Saltar a: navegación, buscar

Pinar del Río (municipio)

(Redirigido desde «Pinar del Rio»)
Pinar del Río
Información sobre la plantilla
Municipio de Cuba
Pinardelrio-map1.jpg
EntidadMunicipio
 • PaísBandera de Cuba Cuba
 • ProvinciaProvincia de Pinar del Río
 • Fundación10 de septiembre de 1867
Población (2015[1]) 
 • Total191 328 hab.
 • Pobl. urbana155 948 hab.
Gentiliciopinareño

El municipio Pinar del Río cuenta con una población de 193 417 habitantes al cierre del 2010, residentes en 81 asentamientos, concentrados (4 urbanos y 77 rurales), distribuidos en 18 Consejos populares, una densidad de 2,70 hab/ha. Es la capital de la provincia del mismo nombre.

Ubicación

Vista aérea del municipio de Pinar del Río.

El municipio de Pinar del Río se ubica aproximadamente en la porción centro-sur de la provincia, ocupando una superficie de 70 780 ha, es decir, el noveno lugar en extensión territorial con respecto a los restantes municipios de la provincia. Limita al norte con los municipios de Viñales y Minas de Matahambre, al sur con el golfo de Batabanó, al este con el municipio de Consolación del Sur y al oeste con los de San Luis y San Juan y Martínez.

Historia

Parque de Independencia del municipio Pinar del Río.

La ciudad de Pinar del Río transitó en su proceso de fundación por un largo período caracterizado por momentos de asentamiento

Parque de Independencia del municipio Pinar del Río.

Inicial definición de los rasgos de poblado y desarrollo urbanístico. Durante esos años los factores geográficos, económicos, políticos y sociales, religiosos y arquitectónicos posibilitaron conformar el núcleo poblacional más importante de Vueltabajo desde principios de siglo XIX.

Entre 1814 y 1839 se desarrollaron constantes litigios entre los propietarios por las tierras donde estaba el pueblo de Pinar del Río. Los tenientes gobernadores en diferentes momentos intervinieron para que a causa de estas contradicciones no se paralizara la venta de solares para el fomento del pueblo.

Las imperfecciones con que se distribuyó la propiedad de la tierra en los primeros siglos de la colonización implicó que los hatos y corrales colindantes con el de Pinar del Río recabaron como parte de sus terrenos el lugar donde se estaba formando el poblado señalado, de igual forma ni los reclamantes, ni los mismos habitantes podían demostrar quien había autorizado desde un primer momento la adjudicación de valores.

En el año 1827 el pueblo contaba con 45 casas. En 1847 tenía 128, habitantes, ya en el año 1850 habían 737 casas, con una extensión de más de 5 caballerías de tierra distribuidas en solares para viviendas comercio y otros fines.

El momento de mayor auge económico constituyó un factor de primer orden que incidió en el crecimiento acelerado del poblado de Pinar del Río a tal punto que el 6 de agosto de 1863 sus vecinos hacen la solicitud oficial del título de ciudad el que no se concede hasta el 10 de septiembre de 1867.. El real decreto de la Reina Isabel II con el que se oficializó el rang o de ciudad de Pinar del Río reconocía los grandes progresos alcanzados por los habitantes y todo Vuelta bajo, conocidos a nivel internacional por la fama de la mejor productora de tabaco del mundo.

Desarrollo del territorio

El desarrollo de la Ciudad de Pinar del Río comienza por la zona donde se encuentra el Río Guamá y se le da este nombre al sitio por este río y por los pinares existentes en sus márgenes por el Cabildo de la Habana el 19 de julio de 1641.

En sus inicios consistió en un primitivo vecindario que abarcaba un reducido número de viviendas construidas en las inmediaciones de los caminos Abajo y del Sur, hoy nombradas Gerardo Medina e Isabel Rubio.

El caserío situado en las márgenes del Río Guamá a finales del siglo XVII comienza a crecer y en el año 1750 ya consistía en un pueblo enmarcado por este río y por el Arroyo Galiano, y su punto culminante era el Parque de la Independencia donde se construye en el año 1764 el templo de la Parroquia del partido de San Rosendo de Pinar del Río.

