Saltar a: navegación, buscar

Semana

Semana
Lunes Martes Miércoles
Jueves Viernes Sábado
Domingo

La semana es un período de tiempo de siete días consecutivos.

Definición

Semana es un periodo de siete días consecutivos. El término tiene su origen en el latín septimāna.

Se cree que el surgimiento de las semanas de siete días está vinculado a los ciclos de las fases lunares (luna llena, luna menguante, luna nueva y luna creciente). Cada una de estas fases dura siete días (es decir, una semana).

Sus siete días son:

  1. Lunes
  2. Martes
  3. Miércoles
  4. Jueves
  5. Viernes
  6. Sábado
  7. Domingo

El nombre de los días de la semana, por otra parte, procede de los astros que observaban los antiguos astrónomos. Muchos planetas (como Marte o Saturno) eran considerados estrellas móviles por los expertos. La lengua portuguesa, en cambio, enumera los días según su orden (segunda feira, tercera feira y así sucesivamente).

Pese a que el estándar ISO 8601 establece que el lunes es el día uno de la semana, dicha concepción puede variar de acuerdo a la cultura. En países como Estados Unidos o Gran Bretaña, el primer día de la semana es el domingo. Sin embargo, mantienen la convención de considerar al sábado y al domingo como “fin de semana” (y, por lo tanto, no laborables).

La Biblia señala que Dios creó al mundo en seis días y descansó recién el séptimo. Esto también explica por qué la semana tiene siete días y permite entender por qué los judíos consideran al domingo como primer día de la semana (es el que sucede al sabbath de descanso).

Subdivisión artificial

Estos siete días contienen cada uno, en total, una cantidad de 24 horas. Aproximadamente cada cuatro semanas se forma un mes y doce meses a su vez son un año.

Sin embargo, con esta creación temporal es una noción artificial del hombre y, por lo tanto, no del todo perfecta, cada cuatro años se agrega un día más a la última semana del mes de Febrero por juntarse una cantidad de minutos suficientes y sobrantes como para formar un nuevo día. Esto se conoce como año bisiesto.

Esta división del tiempo sirve para poner una organización a la vida cotidiana. Así, la cantidad de días que componen a una semana tiene que ver con una división equitativa de horas para cada uno de ellos. Se considera que las primeras nociones escritas y documentales de la existencia de la semana nos llevan al siglo VI antes de Cristo, creación que se asigna a la cultura judía. Esta creación temporal sería luego aceptada por los romanos, musulmanes y, eventualmente por el mundo entero.

Otras formas de división

Otros pueblos más primitivos y muchos otros que quedaron por fuera del mundo occidental, no manejaron nunca su transcurrir temporal a partir de la división en días y semanas. Muy por el contrario, elementos de la naturaleza como la aparición del sol, la puesta del sol, el cambio de las temporadas y el crecimiento vegetal eran los que señalaban el comienzo o fin de un ciclo determinado. Muchas comunidades humanas no precisaron nunca saber si estaban en martes o miércoles, si eran las diez o las once de la noche porque, al igual que los animales, el tiempo era entendido como un transcurrir permanente de situaciones. Otras civilizaciones, como muchas de las que habitaban la América precolombina, también desarrollaron sus propios calendarios que versaban sobre otra organización temporal diferente a la occidental.

Equivalencias de otras unidades de tiempo en semanas

  • 7 días es una semana
  • Un mes son 4 semanas y 1/3
  • Un año son 52 semanas
  • Un siglo son 5.218 semanas
  • Un milenio son 52.177 semanas

Fuente

Enlaces externos