Saltar a: navegación, buscar

Preeclampsia

Preeclampsia
Información sobre la plantilla
Preeclampsia1.jpg
Concepto:La preeclampsia es básicamente la subida de la tensión arterial durante el embarazo.

La preeclampsia-eclampsia, también conocida como toxemia del embarazo, es una enfermedad propia del embarazo humano que se caracteriza por un aumento de la tensión arterial de 140/90 mm Hg o más, que aparece en el embarazo después de las 20 semanas de gestación, en el parto o en los primeros días del puerperio y que desaparece en las primeras semanas del puerperio, se acompaña de proteinuria, en ocasiones puede aparecer edema en los miembros inferiores y en la cara, aunque no es indispensable para el diagnóstico. Esta enfermedad puede evolucionar a las formas graves donde aparecen las convulsiones y el coma. Después del parto desaparecen los síntomas en las siete semanas siguientes a éste, en el mismo orden en que fueron apareciendo.

La preeclampsia y la eclampsia son estadios de una misma enfermedad. La diferencia entre una y otra es que en la eclampsia además del agravamiento de los signos y síntomas de la preeclampsia aparecen las convulsiones y el coma.
Existen muchas teorías que se basan en que las causas pueden estar relacionadas a factores genéticos, alimentarios, vasculares, neurológicos, etc., pero ninguna de ellas ha llegado a confirmarse. Normalmente la preeclampsia se reconoce por la hipertensión arterial, aumento de peso y proteínas en la orina.

Definiciones de la Preeclampia

La Preeclampsia se define por la presencia de hipertensión acompañada de proteinuria, edema generalizado o ambos . Clásicamente se la define como leve o severa.

  1. Preeclampsia leve: Hipertensión arterial de al menos 140/90 mmHg en dos ocasiones, con seis horas de diferencia después de la semana 20 de embarazo y proteinuria significativa de > 300 mg en 24 horas, edema moderado y volumen urinario en 24 horas > 500 ml.
  2. Preeclampsia severa: Tensión arterial > 160/90 mmHg en dos ocasiones con seis horas de diferencia después de la semana 20 de gestación; TA sistólica > 60 mmHg sobre el valor basal; TA diastólica > 30 mmHg sobre el valor basal; proteinuria > 5g en 24 horas, edema masivo, oliguria (< 400 ml en 24 hs), síntomas sistémicos como edema pulmonar, cefalea, alteraciones visuales, dolor en hipocondrio derecho, elevación de las enzimas hepáticas o trombocitopenia. La aparición de una convulsión de tipo gran mal en pacientes con signos y síntomas de preeclampsia sin datos de traumatismos o enfermedad neurológica identifica a la paciente con eclampsia .

Riesgos de Preeclampsia en el embarazo

Mientras la preeclampsia se presenta en aproximadamente el cinco por ciento de todos los embarazos.
El riesgo de padecer una preeclampsia es mayor en las mujeres con embarazos múltiples, en madres adolescentes y en mujeres mayores de 40 años de edad. También se incluyen aquellas que tienen la presión sanguínea alta o enfermedades de los riñones. Cuanto al feto, la mayoría de las mujeres con preeclampsia dan a luz a bebés saludables. La preeclampsia puede prevenir que la placenta que es la que proporciona aire y alimento a tu bebé, obtenga suficiente sangre. Si eso ocurre, el bebé recibirá menos aire y alimento lo que podrá hacer con que el bebé nazca con bajo peso o con otros problemas.

Síntomas de Preeclampsia en el embarazo

obesidad síntoma de la preeclampsia
síntomas de la preeclampsia

Cuando la mujer embarazada padece de una preeclampsia, puede presentar síntomas como hinchazón de manos, cara, tobillos y pies, ganancia de peso exagerada, dolor de cabeza fuerte y persistente, algunos trastornos visuales, dolor en el abdomen superior, presión sanguínea alta, sangre en la orina, taquicardia, nauseas y vértigo, etc.