Por su situación geográfica en el centro del territorio y la distancia relativamente corta hasta la Habana, se determina en 1787 trasladar la cabecera de la Tenencia de gobierno a Pinar del Río, pero aunque existía personalidad legal, los avances en el desarrollo urbano eran extremadamente lentos y en a finales del siglo XVIII Pinar del Río era un pequeño pueblo compuesto por veinte casas y su parroquia, todas techadas de guano. Diez años después, en el año 1813 se crea el ayuntamiento integrado por un alcalde, cuatro regidores y un síndico, el cual no llegó a organizarse ni funcionar. Durante el primer tercio del siglo XVIII el desarrollo de Pinar del Río continuó casi estacionario. En el censo realizado en 1819 arrojó un total de 2 318 habitantes.

A partir de 1826 es que se evidencia un desarrollo en este pueblo. Se construyen edificios que elevan su categoría social por la función que cumplen. Desde el 26 de junio de 1926 existía el primer periódico llamado "El Veguero". En 1827el pueblo contaba con dos calles, 45 casas y 260 habitantes.

En la década del 40 su desarrollo urbano es más significativo. Se termina el Paseo de la Alameda en 1843, y se coloca el reloj público. En el año 1845 se remodela el teatro provincial, construyéndose una instalación de tablas, el anterior era de techo de guano. Ya en 1847 el pueblo tenía 128 casas y en 1853 vivían en Pinar del Río 1 480 personas que habitaban 365 viviendas. Estas casas presentaban otras características, así como los inmuebles de uso público. Ya se utiliza la teja para la cubierta y algunos inmuebles se construyen con paredes donde se utilizan materiales más sólidos, aunque continúa el uso de la madera para estos elementos.

En 1856 se tiende un puente sobre el Río Guamá. Hasta el momento la comunicación de Pinar del Río con el resto de la isla se hacía a través de La Coloma por vía marítima. Con la construcción de este puente ya Pinar del Río tiene la posibilidad de comunicarse con otras poblaciones por vía terrestre. En el año 1859 existían 376 casas.

Es el 10 de septiembre de 1867 que se le concede a Pinar del Río el título de Ciudad por Orden Real. Esta concesión se conoce en Pinar del Río a mediados del mes de octubre. El carácter de provincia a Pinar del Río se le concede más tarde, el 9 de junio de 1878. Su capital es en la ciudad con el mismo nombre. Posterior a la concesión del título de ciudad, Pinar del Río continúa su desarrollo de forma más dinámica.

En 1878 se instala el telégrafo y en 1893 comienza el servicio de luz eléctrica. El ferrocarril llega hasta esta ciudad en enero de 1894. En 1898 Pinar del Río ya cuenta aproximadamente con 10 000 habitantes y el cambio de Gobierno tiene implicaciones en su desarrollo, ya que se hace necesario la construcción de inmuebles que apoyen esta actividad.

En los inicios del nuevo siglo se evidencia más el desarrollo de la ciudad, no tanto físico como social. Desde 1900 la ciudad crece de una forma intensiva, donde el ritmo de crecimiento de la población es mayor que el de crecimiento en áreas, alcanzando densidades mayores a los 100 hab/ha. La Ciudad presenta un crecimiento concéntrico con

niveles de ocupación del suelo altos. Esto nos revela que fuera posible la existencia un índice de hacinamiento alto. Desde ese año hasta la década del 50 esa densidad se mantiene. El ritmo de crecimiento poblacional guarda proporción con el crecimiento físico.

A partir de los años 50 los límites naturales de la ciudad comienzan a trasponerse por la burguesía y la clase media de alto poder adquisitivo. Se construye hacia el este, donde los terrenos son más altos y más frescos y tienen un alto nivel paisajístico. La zona sur se evita porque es más propensa a inundaciones por ser zonas más bajas. De la misma forma se traspone el arroyo Galiano hacia la carretera de San Juan, por la clase obrera. En 1911 se rotulan y se enumeran las edificaciones por primera vez. Terminando el año 1918 se ejecutaba un plan de construcción paseos públicos, y se construyen edificios públicos importantes, la mayor parte de ellos de dos plantas.

En el año 1920 había cuatro calles pavimentadas, Recreo (Isabel Rubio), Vélez Caviedez, Martí y Alameda. El resto de las calles eran de piedra o tierra hasta 1935 que se asfaltan las más céntricas. En las décadas del 40 y 50 se construyó el alcantarillado. En la primera, el año 1944, se rotulan las calles y enumeran las viviendas de nuevo.

