Saltar a: navegación, buscar

Ramón Pereda Pulgares

(Redirigido desde «Ramón Pereda»)
Ramón Pereda Pulgares
Información sobre la plantilla
NombreRamón Pereda Pulgares
Nacimiento28 de agosto de 1893
Camagüey, Bandera de Cuba Cuba
Fallecimiento22 de mayo de 1947
Camagüey, Bandera de Cuba Cuba
Causa de la muerteAccidente automovilístico
NacionalidadCubana
CiudadaníaCubana
Alma materUniversidad de La Habana
OcupaciónMédico y político
Conocido porEl médico de los Pobres
TítuloDoctor en Medicina
Partido políticoPartido Revolucionario Cubano (Auténtico)

Ramón Pereda Pulgares. Médico y político cubano. Se recibió como médico en 1934. Hizo su vida política en las filas del Partido Auténtico. Su prestigio y popularidad le valieron la postulación auténtica para Alcalde de Camagüey en 1946, pero Tony Varona y otros dirigentes auténticos, apoyados por Carlos Prío y Ramón Grau San Martín lograron anular su candidatura.

Ante el insólito hecho, aceptó la postulación del Partido Socialista Popular. Durante la campaña contó con el apoyo de Eduardo Chibás, a quien se sumó en el empeño de organizar el Partido del Pueblo Cubano (Ortodoxo) en Camagüey. Murió en mayo de 1947 cuando el auto en el que viajaba junto con su hijo de doce años fue impactado por el gascar 713 en el Km 7 de la doble vía de Camagüey a Nuevitas. Su entierro se recuerda como una de las más grandes manifestaciones de duelo en la historia de la ciudad de Camagüey.

Síntesis biográfica

Nació en Camagüey en la calle Pobre No. 120 (antiguo), luego Olalla, el día 28 de agosto de 1893, en el seno de una familia humilde.

Era el penúltimo de 8 hermanos (Oscar, Erasmo, Mariana, Enrique, Juana, Ramón Agustín y Sarah). La mayor parte de su juventud la pasó en Cascorro, alternando con su estancia en Camagüey. Era un joven de especial carisma, de fuerte e impresionante personalidad que con extrema facilidad se rodeaba de amistades. Travieso, dicharachero, simpático, honesto, trabajador y honrado, fue querido por todos sin excepción. Combinaba su trabajo de tabaquero, o de Dóger, o de preparador de madera para aserrar, o de mecánico, con su afición a la guitarra y a las serenatas y canciones.

A los 25 años de edad era un hombre sin preparación académica ni poseedor de cultura, aunque sumamente educado, respetuoso y siempre alegre y dispuesto.

Resultado de sus amores con Antolina Rollán Serra, de Cascorro, le nace su hija Milagro en 1919. Esta niña moriría alrededor de los 3 años de edad, a causa de una meningitis que le proporcionó un coma urémico, según el diagnóstico de la época. Entonces decidió estudiar para graduarse de médico.

Comenzó a estudiar bachillerato por exámenes libres en el Instituto de Segunda Enseñanza de Camagüey en septiembre de 1921, a los 27 años de edad, graduándose el 21 de junio de 1924.

Con la ayuda de sus dos hermanos residentes en Cascorro, Erasmo y Oscar, comenzó a estudiar ]Medicina en la Universidad de La Habana en 1925. En 1930, cuando la universidad fue cerrada por la dictadura machadista, le faltaba un año para graduarse de médico.

Se graduó en abril de 1934, en la primera remesa después de la Revolución del 30. Aseguran personas que fueron muy allegadas a él que en ocasiones tuvo que dormir en el Parque Central por no disponer del dinero necesario para pagar un hospedaje, o viajar como boyero en trenes de ganado que iban hacia La Habana, a fin de ahorrar el equivalente del pasaje que tanta falta le hacía en La Habana.

Carrera profesional

Al terminar la carrera de Medicina trabajó como interno en el hospital Freyre de Andrade. Le propusieron quedarse trabajando en La Habana pero rechazó la oferta porque todo su anhelo era regresar a Cascorro para brindar sus servicios.

Fue designado Jefe de Sanidad en el término de Guáimaro, habiendo trabajado en Cascorro, Sibanicú, Elia y en la propia ciudad de Guáimaro.

Aunque se había especializado en obstetricia y ginecología, debido a las necesidades de la época, también ejercía la medicina general. En la rama de la ginecología era un verdadero maestro.

Carrera política

Nunca se le oyó hablar de política ni era dado a estas actividades, pero su enorme popularidad y las esperanzas que veían en él los desposeídos, lo llevó a estas lides, afiliándose al Partido Revolucionario Cubano (Auténtico), a cuyas filas fue atraído casi desde su fundación en 1934.

