Venus de Willendorf

Venus de Willendorf
Información sobre la plantilla
250px
Es una figura obesa, de vientre abultado y enormes senos.
Datos Generales
País:Bandera de Austria Austria

Venus de Willendorf. Estatua de una mujer obesa desnuda, realizada en piedra. Esta famosa escultura, fue descubierta en Austria , en el año 1908.

Descripción

La Venus de Willendorf, es una estatuilla antropomorfa femenina de 20 000 o 22 000 años de antigüedad. La obra lleva el nombre del sitio a la vera del Danubio donde fue descubierta en 1908 por el arqueólogo austriaco Josef Szombathy.

Es una figura obesa, de vientre abultado y enormes senos, de unos 11,1 centímetros de alto, 5,7 de ancho y 4,5 de espesor con 15 centímetros de circunferencia y regordeta, fue esculpida monolíticamente en piedra caliza oolítica, pintada con ocre rojo.

Los brazos, muy frágiles y casi imperceptibles, se doblan sobre los senos; y no tiene una cara visible, estando su cabeza cubierta de lo que pueden ser trenzas, un tipo de peinado o una capucha, la cabeza se encuentra inclinada hacia adelante.

El abdomen posee un notorio hueco que figura al ombligo. El abultado pubis se expande sobre los gruesos muslos.

Aunque las piernas son anatómicamente muy acertadas las rodillas están juntas y los pies que no han sido representados (o se han perdido) estarían separados, terminando la escultura a la altura de los tobillos.

Venus de piedra

Son numerosas las estatuillas que han aparecido en diferentes yacimientos: Willendorf (Austria), Lespugue, Grimaldi y Tursac (Francia), Dolni Vestonice (República Checa), Savignano (Italia).

Existen unas características comunes a todas ellas, como cierta obesidad, gravidez, senos grandes, pubis muy marcado, brazos de pequeño tamaño, pies puntiagudos, cara inexistente… Pero siempre podemos hablar de gran exageración de los órganos sexuales. Parece que quieren transmitir cierta belleza, elegancia y aspecto juvenil. Más difícil es conocer el significado de estas estatuillas.

Algunos investigadores hablan de posibles representaciones de antepasados, de deidades, de la madre tierra, muñecas… pero la hipótesis más extendida sugiere que estas figurillas estén asociadas con la abundancia, la fecundidad y, por tanto, con la perpetuidad de la especie.

Interpretación de la Venus de Willendorf

Desde un primer momento, las características de la pieza, en la que la volumetría del abdomen y de sus atributos sexuales muy exagerados, hicieron pensar en una pieza con un claro carácter de culto a la fertilidad. De tal forma que se trataría de un amuleto o de una pieza con carácter votivo.

Pero también hay quien piensa que puede tratarse de la representación de una deidad vinculada al culto a la Madre Tierra; otros aluden a su corpulencia como una representación de un personaje de alto estatus social, y que por ende su representación podría aludir igualmente a un símbolo de prosperidad.

Secreto de su belleza

La Venus de Willendorf plantea una bonita interrogante sobre el concepto de belleza, pero no alude a un concepto estricto de belleza clásica ya sabemos que la belleza clásica es proporción entre el todo y las partes del cuerpo, así como una figuración que busca la simetría en el cuerpo y la perfección anatómica. Nada más lejos en esta Venus regordeta y desproporcionada en muchas de las partes de su figura.

Pero incluso así, la Venus de Willendorf es igualmente bella, en su propia desproporción, en su imponente volumetría, en su simplificación formal o en la misma abstracción de las formas, que alcanza su culminación en la solución que se consigue en el tratamiento de la cabeza, sin rostro y cubierta por un trabajo geométrico en el cabello, que tal vez tuviera su valor simbólico como peinado ceremonial. Aunque esta sería otra vez una visión de su belleza desde un punto de vista sensible.

La belleza real de esta pieza estaría en su valor como representación de la belleza ideal, en este caso de algo inmensamente valioso para el hombre del Paleolítico Superior y también, indudablemente, para el de cualquier época: el concepto de madre y mujer.

Conservación

La Venus forma parte de la colección del Naturhistorisches Museumen Viena. En agosto de 2008 el correo austriaco emitió un sello postal conmemorando el centenario de su descubrimiento.

Fuentes