Es de destacar que la Calle Martí desde Isabel Rubio hasta Rafael Morales existía actividad comercial, fundamentalmente de ropa. Ya se ubicaban en ella los únicos establecimientos que existían. También existían otros establecimientos como bodegas, farmacias, bancos, zapaterías y casas de viviendas. En años posteriores, hasta el año 1959, la actividad comercial crece y surgen nuevos establecimientos por toda la calle Martí, sumándose a ella las calles Rafael Morales, Vélez Caviedez y Recreo, lo que abarca hoy el actual centro comercial. Por datos estadísticos la provincia de Pinar del Río tenía una población en el año 1958 de 48 000 habitantes y la mayor parte habitaba la ciudad.

Tanto la tipología urbanística como la arquitectónica son más variables, conformándose barrios y zonas con características comunes.

Período revolucionario

En el período revolucionario la ciudad crece en dos direcciones principalmente, cruzando el río Guamá, donde se construye el grueso de viviendas, obras educacionales y de salud, y en dirección sur-suroeste donde se conforma la zona industrial continuando siendo la calle Martí la arteria principal de la ciudad y es donde se realiza la mayor actividad comercial y de servicios.

En el año 1972 se realiza un Pronóstico de Desarrollo de la Ciudad proyectándose un nuevo distrito de desarrollo de viviendas subdividido en cinco microdistritos y un nuevo centro de servicios como una extensión del actual centro tradicional.

El auge de las microbrigadas en el período 72-75 ayuda a que aumente el ritmo constructivo de viviendas en áreas planificadas para este desarrollo bajo un proyecto, con tipologías importadas y consumidoras de áreas, aunque predominen los edificios de 5 plantas.

También este movimiento propició la construcción de un gran número de instalaciones educacionales, industriales e infraestructura vial. También se construye infraestructura técnica que de respuesta a este crecimiento. En el año 1975 se construyó un nuevo acceso a la ciudad y se comenzó a ejecutar la autopista de Pinar del Río, que desde ese año hasta el 77 cubrió el tramo desde la calle Martí hasta el río Paso Viejo.

A partir del año 1979 la Ciudad comienza a crecer y una explosión de viviendas por esfuerzo propio origina barrios que adolecen de infraestructura que de respuesta a este crecimiento. Se continúa, además, con la construcción de viviendas por la vía estatal, cumplimentando un plan de viviendas que daría respuesta al crecimiento poblacional de cada quinquenio.

Con la caída del campo socialista y la desaparición del CAME, el ritmo de desarrollo se detiene y se toman nuevas alternativas para soluciones de problemas. Una de ellas es la construcción de viviendas de bajo costo, las cuales, de forma general, tienen incidencias negativas sobre el territorio.

A partir de este año, aunque el desarrollo ha ido lento, se sigue en la búsqueda de soluciones de problemas que, aunque no solucionan los más graves, dado a la necesidad de grandes recursos para ello, van mejorando en algunos puntos de la Ciudad las condiciones de vida de sus habitantes.

Mártires del Municipio Pinar del Río

Símbolos locales

Himno de Pinar del Río

Pinar del Río
región fecunda
donde Natura
vertió sus joyas
con esplendor.
Cuna de sabios
y de patriotas,
hecha a la prueba
a la abnegación.
Pinareño, valor,
de la ardua lucha
se recoge por fruto
la Victoria,
la conciencia de un pueblo
se ha hecho grande,
y ascenderá triunfal
hasta la gloria.
Pinar del Río
tierra olvidada,
la cenicienta
desventurada
no puede ser,
porque sus hijos
en lucha heroica
la harán hermosa
es un deber...
Pinareño, valor
de la ardua lucha
se recoge por fruto
la Victoria,
la conciencia de un pueblo
se ha hecho grande
y ascenderá triunfal
hasta la gloria...
Pinar del Río...
Pinar del Río...
Pinar del Río...

Historia del escudo de Pinar del Río

En el año 1916 y el embajador de Cuba en la ciudad de Washington DC (la capital de Estados Unidos), que entonces era el doctor Carlos Manuel de Céspedes y Quesada, hijo del Padre de la Patria, solicitó al gobierno de Pinar del Río un modelo de escudo de la provincia para que figurara en el edificio que para la representación cubana se construía en aquella época.

Escudo provincial de Pinar del Río, adoptado por Estatuto del Consejo.

Sin embargo, no es hasta el 20 de septiembre del siguiente año que el Consejo Provincial de Pinar del Río aprueba un modelo de escudo y se envía a Céspedes.