En 1942 fue candidato a Representante a la Cámara por el PRC (Auténtico), quedando de segundo suplente en la candidatura. En 1946 fue aclamado por unanimidad candidato a alcalde de la Ciudad de Camagüey por su partido.

En lo adelante, sobre Pereda caerían todos los dicterios de la calumnia. Lo pintaron como un anticristo, como un hereje y terror de la sociedad. La iglesia católica, aprovechaba el hecho de que Pereda hacía abortos para excomulgarlo y hacer la más sucia y traicionera de las propagandas. Pereda fue valiente en grado sumo recio y rebelde, a la vez que gallardo, cívico y prudente. Le hicieron todo tipo de ofrecimientos económicos y políticos para que renunciara a la postulación por el PSP y se mantuvo incorruptible. El PSP organizó la propaganda electoral con el tema: "Contra la imposición, Pereda alcalde".

Muerte

El 22 de mayo de 1947 alrededor de las 9:00 pm falleció víctima de un accidente, cuando el gascar número 713, en viaje desde Minas a Camagüey, alcanzó su automóvil en el kilómetro 7 de la doble vía de Camagüey a Nuevitas, cerca del Alambique.

La falta de la adecuada señalización ya había causado otros contratiempos. El mismo Pereda había reclamado ante las autoridades del gobierno para que esto se solucionara. Su auto fue arrastrado unos 20 metros sobre la vía ferroviaria, muriendo junto a su hijo Ramoncito, de 12 años de edad.

A la casa mortuoria situada en la calle Independencia No. 113 llegaron sin cesar condolencias de toda la provincia y de otras partes de la isla. El Colegio Médico Municipal y Nacional, el Círculo de Profesionales de Camagüey, el Ejecutivo del PRC (A) y otras agrupaciones de variadas tendencias convocaron a asistir al sepelio que a las 5:00 pm de aquel día 23.

En el desfile luctuoso participaron más de 20 000 personas expresando el mayor desbordamiento de sentimiento público que se hubiera conocido hasta ese momento en el territorio, más aún que en el sepelio del ilustre Patricio Salvador Cisneros Betancourt, Márquez de Santa Lucía.

El cortejo fúnebre llegó a la plaza Maceo, siguió por la calle del comercio, tomó Estrada Palma y luego Cisneros para salir a Cristo y de aquí al cementerio general. Las cadenas radiales emitían frecuentes informaciones de lo ocurrido y se declaraba día de luto en Camagüey.

Tributo póstumo

A los cinco días del fallecimiento de Pereda se creó en Cascorro un "Comité pro monumento a Pereda", para honrar al desaparecido mediante un obelisco que expresara el sentir del pueblo.

El 27 de mayo de 1947 se celebraba la reunión organizadora en local del club de Ajedrez Rosendo Romero de Cascorro. Surgieron comisiones para recaudar fondos en La Deseada, Jacinto, Martí y en el mismo pueblo. Se ubicaron alcancías en el bar juvenil, en el café de Vicente Álvarez Rivero. Se prepararon talonarios para la recaudación y periódicamente se fue chequeando la cuantía de lo recaudado y los demás pormenores de la obra que se emprendería.

Se contrato al escultor Orlando Penichet Perez de La Habana, para ejecutar la obra y el 22 de mayo de 1948, en el primer aniversario de su muerte, se develaba el obelisco con asistencia de Manuel Bisbé y Eduardo Chibás entre otras personalidades, además de sus familiares.

El Obelisco fue situado en la esquina occidental del pequeño Parque de Paseo de Cascorro, a la entrada del pueblo. La obra costo 1 666.70 pesos. Lo recaudado por el pueblo ascendió $1 678.79. Los 12.09 restante se emplearon en flores.

Eduardo R. Chibás y el Doctor Hugo Pedroso Rodríguez hicieron un resumen de la vida de Pereda y se hizo guardia de honor por aquellos que fueron su seguidores, sus pacientes, sus amigos y sus compañeros en la lucha por alcanzar justicias para los pobres frente aquella enorme maquinaria de explotación y miseria.

Fuente

  • Vázquez García, Humberto. El gobierno de la kubanidad. Editorial Oriente. Santiago de Cuba. 2005. ISBN 959-11-0482-0
  • Historia de Cuba, 9no grado. Editorial Pueblo y Educación,1989
  • Índice histórico de la provincia de Camagüey, Instituto del libro, 1970
  • Periódico El Camagüeyano, del 23 de mayo de 1947.
  • Eduardo R. Cibás, el adalid de Cuba, de Luis Comte Agüero.
  • Otras fuentes: Prof Ricardo Salazar Crespo.