Ailurofobia

Revisión del 12:42 3 abr 2019 de Javiermartin jc (discusión | contribuciones) (Texto reemplazado: «<div align="justify">» por «»)
(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Ailurofobia
Información sobre la plantilla
Ailurofobia.jpg
Clasificación:Fobia

Ailurofobia. Se define como un persistente, anormal e injustificado miedo a los gatos.

Etimología

La apalabra Ailouros es un término griego que significa gato y por Phobos cuyo significado es miedo o terror.

Raíces de la fobia

Normalmente el miedo al gato suele tener dos raíces:

  • Una menos grave que se traduce en poco más que intentar no acercarse a los gatos y pasar de ellos. Este leve miedo (o incluso desprecio) lo suelen tener las personas que no han conocido nunca bien a un gato, o que tienen supersticiones varias como la famosa mala suerte del gato negro a la que tantos temen. El hecho de no hacer caso al gato cuando entran en una casa a veces no sirve de mucho. Pero, de todos modos, este rechazo al gato suele ser fácil de llevar.
  • El problema recae en la otra raíz, que la sufren las personas que tienen auténtico temor a los gatos. Con solo acercarse a un gato, esta gente puede tener desde ataques de pánico, a dificultades respiratorias, sudores y taquicardia. El motivo de esta reacción frente a los gatos es la denominada ailurofobia.

Ailurofobia

Es una fobia muy común. Mucha gente sufre de este tipo de fobia y se siente incomprendida, ya que los gatos son animales normalmente inofensivos y gran cantidad de gente disfruta con su compañía.

Superstición

Durante la Edad Media, los gatos eran asociados a lo sobrenatural, las brujas y al demonio. Hay una creencia que dice que los gatos pueden predecir el tiempo, dándole un aspecto sobrenatural al gato. En algunos casos, la fobia se limita a los gatos negros (que se creían que eran brujas transformadas).

Causas

El miedo puede remontarse a una mala experiencia con un gato en la primera infancia, una edad impresionable donde un pequeño rasguño de un animal que intentaba defenderse de las manecitas inquietas del niño lo deje a éste marcado sensiblemente.

También hay mucha gente que manifiesta miedo a los gatos sin haber pasado jamás por ninguna mala experiencia, pero es un miedo que se ha trasmitido de generación en generación.

Síntomas

Una persona que sufre de Ailurofobia no puede soportar el tener a un gato cerca, y puede llegar a experimentar taquicardia, dificultades respiratorias, sudores y hasta ataques de pánico. El miedo también se puede activar al ver imágenes, videos o películas con gatos, dependiendo del grado de gravedad del trastorno en la persona afectada.

Tratamiento

Existe tratamiento para la Ailurofobia, generalmente se hace con una terapia psicológica para identificar la raíz del miedo, y se hace uso de una terapia de sensibilización o bien con la programación neurolongüística o sesiones de hipnosis. Es de mencionar que en los casos más extremos, donde puedan haber delirios y alucinaciones puede ser necesaria la visita a un psiquiatra, ya que podría relacionarse con alguna otra enfermedad mental y requerir de alguna prescripción médica.

Personajes famosos

Es curioso que la mayoría de personajes famosos que sufrieron esta fobia no son precisamente los más afables y buenos del mundo. Tal vez el huír de los gatos te hace ser más ambicioso y despiadado.

Véase también

Fuentes