Ricardo Bofill Pagés

Ricardo Bofill Pagés
Información sobre la plantilla
Ricardo bofill pages.jpeg
Elemento contrarrevolucionario de origen cubano
NacimientoMadruga, La Habana, Bandera de Cuba Cuba

Ricardo Bofill Pagés. Ex recluso contrarrevolucionario, asilado en la embajada de Francia durante unos seis meses. Salio de la sede diplomática por su propia voluntad en enero de 1987. Fue miembro de la organización contrarrevolucionaria Asociación Popular Cristiana y fundador del Comité Cubano Pro Derechos Humanos, del mismo corte. En el año 1983 realizó una campaña para llamar atención internacional presentándose ante organismos y sedes diplomáticas como un supuesto “prisionero de conciencia”.

Síntesis biográfica

Nació en Madruga, provincia Mayabeque. Ha rememorado sus años de juventud calificándose como “un pícaro de la calle”.

Vida política

Preso tras la huelga de abril de 1958, cumplió el papel de soplón del capitán Serafín, jefe local de la policía batistiana. Al triunfo de la revolución se coloca un brazalete de una supuesta organización estudiantil totalmente desconocida.

En 1959 se las arregla para “fundar” una entidad juvenil: los Exploradores Libres de Cuba. Imprime a su nombre bonos de 10, 20 y 50, pesos que vende entre comerciantes y vecinos de Madruga. Sorpresivamente desaparece con el dinero.

Labor contrarrevolucionaria

La llamada “disidencia” cubana es presentada en la prensa internacional como un grupo valeroso de “militantes de los derechos humanos”, cuya única preocupación es luchar a favor de una “democratización” de la sociedad cubana. Obra exclusiva de la Sección de Intereses Norteamericanos (SINA) de La Habana, la “disidencia” cubana goza de un reconocimiento mediático internacional únicamente porque se declara, por razones pecuniarias, opuesta al proceso revolucionario defendido por la inmensa mayoría de los cubanos. Su proyecto político es el de participar en la desestabilización de la nación, vigorosamente preconizada por Washington.

Acción Popular Cristiana

Es detenido en 1960, por sus actividades contrarrevolucionarias en la organización Acción Popular Cristiana. Es liberado por sus súplicas y su ofrecimiento voluntario de colaboración con los Órganos de la Seguridad del Estado.

Entre sus pillerías posteriores se encuentra el robo a la sacristía de la Iglesia de Madruga.

Microfracción

El dañino proceso se sectarismo asociado a la microfracción abre espacios a oportunistas como Bofill, que se convierte en el “supercomunista”. Se dedicó a producir y enviar documentos al exterior donde señalaba a la dirigencia cubana de poco confiable por tener una “extracción burguesa”, de “no ser suficientemente fiel a la ex URSS”. Al tiempo pedía a los gobernantes soviéticos y de Alemania Oriental “que ejercieran presión política y económica para forzar a Castro a estructurar un sistema marxista diferente”.

Derechos humanos

Mas adelante, sería una de las figuras principales utilizadas en la fabricación de falsos informes sobre supuestas violaciones de derechos humanos en Cuba, en apoyo a los esfuerzos de la administración estadounidense de Ronald Reagan dirigidos a imponer una condena a Cuba en los foros internacionales sobre la materia.

Campaña internacional

En 1983 inicio una campaña para llamar atención internacional. Se presentaba ante diferentes organismos y sedes diplomáticas como un supuesto “prisionero de conciencia”, realizando su primer intento frustrado de recibir “asilo político” a través de varias embajadas latinoamericanas. Ese propio año es recluido nuevamente en prisión por sus acciones contrarrevolucionarias.

Los periodistas franceses Renaud Delourme y Dominique Lous Nasplezes contactaron con él por encargo de Armando Valladares y de otros exreclusos contrarrevolucionarios, para concertar acciones de desprestigio internacional contra Cuba.

En la cárcel, prepara numerosos informes a las autoridades acerca de la conducta, posiciones y actos de otros prisioneros. En uno de estos informes “descubre” la farsa en ciernes del poeta-invalido convertido en “disidente”, el expolicía batistiano Armando Valladares. Hizo una carta donde manifestó su arrepentimiento y solicitó prisión domiciliaria o libertad condicional, por padecer de hipertensión. Pidió al gobierno revolucionario “hacer borrón y cuenta nueva”

En 1985 fue puesto en libertad, después de cumplir solo dos años de sanción. Rechazó todos los trabajos que se le propusieron y comenzó nuevamente a conspirar contra Cuba.

Asilo en embajada de Francia

En agosto de 1986 ingresa en la embajada francesa en La Habana, permaneciendo en ella hasta enero de 1987. Cuando la abandona por propia voluntad, se va caminando hasta su casa sin que alguien se fije en él. A los pocos meses, el grupúsculo contrarrevolucionario que encabezaba se ve debilitado, aún mas con la salida del mismo de Elizardo Sánchez Santa Cruz, como consecuencia de ambiciones por el poder y el dinero.

Abandona Cuba

Sin seguidores y totalmente desprestigiado tras haberse demostrado públicamente su catadura y que sus actividades eran dirigidas y financiadas por la Sección de Intereses Norteamericanos en La Habana (SINA) e incluso, que había traicionado a otros contrarrevolucionarios, salió de Cuba en octubre de 1988.

Otras actividades

Continúa participando activamente en las campañas mediáticas de manipulación contra Cuba en la esfera de los derechos humanos. Ha estado involucrado en proyectos contrarrevolucionarios con Hubert Matos y el agente de la CIA Carlos Alberto Montaner.

Una de sus fuentes de financiamiento y soporte económico ha sido Of Human Rights, agrupación creada por las organizaciones terroristas Abdala y Frente de Liberación Nacional de Cuba.

En entrevista realizada por los periodistas Hernan Calvo y Katlijn Declercq, publicada en su libro ¿Disidentes o mercenarios?, Bofill declaró:

"[...]el exilio y los americanos están dolidos por muchas cosas con los comunistas. ¿Acaso Castro no declaró la guerra cuando les quitó las propiedades a las grandes empresas y propietarios de tierras? Escuchen bien:!antes hace falta mas reacción de los exiliados y del gobierno norteamericano contra esos comunistas! Y entonces, ¿que creen que va a suceder si regresan?"
Ricardo Bofill Pagés

Fuente

  • Barredo, Lázaro - Rodríguez, Arleen: El Camaján. Ricardo Bofill Pagés. Editora Política ISBN 959-01-0555-6.
  • Elizalde, Miriam Rosa-Baez, Luis: Los Disidentes. Editora Política ISBN 959-01-0548-3