Saltar a: navegación, buscar

Robert Doisneau

Robert Doisneau
Información sobre la plantilla
Robertdisneaud.jpg
Nacimiento14 de abril de 1912
París, Bandera de Francia Francia
Fallecimiento1 de abril de 1994
París
Ocupaciónfotógrafo
Obras destacadasLa Banlieue de Paris, 1949

Los parisinos tal como son, 1954 Instantáneas de París, 1956 Perros de París, 1956 Pour que Paris soit, 1956

Robert Doisneau, 1981
PremiosPremio Kodak, 1947.

Premio Niepce, en 1956 y 1957.

Gran Premio Nacional de Fotografía en Francia,1983.

Robert Doisneau Fotógrafo francés 1912-1994

Biografía

Robert Doisneau nace el 14 de abril de 1912 en Gentilly (Val-de-Marne), y a los 14 años estudia el oficio de grabador litográfico, gracias al cual acaba haciendose cargo del estudio fotográfico del Atelier Ullmann y tomando sus primeras y tímidas fotografías con una cámara prestada. En 1931 comienza a trabajar como ayudante de André Vigneau, con quien entra en contacto con las vanguardias artísticas y un año más tarde compra su primera cámara fotográfica, una Rolliflex y comienza a retratar las calles de París.

El 25 de septiembre de 1932 vende su primer reportaje, sobre un mercado de segunda mano, en L'Excelsior y dos años más tarde, tras pasar el servicio militar, se incorpora como fotógrafo industrial en la fábrica de Renault de Billancourt, donde conoce al fundador de la agencia Rapho, Charles Rado. Ese mismo año se casa con Pierrette y se instala en Montrouge, en la que será su vivienda hasta su muerte.

En 1939 es despedido de Renault y poco después estalla la guerra. Son años difíciles en los que Disneau sobrevive como puede, pero la liberación de París le devuelve las fuerzas y sus fotos optimistas y populares le valen entrar a trabajar para la agencia ADEP, que deja desencantado al poco tiempo para incorporarse a la renacida agencia Rapho, para la que trabajará durante cerca de 50 años. Entre los años cuarenta, cincuenta y sesenta colaboró con varias revistas, entre las que destaca la revista Le Point, fundada por Pierre Betz, y su contrato de 1949 a 1953 con la revista Vogue.

Durante todo este tiempo nunca dejara de retratar los suburbios que le rodean, y dónde tan a gusto se siente, y en 1949, junto a Blaise Cendrars, publica "La Banlieue de Paris". En los años sesenta la fotografía de autor se vió relegada a un segundo plano por la televisión y la preferencia de la prensa por las imágenes neutras, lo que dejó a Doisneau más tiempo para regresar a las calles.

En 1970 se crea el festival Rencontres Internationales de la Photographie d'Arles, que abre una nueva etapa para la fotografía de autor, tanto en Francia como en el resto del mundo y cinco años más tarde acude como invitado. En 1982 el Centro Nacional de Fotografía francés edita un libro de bolsillo con la obra de Disneau, y a partir de aquí la fama le sonríe con varias menciones, exposiciones y otras distinciones.

Siempre estuvo atraido por el cine, y trabajó en la fotografía de varias películas para cineastas de la talla de, entre otros, Truffaut o Tavernier ("Un Domingo en el campo", 1984). También experimentó con el video y rodo varios cortometrajes y una película, "Les visiteurs du Square" (1992).

En las dos ultimas décadas su vida y obra han sido objeto de la vorágine de la prensa e incluso se han rodado varias películas sobre él, entre las que destaca "Bonjour Monsieur Doisneau" (1992), de Sabine Azéma.

Muere en París el 1 de Abril de 1994 y tras de sí deja premios y galardones, tales como el Premio Kodak (1947) y el premio Niepce (1956), libros, cortometrajes e instántaneas tan famosas como El Beso del Hôtel de Ville (1950), de su controvertida serie "Besos", o Los chicos de la Place Hébert (1957).

Inicios:

Comenzó a fotografiar objetos inanimados y pasó en seguida a realizar fotografías de la gente de París. el 25 de septiembre de 1932 L’Excelsior publica su primera fotografía. Trabajando en la fábrica de Renault le hace descubrir el mundo industrial. En la Segunda Guerra Mundial toma instantáneas del París ocupado por las tropas alemanas y realiza trabajos fotográficos retratando a científicos por encargo. Desde 1945 colabora con Le Point y se entra a formar parte de la agencia RAPHO.

