Vitamina B5

Vitamina B5
Información sobre la plantilla
Vitaminad.jpg

Vitamina B5. La vitamina B5 o ácido pantoténico es una Vitamina hidrosoluble poco conocida de las que forman el ‘grupo B’, requerida para mantener la vida (nutriente esencial). El Ácido pantoténico es necesario para formar la coenzima A (CoA) y s ele considera crítico en el metabolismo y síntesis de carbohidratos, proteínas y grasas. En su estructura química es una amida entre D-pantotenato y beta-alanina. Su nombre deriva del griego <Pantothen>, que significa “de todas partes”, y pequeñas cantidades de ácido pantoténico se encuentran en casi todos los alimentos, con altas cantidades en cereales de grano completo, legumbres, levaduras de cerveza, jalea real, huevos, carne; también lo fabrican bacterias intestinales. Se le encuentra comúnmente como un análogo de alcohol, la provitamina pantenol y como pantotenato de calcio.

Las vitaminas del grupo B: algunas poco conocidas

Dentro de las vitaminas, las que se incluyen en el llamado ‘complejo vitamínico B’, ‘vitaminas del complejo B’ o vitaminas B, constituyen biomoléculas con trascendentales funciones en los seres vivos. Las más conocidas de ese grupo son las vitaminas B1, B2, B3, B6 y B12. Sin embargo, existen otras vitaminas de ese grupo, a veces menos conocidas, con una participación importante en el metabolismo de los organismos vivos, entre ellas están el ácido fólico o folacina (una coenzima necesaria para la formación de proteínas estructurales y hemoglobina), la biotina (vitamina que también sintetizan las bacterias intestinales, que participa en la formación de ácidos grasos y en la liberación de energía procedente de los hidratos de carbono), el [ácido pantoténico o Vitamina B5, la lecitina, la colina, el inositol y el ácido para-aminobenzoico (PABA). Una de ellas, el ácido pantoténico, está presente en casi todos los alimentos vegetales y animales. Es un dipéptido con importantes funciones en los organismos vivos que se compone de aminoácidos alifáticos, beta alanina y ácido pantoico.

Funciones

La vitamina B5 tiene un papel fundamental por ser imprescindible para elaborar coenzima A, una de las piezas claves más importantes del metabolismo. Interviene en la metabolización de los principios inmediatos de los alimentos; proteínas, hidratos de carbono y lípidos, o dicho de otro modo, sin ella no funcionaría el complicado sistema que transforma los alimentos en energía para poder vivir.

Gracias a la vitamina B5 se forma la hemoglobina, proteína formada por hierro que contienen los Glóbulos rojos de la sangre. En experiencias realizadas en el ser humano y animales, retarda la aparición de canas en algunos casos. La vitamina B5 estimula y regenera el crecimiento de piel, mucosas y uñas.

Interviene en la síntesis de sustancias grasas imprescindibles para la salud, como son: colesterol y fosfolípidos (constituyentes esenciales de la membrana de las células nerviosas) La vitamina B5 ayuda al sistema inmunitario a defenderse frente a las agresiones externas, su déficit disminuye la capacidad de resistencia a las infecciones.

Es imprescindible para que el cuerpo pueda sintetizar las hormonas suprarrenales (aldosterona, corticosteroides y estrógenos) El ácido pantoténico mejora la capacidad para resistir el Estrés debido a que aumenta y estimula el funcionamiento de las suprarrenales, glándulas situadas encima de los riñones encargadas de mantener un tono de vitalidad y alerta ante las situaciones que requieren un esfuerzo físico o emocional. Asegurarse de recibir todo el complejo de vitaminas B y una cantidad extra de ácido pantoténico ayuda a tranquilizarnos y a reducir el impacto nervioso de los baches difíciles de la vida.

Deficiencia

La deficiencia de ácido pantoténico es excepcionalmente rara y no ha sido ampliamente estudiada. En los pocos casos donde se ha visto la deficiencia (víctimas del hambre y ensayos voluntarios limitados), casi todos los síntomas pueden ser revertidos con el retorno o suministro de ácido pantoténico. Los síntomas de la deficiencia son similares a otras deficiencias de vitaminas del grupo B.

De mayor a menor incluyen fatiga, alergias, Náusea y dolor abdominal. En raras condiciones más serias (pero reversibles) se ha visto insuficiencia adrenal y encefalopatía hepática. Se han descrito sensaciones dolorosas tipo quemantes en los pies de pacientes voluntarios. La deficiencia de ácido pantoténico puede explicar sensaciones similares reportadas en prisioneros malnutridos de la guerra.

Precauciones

El ácido pantoténico aparentemente no es tóxico aún en dosis cientos de veces mayores que las recomendadas. Sin embargo, algunas personas pueden desarrollar diarrea o retener líquidos con dosis de diez gramos o más. Esta es una dosis más de mil veces mayor a la recomendada.

Dosis recomendadas

En los niños y niñas de hasta 6 meses de nacidos se recomiendan 2 miligramos (mg) diarios, de 6 meses a 3 años de edad 3 mg, de 4 a 6 años de 3 a 4 mg y de 7 a 9 años de 4 a 5 mg. De 10 años en adelante se recomiendan de 4 a 7 mg diarios tanto en hombres como en mujeres. Se requiere alguna cantidad adicional durante el embarazo y la lactancia. En resumen, la Vitamina B5 es muy beneficiosa para los procesos celulares y eliminación de hidratos de carbono y grasas del organismo. Los alimentos ricos en vitamina B5 son, sobre todo, el hígado de pollo, que es el que más cantidad proporciona de esta vitamina, el caviar, el queso, pescados como el salmón, la yema de huevo, los productos lácteos, el salvado de trigo, frutas como el aguacate o las fresas, frutos secos, brócoli, coliflor, jalea real, trigo integral, maíz y legumbres.

Fuente

Enlaces externos