La preeclampsia pueden también alterar los resultados analíticos del hematocrito, ácido úrico, creatinina, y diferencial sanguíneo. Una prueba de orina puede demostrar si hay proteína presente en la orina de la mujer embarazada.

Evaluación de la Preeclampsia

  • Historia Clínica: para documentar factores de riesgo.
  • Examen físico: para buscar edemas, cambios en la TA, hiperrreflexia, clonus, cambios en la retina.
  • Laboratorio: Hemograma con recuento de plaquetas, uremia, creatininemia, hepatograma, coagulograma, ácido úrico, grupo sanguíneo y factor RH, clearence de creatinina, proteinuria de 24 hs.

Manejo de la Preeclampsia

La paciente debe ser ingresada en el momento en que se diagnostica la preeclampsia para estudio y tratamiento y debe permanecer ingresda hasta el momento del parto.

  1. Laboratorio y evaluación del peso: debe realizarse diariamente. Evaluación de la dinámica fetal. Monitoreo de síntomas como cefalea, alteraciones visuales y dolor epigástrico.
  2. El parto es el tratamiento de elección: el cual debe realizarse cuando el feto está maduro pero puede realizarse en forma temprana si la salud de la madre está en peligro o si hay evidencia de distress fetal. El parto está indicado cuando la paciente cumple con los criterios de preeclampsia severa. Betametasona 12.5 mg IM dos veces por día puede estimular la maduración de los pulmones fetales.
  3. Terapia antihipertensiva: está indicada sólo si la TA es persistentemente > 160/110 , es importante disminuir la TA hasta una diastólica de 90 a 100 mmHg porque la presión normal podría resultar en hipoperfusión de la placenta. Los diuréticos nunca están indicados, estas pacientes ya son hipovolémicas. Los IECA no deben ser usados durante el embarazo. Las medicaciones de largo plazo, incluyen alfa metildopa, atenolol, labetalol e hidralazina tab. 25 mg 2 a 4 veces al día.
  4. Terapia anticonvulsivante:

[*Profilaxis de las convulsiones: Está indicada en todas las pacientes pre-eclámpticas durante el trabajo de parto y el parto y por un mínimo de 24 hs luego del mismo. Algunos mantienen la terapia con magnesio hasta que comienza la diuresis. El Sulfato de Magnesio es la droga de elección. La dosis profiláctica es de 4 a 6 g de sulfato de magnesio en 3 a 5 min y continúa con 24g en 24 horas en infusión continua disueltos en 760 mL de dextrosa. [*Tratamiento de las convulsiones: Sulfato de Magnesio 1 g/min IV hasta controlar las convulsiones hasta un máximo de 4 a 6 g. El nivel terapéutico es de 4 meq/l. Toxicidad del magnesio: ausencia de reflejo patelar, debilidad muscular, parálisis respiratoria y depresión cardíaca, 10 ml al 10 % de gluconato de calcio puede ser administrada IV. La terapia con sulfato de magnesio continúa por lo menos 24 horas en el post parto, la terapia puede detenerse si la excreción urinaria es > 200 ml/h por cuatro horas consecutivas.
[*Prevención: 81 mg de aspirina diarios pueden ser administrados luego del primer trimestre en mujeres con hipertensión crónica o historia previa de preeclampsia, sin embargo la eficacia de esta indicación ha sido cuestionada.

Tratamiento de preeclampsia en el embarazo

En el caso de que la mujer embarazada tenga preeclampsia, la mejor forma de protegerse a si mismo y al bebé, es dar a luz. Si eso no es posible por el tiempo que tenga que el bebé, se puede seguir otros caminos para manejar la preeclampsia hasta que el momento sea más adecuado para el parto. Normalmente, esos caminos requieren reposo, seguimiento continuo del médico, medidas para disminuir la presión sanguínea, y el algunos casos puede ser necesaria la hospitalización. De todas formas, el médico evaluará el caso y determinará el tipo de tratamiento a seguir.

Véase también

Fuentes