Río Limay

Río Limay
Información sobre la plantilla
Rio limay anfiteatro.jpg
Longitud200 mts.


Río Limay. Río de grandes dimensiones, profundo, de gran caudal y colector prácticamente de todos los ríos de cuenca atlántica que figuran en esta sección.

Situación geográfica

Su largo original era de aproximadamente 450 km, pero la construcción de distintos embalses hidroeléctricos, como Alicurá, Piedra del Aguila, Arroyito y Chocón, mermaron considerablemente su longitud original.

Se extiende desde 200 m a ambas márgenes de la boca del río hasta el alambrado que delimita la estancia San Ramón.

Descripción

El sector bueno del río es el perteneciente a la costa de Neuquén entre 150 m arriba de los álamos hasta el puente de la ruta N° 234, con aguas bajas, también rinde una pequeña corredera que se forma en la costa de enfrente. El equipo más adecuado es un N° 6 ó N° 8 de 9 pies, shooting tapper de hundimiento IV ó VI (mejor con amnesia para un mayor índice de profundización y distancia), leader corto de apenas 60 cm ó 70 cm, o mejor aún uno de braided de tungsteno. En cuanto a las moscas, se llevan las palmas las Woolly Buggers, Matukas, Leonis Barbaus y Marabou Muddler atadas en anzuelos N° 2 al N° 6, fuertemente lastradas y en tonos oscuros. Este sector, salvo los meses más cálidos rinde en forma sostenida, aunque lo mejor es probar a partir de mediados de marzo ya que con mayor caudal la pesca se torna, sobre todo para aquellos que no la conocen, en demasiado sacrificada y engorrosa.

Partiendo de S. C. de Bariloche por la ruta Nac. N° 237 y doblando hacia la derecha, antes de cruzar el puente de la boca del Limay, un desvío de tierra de aproximadamente 1 km nos lleva hasta elalambrado que limita la estancia San Ramón. A partir de ahí se debe dejar el vehículo y se puede avanzar a pie, previo permiso, por un camino en buen estado que bordea el río por la derecha. Una alternativa que emplean los pescadores locales es el uso de bicicletas, para acceder más cómodamente a los pesqueros más rendidores, ya que estos son los más alejados.

Desde el puente del Limay hasta Rincón Chico el río se aleja de la ruta por aproximadamente 6 km. A partir de allí y hasta Confluencia la mayor parte del río, en su costa neuquina es fácilmente accesible desde la ruta. Entre ambos tramos, un punto recomendable es la desembocadura del Arroyo Chacabuco, al que se accede tras una caminata de cuarenta minutos por un camino de tierra que lo bordea por mano izquierda. En este punto es destacable una aclaración muy importante, la costa neuquina, por su accesibilidad, es mucho menos rendidora que los pesqueros de la costa rionegrina, mucho más inaccesible.

Justo en frente, pero en la costa nequina, esta la desembocadura del Arroyo Corral, el cual es un pesquero muy interesante sobre todo a principio de temporada, donde su caudal es máximo. Aguas abajo de Llanquin (el tramo más rendidor del río, sobre todo si dispone de una balsa) llega hasta el paraje La Lipela, otro sector donde también son frecuentes las grandes Marrones propias de este río, sobre todo a final de temporada cuando los reproductores remontan el río desde el embalse Alicura para desovar.

Acceso a la boca del río

El acceso a la boca del río Limay se realiza por la ruta Nacional N° 237, tras 16 km de marcha desde la ciudad de S. C. de Bariloche.

Vegetación

El entorno de este tramo es la típica transición entre el bosque andino y la estepa patagónica. Sus costas se encuentran bordeadas de sauces y michais, siendo en general más densa la vegetación en el sector neuquino. En los primeros 3 km o 4 km, el río corre parejo y sin mucha vegetación ribereña la cual se intensifica cada vez más, aguas abajo.

Peces

Los primeros brazos aparecen a partir de Rincón Chico y tienen su máxima expresión en el área de Villa Llanquin. Estos tienen la característica, a principio de temporada de albergar peces de buen tamaño (2 kg a 3 kg) y permitir el uso de equipos bastante livianos. El inconveniente reside en que son prácticamente inaccesibles desde costa imponiéndose en la mayoría de los casos el uso de balsas neumáticas para pescarlos eficientemente. En Rincón Chico los mejores pooles se encuentran hacia el final a partir de la curva grande que lleva al Chacabuco. El próximo pesquero destacable y tal vez el más conocido de este río, es el Anfiteatro. Una vez en Villa Llanquin, se nos presenta la próxima posibilidad de pescar costa rionegrina. Cruzando la balsa Maroma, se abren hacia ambos lados, sendos caminos de tierra en regular estado de conservación. En este caso, lo ideal es dirigirse por la derecha, aguas arriba, hasta el paraje denominado La Lonja. Este pesquero muy visitado por los lugareños, cuenta con la característica de poseer sectores profundos, de costas rocosas con gran declive y de correntada moderada. Estos hábitats se caracterizan por brindar capturas de gran porte, muy especialmente de truchas Marrones, siendo bastante frecuentes portes entre los 4 kg y 5 kg.

Técnicas de pesca y equipamiento

Este ambiente exige sobre todo a principios de temporada un equipamiento muy similar al utilizado en la parte del río correspondiente a la boca. A final de temporada y con la baja del caudal es posible intentar la pesca con secas o ninfas en los sectores más bajos, con líneas livianas como una N° 4 ó N° 5. Si bien la práctica con secas, no es muy recomendable, los modelos más rendidores son aquellos atractors como las Bombers o las Wulff en todos sus surtidos y atadas en anzuelos N° 6 al N° 12. No se trata de un río indicado para principiantes debido a que para lograr el éxito, se necesita un conocimiento del curso en profundidad y dominar técnicas de lanzamiento, que nos permitan lograr máximas distancias.

Caña de pescar

Sobre todo para principios de temporada se recomienda el uso de una caña apta para spinning mediano, de 2 a 2,4 m de longitud y nylon de 0,25 a 0,28 mm, los artificiales más rendidores son cucharas ondulantes de entre 20 y 28 g, jigs o voladoras entre N° 2 y N° 4 adosadas a pequeñas municiones para un mayor hundimiento. Con la baja del caudal correspondiente a final de temporada, son posibles de utilizar, equipos livianos y ultralivianos aunque siempre con una merma importante en la posibilidad de acceder a los mejores portes. Con respecto a ellos, lo ideal es intentar a la mañana bien temprano o en los últimos momentos del día con grandes artificiales articulados tipo Rapala o Rebel de entre 10 y 15 cm de longitud en colores oscuros, accionados en los sectores correspondientes a la cabeza y cola de spools. Esta técnica depara excelentes resultados en el sector inferior del río, entre marzo y abril, fecha que corresponde a la remonta de los gandes reproductores de trucha Marrón provenientes del embalse de Alicura, con portes que incluso superan los 6 ó 7 kg.

Fuente