Primer éxito:

En 1950, la revista Life encarga a la agencia RAPHO un reportaje sobre los amantes de París. De ahí saldrá la serie Besos y su obra más significativa: El beso del hotel de Ville. El trabajo recorre toda Francia y Estados Unidos con gran éxito, y le abre las puertas en el extranjero. En 1951 expone en el Museo de Arte Moderno de Nueva York.

Al abandonar Vogue en 1953 su trabajo fotográfico sufrió una crisis en los años sesenta y setenta. En esos años la fotografía sufrió una especia de eclipse. El número de publicaciones y exposiciones mermó y el medio se fue tornando cada vez más comercial y decorativo, con consecuencias funestas para la fotografía de autor. No será hasta 1979 cuando Claude Nori rescate a Doisneau publicando una retrospectiva de su obra en Tres segundos de eternidad. Tras ella, el Centro Nacional de Fotografía Francés edita un volumen de bolsillo con la obra de Doisneau. De este modo el fotógrafo recupero la gloria de antaño y las nuevas generaciones descubrieron su trabajo quedando maravilladas.

Resurgimiento y gloria:

A partir de entonces, exposiciones y distinciones (recibió el Gran Premio Nacional de Fotografía de Francia en 1983) se sucedieron ininterrumpidamente, convirtiendo al fotógrafo más modesto en una estrella de primer orden en los medios. Cine y televisión rivalizaban por tenerlos en sus pantallas. Sus libros, postales y posters se vendían por miles. Sin embargo, el éxito no causó efecto alguno en la naturaleza humilde de Doisneau, quien nunca abandonó la modestia que le ha caracterizado como ‘reportero para fines personales’. Tras varias incursiones en el mundo del cine, los últimos años de su vida los dedicó a la fotografía, retratando a artistas intérpretes y personajes famosos, y publicando libros con sus fotografías y textos de autores como Cabaña y Daniel Penca, quienes compartían su sentido del humor y su filosofía.

La Rolleiflex

El ojo de un tímido. Robert Doisneau era un tipo tímido, que comenzó a los 17 años a hacer fotografías a nivel del suelo: aceras, calles... Poco a poco, se atrevió con una lámpara y, después, con unos niños. Con esta Rolleiflex comenzó a dominar su timidez. Obligado a encorvarse para regular su visor, la cámara le tranquilizaba: "No es agresiva y permite un gesto de cortesía al tener que agachar la cabeza". La Rolleiflex fue su primera cámara y su calmante durante 39 años, hasta que la cambió por una Leica. Doisneau se levantaba muy temprano y recorría París para sorprender las imágenes furtivas de la calle, escenas inesperadas, algo curioso para un hombre al que no le gustaba mirar a la gente a la cara. "París es un teatro en el que se paga el asiento con el tiempo perdido. Yo me planto allí con mi pequeño rectángulo y espero", decía. Doisneau inmortalizó El beso del Ayuntamiento (1950) y fotografió a grandes estrellas y gente corriente. Prendado de una sonrisa, ese instante se convierte con su cámara en algo vivo y tierno. Supo encontrar con sus ojos de tímido la emoción por muy escondida que estuviera. "Mis fotos son casi todas de niños abandonados, porque la gente los adopta y los cría en su mente".

Publicaciones de obra gráfica

La Banlieue de Paris, 1949.

Los parisinos tal como son, 1954.

Instantáneas de París, 1956.

Perros de París, 1956.

Pour que Paris soit, 1956.

Robert Doisneau, 1981.

Películas dirigidas

Les Visitants du Square, 1992

Películas en las que fue director de fotografía

El silencio es oro, 1947. (René Clair)

París 1900, 1947. (Nicole Védrès)

Disparad al pianista, 1960. (Francois Truffau)

Un domingo en el campo, 1984. (Bertrand Tavernier)

Premios y galardones

Premio Kodak, 1947.

Premio Niepce, en 1956 y 1957.

Gran Premnio Nacional de Fotografía en Francia, 1983.

Véase también

http://www.elmundo.es/larevista/num188/textos/25.html

Fuentes

http://www.ciudadclick.com/robert-doisneau.htm

http://ireneroy.blogspot.com/2008/01/robert-doisneau.html