojo, son algunas de las especies que se pueden observar en diferentes sectores del parque.

Las aves más notables son la pava crestada, la garceta grande, la garceta azul, la garcilla bueyera, el gavilán gris, el halcón peregrino, la chachalaca cabecigris, la codorniz vientrimanchada, la tortolita menuda, la paloma coliblanca, el perico frentianaranjada, el loro frentiblanco, la lechucita vermiculada, el colibri canelo, la viuda roja, el momoto cejiceleste, el carpintero picoplata, la urraca copetona, el chingolo, la lapa roja y el caracara cargahuesos.

Complejo de cavernas subterráneas

Barra Honda es el único parque en Costa Rica que cuenta con un complejo de cavernas subterráneas, aunque en el país existen otras cavernas muy visitadas, este es el único que cuenta con este tipo de formaciones.

En la actualidad, este parque cuenta con una cobertura de charrales y Tacotales, bosque secundario deciduo y 290 hectáreas de bosque siempre verde. Posee gran cantidad de orificios que se observan por todas partes. Estos pueden ser tan pequeños como para que sólo quepa un brazo, o de tamaño suficiente como para que varios hombres puedan descender al mismo tiempo. En algunos casos se notan huecos enormes, formados por el derrumbe del techo de alguna caverna. En casi toda la cima, y principalmente hacia el borde sur, se pueden ver sobre la superficie rocas de formas muy caprichosas, muy erosionadas y de filos muy cortantes, a semejanza de un cementerio de animales antediluvianos.

Es interesante que en algunas secciones del centro de la cima, conforme se avanza, los pasos van provocando una especie de eco, como el del sonido de un tambor. Hasta la fecha se han explorado 19 cavernas en total, todas ellas de desarrollo independiente y sin comunicación entre sí.

Cuevas que forman parte del complejo de cavernas subterráneas, es el único parque en Costa Rica

Las más interesantes por su profundidad o por las decoraciones que poseen son: *la Terciopelo (62 mt de profundidad),

  • la Trampa (110 mt),
  • el Perico (21 mt),
  • el Pozo 110 (110 mt),
  • el Pozo Hediondo (60 mt),
  • la Sima Ramón Canela (35 mt),
  • el Pozo de los Seis (220 mt),
  • la Santa Ana (240 mt) y
  • la Nicoya (30 mt).


Algunas de estas cavernas merecen comentarios especiales. La Terciopelo, por ejemplo, contiene algunas de las formaciones más raras encontradas, tales como helictitas huevos fritos, palomitas de maíz, champiñones y dientes de tiburón y es en general la que contiene mayor abundancia y belleza en formaciones. Para entrar a esta sima se requiere hacer un descenso vertical de 30 mt y luego bajar por una pendiente suave llena de formaciones masivas de estalactitas y estalagmitas, hasta una sala grande de singular belleza.

Una de sus formaciones, El cerro Barra Honda contiene un amplio sistema de cavernas independientes unas de las otras, de las cuales se han explorado 19. La caverna Santa Ana alcanza 240 metros de profundidad, constituyéndose en una de las más profundas.

Enlaces relacionados

Fuentes