Este modelo aprobado fue confeccionado apresuradamente por Gregorio Díaz, profesor de pintura del Instituto de Segunda Enseñanza. Al poco tiempo se percatan que el diseño de este emblema no correspondía a los cánones de la heráldica, además de no ser un elemento representativo de la provincia, por lo que se hizo necesario hacer otro. Uno de los detalles que presentaba el primero era que en él estaban cuatro banderas cubanas, dos a cada lado que sobresalían detrás del mismo y sobre las que descansaba. Las banderas por ser atributos nacionales, solamente deben figurar en el Escudo Nacional, por eso, muchos de los eruditos de la época no estaban de acuerdo con el antiguo modelo. Por tal razón, en la sesión del Consejo Provincial celebrada el 17 de julio de 1927 llegó un mensaje del gobernador provincial en el cual se recomendaba la modificación del escudo. Junto al mensaje llegó un croquis del nuevo escudo y una descripción del mismo.

Este otro escudo presenta en primer lugar el río, a la derecha de su borde unas matas de tabaco, al otro lado un paisaje con sembrado de tabaco en el primer plano, detrás un pinar y por último en el horizonte, unas montañas. Todo pintado con los colores naturales. En cuanto a las alegorías: el escudo descansa sobre un pergamino dorado enrollado en sus cuatro ángulos que sostienen a derecha y a izquierda ejemplares de matas de tabaco de color verde y todo se sostiene sobre un haz de varillas anaranjadas atadas con cintas de color púrpura y en lo alto sostiene el gorro frigio de color bermellón, con la estrella de cinco puntas como emblema de la Patria. El escudo de la provincia fue diseñado por el pintor Esteban Valderrama de la Peña

Características

Geología

Predominan formaciones geológicas de edad reciente, fundamentalmente del Cuaternario, aunque al Noreste aparecen formaciones geológicas más antiguas que datan del Mesozoico (períodos Jurásico y Cretásico).

Geomorfología

Aunque el municipio es eminentemente llano -solo el 7% está constituido por montañas, presenta un relieve variado: hacia el Noroeste se encuentran las mayores alturas, destacándose el Cerro de Cabras con 425 metros SNM.

Al centro presenta valles y llanuras fluviales intercaladas con llanuras bajas, onduladas, ligeramente diseccionadas, suaves y medianamente colinosas, con presencia de terrazas que alcanzan alturas entre 10 y 60 msnm.

Hacia el sur aparecen llanuras más bajas (que van de 7 a 2 msnm), planas y parcialmente pantanosas.

En general aparecen de norte a sur las montañas ―al norte de la falla Pinar―, la zona premontañosa y las llanuras de origen marino (fluvio marino erosivas, fluvio marinas erosivo-acumulativas, fluvio marinas acumulativo-deltaicas y marinas lacustro-palustres).

Relieve Área (ha).  %
Llanuras bajas. 47 065 66,5
Llanuras medias. 17 145 24,2
Alturas. 4 903 6,9
Cayos. 1 667 2,4
Total 70 780 100,0

Suelos

Superficie acuosa. 4 968

Superficie poblacional constructiva. 5 225

Área Total Municipal 70 780

Están presentes en el municipio 9 tipos de suelos según la Clasificación Genética; ellos son:

Tipo Área ha  %
Ferralítico cuarcítico amarillo lixiviado 27 071 44,7
Arenoso cuarcítico. 7 730 12,7
Gley ferralítico 6 231 10,3
Aluvial. 5 698 9,4
Esquelético. 4 134 6,8
Pardo con carbonatos. 3 968 6,5
Ferralítico cuarcítico amarillo rojizo lixiviado 2 285 3,8
Fersialítico pardo rojizo. 2 580 4,3
Fersialítico rojo parduzco ferromagnesial. 890 1,5

Clima

Desde el punto de vista climático, la parte llana se extiende en el área moderadamente cálida y estacionalmente húmeda (con una estación seca regularmente intensa y prolongada). El régimen térmico prevaleciente es bastante homogéneo, aunque las precipitaciones y la humedad se incrementan en sentido latitudinal de Sur a Norte, debido al aumento de la convección hacia el macizo montañoso.

Hidrología

Presa Paso Viejo.

El régimen de drenaje no tiene dependencia directa del régimen de precipitación, sino que pueden distinguirse cinco zonas determinadas por el carácter del relieve y la litología, incrementándose hacia el Norte la acción y densidad del régimen fluvial y hacia el Sur la incidencia del mar, con una más cercana yacencia de las aguas subterráneas.

El po